Puerto Rico 28 julio 2022

El Centro Médico en Río Piedras atraviesa por una escasez aguda de técnicos quirúrgicos y otro personal especializado

No es un asunto nuevo, pero se ha agravado y afecta tanto a empleados como a pacientes

La escasez de técnicos quirúrgicos y otro personal en el Centro Médico, en Río Piedras, no es algo nuevo ni único del principal centro hospitalario del país. Sin embargo, hace varios días, se intensificó la crisis de empleados, lo que amenaza a los pacientes que llegan a recibir servicios de emergencia.

Ya no se puede operar en igual cantidad que antes. No hay personal de guardia, solo un técnico. Entonces, hay que elegir al paciente que esté más comprometido”, dijo uno de dos técnicos quirúrgicos que pidió no ser identificado.

Según estos técnicos, hace tres semanas, de madrugada, llegó al hospital una persona con un hematoma subdural (acumulación de sangre en el cerebro) que urgía operarse. Sin embargo, otro caso se declaró prioritario y la persona tuvo que ser operada luego.

“Se supone hayan tres técnicos de guardia, pero cuando están de vacaciones o enfermos queda uno. Si hay muchos casos hay que elegir”, indicaron.

La situación, dijeron, ha escalado principalmente por el bajo salario ($8.25 la hora). Esto ha provocado que muchos busquen empleo en el sector privado o en Estados Unidos, donde se les paga hasta $40 por hora.

“Ahora mismo, hay 25 casos de ortopedia que no se han podido hacer por la escasez de personal. Hay plazas, pero nadie las quiere por los bajos salarios y el riesgo. Éramos 80, ahora somos menos de 30 técnicos. Muchas veces no tenemos relevo y estamos siete a 12 horas en una cirugía, parados, sin comer. ¿Y si hay un accidente grande, tiroteo o masacre como la de La Tómbola que llegaron siete (pacientes a Centro Médico)? Si esto no se arregla en mes a mes y medio se van a ir más (técnicos). Da miedo”, dijeron.

Advirtieron que en negocios de comida rápida y tiendas el salario es mayor que el de ellos.

El doctor Humberto Guzmán, ortopeda pediátrico de Centro Médico, coincidió en que la falta de personal ha afectado la capacidad funcional de las salas de operaciones en los últimos tres años.

“No tengo ningún problema en los hospitales privados operando. En todo Puerto Rico y el mundo, hay dificultades para reclutar gente, pero estos problemas en Centro Médico llevan años. Retiraron personal vital y hemos perdido una capacidad grande de operar”, dijo. La situación ha provocado que pacientes que se preparan para ser intervenidos no puedan operarse y tengan que cancelar cirugías de emergencia.

“El lunes, había 29 pacientes para ortopedia y llegaron dos técnicos por el día feriado. Solo se operó a uno”, dijo.

Resaltó que urge que, a estos empleados, se les aumente el salario mínimo, pues en otros empleos fuera de la salud consiguen mejores ingresos.

“Sin uno de los elementos (técnicos, enfermeras, etcétera) no se puede operar. Son muchas excusas y van cambiando con el tiempo. Con la dificultad de servicios, pacientes y técnicos buscan alternativas en Estados Unidos o aquí, en lugares que les pagan más. Un gerente de una tienda gana más. Además, esto limita el número de cirugías realizadas y se afecta el taller académico”, dijo.

El licenciado Jorge Matta González, director de la Administración de Servicios Médicos, confirmó esta semana la escasez de este personal, aunque indicó que lo mismo ocurre en otros hospitales del país.

El funcionario dijo que se están revisando las escalas salariales de sus empleados para hacerlas más competitivas.

Gerson Guzmán, presidente de la Unión General de Trabajadores (UGT), señaló que la escasez de personal en el Centro Médico es amplia y abarca también a técnicos de farmacia, terapia respiratoria y ortopedia.

Advirtió que las escalas salariales son “extremadamente bajas y de miseria”. La escala base, dijo, está en $1,341 al mes. Esa paga, señaló, no es suficiente ni va a tono con el costo de vida.

Agregó que hace 12 años los empleados allí no reciben un aumento y que, actualmente, están negociando el convenio colectivo de los empleados, por lo cual urgió la necesidad de hacer un estudio y un plan de clasificación y retribución.

“Lo que han hecho (hasta ahora) es poner parchos”, lamentó.

Fuente: elnuevodia.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario