Puerto Rico 06 abril 2022

El Departamento de la Familia urge por más trabajadores sociales

La secretaria de la agencia, Ana González Magaz, solicitó que se aumente el presupuesto

Carmen Ana González Magaz, secretaria del Departamento de la Familia, aseguró que a pesar de los continuos esfuerzos de reclutamiento, la agencia tiene vacantes alrededor de 150 plazas para trabajadores sociales y 323 para técnicos de familia.

Según indicó, el departamento cuenta con 879 trabajadores sociales, quienes atienden tanto a niños como a adultos mayores. Estos empleados, de acuerdo con las declaraciones ofrecidas por la secretaria y otros funcionarios en la vista pública de presupuesto realizada ayer, son necesarios para la implementación del programa federal Family First, para prevenir la separación de las familias y proveer servicios en distintas regiones del País.

González Magaz informó que desde hace un año la agencia ha promovido a través de las redes sociales y en ferias de empleo las convocatorias abiertas, pero “la respuesta ha sido terriblemente pobre, a pesar de todos los esfuerzos de reclutamiento”.

“Necesitamos muchos recursos. Por eso otras alternativas, como las universidades”, añadió la secretaria, quien adelantó que Familia empezará con el reclutamiento mañana en la Universidad de Puerto Rico (UPR).

La titular de Familia destacó que con la contratación los universitarios tendrán la primera experiencia laboral profesional. Señaló que el salario base de estos empleados es alrededor de $1,344 mensuales, pero los nuevos reclutas podrían comenzar en $1,770.

González Magaz expuso que el gobernador Pedro Pierluisi autorizó crear 190 plazas adicionales de trabajadores sociales para el próximo año fiscal y que cuando entre en vigor el nuevo Plan de Clasificación y Retribución, en 2023, el sueldo base será de $1,983.

A preguntas de EL VOCERO, la secretaria explicó que el salario base ha sido uno de los obstáculos para el reclutamiento y que también tiene que resolver otros problemas que entiende pudieran minar el interés de las personas, como el estado de las instalaciones físicas de la agencia y la seguridad.

“Lo que es seguridad, ya tenemos desarrollado un acuerdo colaborativo con el DSP (Departamento de Seguridad Pública) para que (los trabajadores sociales) vayan acompañados si es un área en la que se sienten inseguros”, declaró González Magaz.

Además, sostuvo que la agencia trabaja con el aspecto socioemocional de los empleados —como el ‘burnout’ o desgaste— mediante jornadas de salud.

Jenibeth Sánchez, secretaria auxiliar de Recursos Humanos, indicó que por cada trabajador social que la agencia nombra pierde 1.4, lo que representa un patrón de renuncias de 140%.

En octubre del año pasado, Familia solicitó a la Junta de Control Fiscal (JCF) la asignación de $6 millones para la contratación de trabajadores sociales, pero solo fueron aprobados $2.5 millones.

Peticiones presupuestarias

González Magaz indicó que la petición presupuestaria consolidada para el próximo año fiscal asciende a $3,149.5 millones, una diferencia de $478.8 millones en comparación con el presupuesto vigente, de $2,670.6 millones. La diferencia se desglosa entre $22.3 millones de recursos provenientes del Fondo General y $456.5 millones en fondos federales.

El aumento se registra tanto en la Oficina de la Secretaria como en la Administración de Familias y Niños (Adfan), la Administración para el Sustento de Menores (Asume), la Administración de Desarrollo Socioeconómico de la Familia (Adsef) y la Administración para el Cuidado y Desarrollo Integral de la Niñez (Acuden).

Según la secretaria, la petición presupuestaria podría ser mayor y explicó que quiso ofrecer un número razonable. No obstante, el presidente de la Comisión de Hacienda del Senado, Juan Zaragoza, insistió en la existencia de métricas para medir el uso de los fondos porque “tres billones de pesos es un montón de dinero y se lo dice un secretario que tuvo 15 en su cuenta”.

“No quiero que me malentiendan. Ustedes están pidiendo 3,100 millones de pesos. Tiene que haber un mínimo de medición y rendición de cuentas. A eso es a lo que quiero que nos movamos. Eso es un planteamiento típico del gobierno, ‘lo que yo hago no se puede medir’, pues entonces no me pidas presupuesto”, exclamó Zaragoza. A solicitud del senador, los funcionarios desglosaron el estado de las dependencias que dirigen.

Adfan proyecta un aumento de gastos en el programa de cuido prolongado para adultos mayores. Mientras que Adsef informó que necesita reclutar 500 técnicos de asistencia familiar porque los empleados tienen una carga de trabajo de 1,207 casos, cuando el estimado recomendable es de 500 a 600.

Acuden tiene 17,000 niños registrados en el programa de cuido, un aumento de los 8,000 que tenía el año pasado y que se debe a la ampliación en los servicios a los hijos de primeros respondedores. En el caso de Asume, la entidad tiene 179,136 casos activos.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario