Puerto Rico 03 enero 2022

El gobernador frena la propuesta legislativa para quitarle las escoltas a Ricardo Rosselló

Así lo anunció el representante popular Orlando Aponte Rosario

El gobernador Pedro Pierluisi Urrutia emitió un veto de bolsillo a un proyecto legislativo que tenía el efecto de eliminarle el derecho a tener escolta al exgobernador Ricardo Rosselló y a su familia.

Así lo anunció el presidente de la Comisión cameral de lo Jurídico, Orlando Aponte Rosario, en un comunicado de prensa emitido esta mañana. El legislador popular acusa a Pierluisi de "cubrirle la espalda" a Rosselló, quien renunció al cargo en agosto de 2019 tras revelarse su participación en un chat de Telegram donde surgieron comentarios ofensivos.

Las investigaciones sobre el polémico chat no pasaron a mayores en el Departamento de Justicia ni en la Oficina de Ética Gubernamental, ambas entidades dirigidas por funcionarios que designa el gobernador y con apoyo de la Legislatura.

“Con el problema que tenemos en la grave alza en la criminalidad, el ausentismo en las filas policiales y la limitación de recursos en el gobierno, es insólito que el gobernador Pedro Pierluisi le haya dicho al País que prefiere seguir destinando fondos públicos y oficiales del Negociado de la Policía para brindarle proyección a Ricardo Rosselló, quien no pudo terminar su mandato y renunció por razones harto conocidas”, expresó Aponte Rosario.

El veto de bolsillo es el término que se aplica cuando el gobernador no toma acción al recibir un proyecto aprobado por la Legislatura y se vence el término para ser firmado. De esta manera, la ley simplemente no existe y el gobernador no está obligado a explicar las razones o explicaciones para no haberla firmado.

Si la Asamblea Legislativa quiere insistir en el mismo, puede volver a radicar la medida.

El proyecto, aprobado en Cámara y Senado, enmendaba la "Ley para Conceder una Anualidad Vitalicia y otras Facilidades a Ex-Gobernadores" para lograr dos cosas: que no se pueda considerar como exgobernador a un primer ejecutivo que haya renunciado al cargo -como ocurrió con Ricardo Rosselló- y que se prohíba al comisionado de la Policía asignar o proveer escoltas a cualquier exgobernador que no cumpla con alguno de estos requisitos.

Según la medida, para que un ex primer mandatario pudiera recibir el servicio de escoltas, este no podía haber sido destituido o renunciado al cargo.

En cambio, el proyecto sí mantenía las escoltas a otros exgobernadores como Alejandro García Padilla, Pedro Rosselló y Luis Fortuño.

Los exgobernadores Sila M. Calderón y Aníbal Acevedo Vilá habían avalado el proyecto de ley e insistieron en que las escoltas no son necesarias. Ambos exmandatarios no utilizan este servicio porque renunciaron al mismo.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario