empleos 16 septiembre 2021

Subsidiarán el 50% del salario mínimo de los trabajadores de la agricultura

La ayuda se produce en momentos en que se necesitan unos 14,000 trabajadores para atender las próximas cosechas en Puerto Rico

El Departamento de Agricultura destinó $18 millones provenientes de la Administración de Desarrollo de Empresas Agropecuarias (ADEA) para subsidiar el 50% del salario mínimo de los trabajadores agrícolas, informó hoy, miércoles, el secretario de la agencia Ramón González Beiró.

“Nosotros en julio emitimos una orden administrativa a esos fines y la Junta de Supervisión Fiscal nos pidió examinarla. Ahí estuvimos un mes y pico en reuniones casi semanales hasta que la semana pasada nos aprobaron la orden con los cambios de un lado y del otro”, explicó el secretario en entrevista con El Nuevo Día.

El subsidio podrá solicitarse en las oficinas regionales de la agencia. Si cualifican, un agrónomo visitará las fincas trimestralmente para asegurarse de que los empleados están trabajando. Igualmente, las empresas deberán someter un informe trimestral con información sobre sus obligaciones patronales, como el pago de Seguro Social y Seguro por Desempleo.

González Beiró aseguró que la mayoría de las fincas de Puerto Rico pagan $7.25 por hora, pese a que el salario mínimo agrícola asciende a $5.25 por hora. El subsidio contempla el posible aumento del salario mímimo estatal a $8.50 por hora desde enero 2022.

“Estamos hablando de que cuando el salario mímimo aumente de $7.25 a $8.50 estaremos reembolsando $4.25 por hora trabajada”, explicó. “El patrono que quiera pagar por encima del salario mímino podría hacerlo hasta $10 por hora porque le vamos a pagar gran parte de ese salario. Los vamos a tener en mejor posición para pagar y tener acceso a mano de obra”.

Cuestionado sobre si este subsidio convertirá a la agricultura en una industria atractiva para los trabajadores, el secretario se mostró confiado en que sí. Sin embargo, aceptó que persiste poco interés por el trabajo agrícola, a la vez que reconoció que espera que el fin de las ayudas por desempleo en la pandemia redunde en un aumento de trabajadores en la industria.

“Nos hacen falta de 8,000 a 10,000 obreros adicionales para cosechar en el sector del café, que está comenzando la cosecha este mes. Necesitamos, por lo menos, 4,000 personas adicionales para la primera gran cosecha luego del huracán María. Todos esos árboles que se sembraron después de María se van a estar cosechando a partir de este mes. Es una necesidad de mucha gente y estamos compitiendo con la construcción y otros sectores”, indicó. “Estamos a la espera de que se agoten esos dineros (de las ayudas por la pandemia) y ver si la gente toma consciencia de que tienen que trabajar”.

Ante la escasez de mano de obra, González Beiró reveló que al menos siete fincas cuentan con mano de obra extranjera proveniente de países como Guatemala, Colombia, República Dominicana y México. Mientras, entre siete a ocho fincas están a la espera de obreros extranjeros para sostener su operación.

Pese a que el funcionario no pudo precisar cuántos trabajadores agrícolas del extranjero hay en Puerto Rico, sostuvo que se trata de “unas cientos de personas, no estamos hablando de miles”.

La mano de obra extranjera es posible por una visa otorgada a través del Programa federal H-2A que, según la página web del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés), “permite que empleadores o agentes estadounidenses que cumplen con requisitos reglamentarios específicos traigan extranjeros a los Estados Unidos con el propósito de llenar puestos de empleos temporales en la agricultura”.

“El problema más grande que (las fincas) enfrentan es el acomodo de estas personas (los obreros extranjeros) cuando vienen y el cumplimiento de esos lugares donde se van a hospedar. Estamos mirando a través del departamento y los municipios cómo podemos accedar a unas facilidades adecuadas”, resaltó.

Aparte del subsidio para el salario mínimo, González Beiró aseguró que recientemente desembolsaron $29.6 millones en incentivos que le correspondían a los agricultores por los pasados años, pero que no recibieron “por falta de voluntad y deficiencias”.

Fuente: elnuevodia.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario