13 enero 2020

Entregan fondos a municipios afectados

Gobernadora descarta trasladar refugiados fuera de la región sur

PONCE — La gobernadora Wanda Vázquez entregó ayer partidas de $2 millones —provenientes de la Reserva del Fondo de Emergencia— a seis de los municipios más afectados luego de los eventos sísmicos registrados en la zona suroeste. A su vez, descartó que el gobierno fuera a desalojar a los miles de refugiados en zonas cercanas a los epicentros para llevarlos a otras partes de la Isla.

Las declaraciones de la mandataria surgieron en el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) de la Ciudad Señorial, luego de una reunión con el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, varios jefes de agencia y los alcaldes de Ponce, Guayanilla, Guánica, Peñuelas y Yauco.

“Hoy (ayer) le entregamos un cheque de $2 millones para que cada alcalde pueda trabajar en su municipio”, precisó Vázquez, quien además dijo haber seleccionado a un jefe de agencia para que trabaje de coordinador entre los municipios y el gobierno estatal. Según se precisó durante la conferencia, el Fondo de Emergencias estatal suma unos $260 millones.

Vázquez explicó que entre los refugios municipales y los refugios satélites que se han levantado en el suroeste del País se estima que albergan a cerca de 4,471 refugiados hasta el momento. Sobre las recomendaciones que han hecho varios expertos —como el geomorfólogo José Molinelli— para desalojar a estos refugiados lejos del área de los sismos, dijo no estar de acuerdo.

“Ningún refugiado quiere ser movilizado a otro pueblo. No podemos movilizar a estas personas de una forma deshumanizada; ellos están bien y rodeados de sus familiares. No se les puede obligar, según se den las circunstancias uno puede hacer estas movilizaciones, pero en este momento ese no es el caso”, indicó Vázquez.

A preguntas de EL VOCERO, la primera ejecutiva reafirmó que las inspecciones de las estructuras de escuelas e instituciones carcelarias como Las Cucharas, en Ponce, están realizándose con rigurosidad por los ingenieros. Detalló, además, que ningún empleado público regresará a trabajar a una estructura que no esté en condiciones óptimas.

La gobernadora enfatizó que cada decisión de su gobierno durante la emergencia sísmica ha estado respaldada por información fidedigna y por su equipo de expertos. Estableció que hasta el momento las pérdidas en los municipios han sobrepasado los $110 millones.

Disminuyen los temblores

Por su parte, el ingeniero José Martínez Cruzado, del programa de Movimiento Fuerte de Puerto Rico, indicó que la cantidad de eventos sísmicos había disminuido durante el día de ayer. Agregó que la falla en donde ocurren actualmente estos temblores no es de gran tamaño, como para significar la energía necesaria para un terremoto de gran magnitud.

Según las estadísticas, en el día de ayer un temblor de magnitud 3 o mayor tenía una probabilidad de 99%, un terremoto de magnitud 5 o mayor tenía un 68%, un sismo de 6 o mayor tenía la probabilidad de un 11% y uno de 7 o más apenas llegaba a 1%.

Sentimientos encontrados

Por otra parte, el alcalde de Yauco, Luiggi Torres —quien abandonó el pasado jueves una reunión con la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), frustrado por los procesos burocráticos del ente—, explicó a este diario que luego de ese día todavía los escollos se mantienen.

“Siguen los mismos escollos para poder adelantar las ayudas federales a nuestros municipios”, indicó. Agregó que durante la reunión se le prometió la creación de un campamentos o “tent city” para su municipio en 24 horas.

Mientras que la alcaldesa de Ponce, María “Mayita” Meléndez, mencionó que estaba satisfecha con el trabajo logrado en su municipio y elogió el desempeño de la gobernadora ante los eventos sísmicos.

La alcaldesa informó a EL VOCERO que el secretario del Departamento de Educación, Eligio Hernández, le había notificado que hasta ayer un 90% de las escuelas de su municipio había sido inspeccionado.

“Yo no pongo un hijo mío en una escuela que no esté certificada. Quiero ver los papeles y la certificación de esas escuelas”, sostuvo Meléndez.

En Ponce hay 800 personas en refugios oficiales y 1,200 en albergues improvisados por las personas que tuvieron que abandonar sus hogares.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Deja tu comentario