Puerto Rico 26 mayo 2022

Evalúan instalar detectores de armas en las escuelas públicas del País

Analizan la propuesta desde antes de que ocurriera la masacre reportada el martes en Texas

Ante el aumento en los incidentes de tiradores activos que se han reportado en las escuelas de Estados Unidos y que han culminado con la muerte de maestros y decenas de estudiantes, el Departamento de Educación (DE) ausculta la posibilidad de instalar sistemas de detección de armas de fuego en los planteles escolares del País.

En entrevista con EL VOCERO, el comisionado de seguridad, César González, dijo que esta es una propuesta que se está analizando desde antes que ocurriera la masacre reportada el martes en la escuela primaria Robb de Uvalde, Texas, donde un joven de 18 años asesinó a 21 personas, de las cuales 19 eran estudiantes y dos maestros.

“Ese es un proyecto que estamos viendo. Hemos analizado varios (sistemas). Estamos identificando cuál (sistema) es el más adecuado para nosotros, pero esto viene desde mucho antes de que ocurriera el incidente en Texas”, expresó González.

El funcionario añadió que tan pronto se identifique un sistema que vaya acorde con las estructuras de la agencia, entonces se le presentará la propuesta al secretario de Educación, Eliezer Ramos Parés, para que se pueda tomar una determinación final.

“Esto conlleva un proceso de identificación de fondos y de realizar un proceso de competencias (subastas), pero estamos identificando varias alternativas que están implementadas en Estados Unidos para llevarlas a cabo. Esto sería luego de presentarle la propuesta al secretario”, afirmó González, a preguntas de este medio.

A la fecha, en Puerto Rico no se ha reportado un incidente de tirador activo dentro de una escuela pública o privada. Tampoco se ha intervenido con estudiantes que tengan dentro de una escuela un arma de fuego.

González añadió que las escuelas públicas son seguras y que el personal -incluyendo los directores escolares- han sido adiestrados para trabajar este tipo de escenario de tiradores activos. Abundó que el plan de emergencia de las escuelas fue actualizado en 2018.

“Las escuelas son seguras y más allá de ser seguras, se han practicado los simulacros, están mucho mejor preparadas que hace muchos años. Hemos integrado simulacros que están dirigidos también a lo que es el manejo de tirador activo”, expresó.

En el pasado han surgido iniciativas legislativas para la instalación de detectores de metales en las escuelas públicas, pero han sido rechazadas por el propio Departamento y sectores de la comunidad escolar.

Más oficiales de seguridad

Asimismo, adelantó que la agencia reclutará 800 oficiales de seguridad para las escuelas de cara al próximo año escolar, que inicia en agosto. “Nos dirigimos a reclutar personal adicional para escuelas que hemos identificado, que necesitan unos recursos por aumentos de matrícula”, sostuvo González.

En ese sentido, precisó que, antes de 2019, en las escuelas públicas del País había 856 oficiales de seguridad, mayormente uno por cada plantel, pero que ahora la agencia tiene unos 4,135 oficiales asignados a los planteles. Aseguró que la cantidad de guardias asignados ahora varía de acuerdo a la matrícula que tiene cada plantel escolar.

Tres casos de menores con fotos de armas

Aunque en las escuelas no se han reportado incidentes, sí se han recibido confidencias de estudiantes que han subido fotos a sus redes sociales en posesión de un arma de fuego. Uno de los casos más sonados fue el de un estudiante de la región educativa de Bayamón, pero González explicó que se le brindó ayuda y la Policía procesó el caso. Los otros dos casos que se han identificado fueron con estudiantes de la región educativa de San Juan.

Agregó que en los procesos de registro que hacen, los directores escolares han ocupado armas blancas, como cuchillos y navajas. Recordó que la Ley 85-2018 de Reforma Educativa facultó a los directores escolares a realizar procesos de registros aleatorios, siempre y cuando haya una sospecha de que se pudiera cometer un acto delictivo.

A su vez, añadió que hubo un aumento en el uso de cigarrillos electrónicos, una modalidad que no solo está teniendo gran auge en el mercado, sino que también ha llegado a las escuelas. “Ha habido un aumento de consumo en los planteles”, dijo González.

Implementan vigilancia con cámaras de seguridad

De igual manera, indicó que la agencia cuenta con un sistema de vigilancia virtual en los planteles, que se implementó luego del alza en los reportes de escalamientos y vandalismo, pues ocurrían entre siete a diez incidentes durante fines de semana.

“Tenemos el 100% de las escuelas cubiertas con este sistema y se han reducido en un 98% lo que son los incidentes. De siete a diez se redujo a uno a dos incidentes mensuales”, dijo González, al mencionar que, según los datos actualizados al mes pasado, se han procesado sobre siete personas por intento de cometer escalamientos en las escuelas.

Impacto emocional de masacres

De otro lado, la doctora Gretchen Seda, quien dirige el Programa de Psicología Escolar de la Universidad Carlos Albizu, abundó sobre el impacto emocional que tienen las masacres escolares en la población, principalmente estudiantes y maestros. “El impacto emocional es evidente. Va a crear mucha ansiedad, va a crear crisis”, sostuvo.

Mencionó que aunque en la Isla no han ocurrido masacres escolares como la de Texas, al tener los puertorriqueños familiares en la diáspora, también hay un impacto. “Así que puede crear miedo de ir a la escuela, incertidumbre, inseguridad, que son todas reacciones que ocurren cuando hay un tipo de crisis como esta de violencia en las escuelas”, explicó Seda.

Añadió que, cuando este tipo de incidente ocurre, es importante que se desarrollen canales de comunicación -dependiendo del nivel escolar en el que se encuentra el menor- para poder manejar la situación. A modo de ejemplo, mencionó que cuando se trata de un estudiante de nivel elemental, lo recomendable es que no se brinden detalles.

“Si no que, más bien, vamos a trabajar e identificar quién en la escuela es el adulto que te puede proteger o quién en la casa es un adulto que le puede proteger (cuando ocurren situaciones como estas). Por ejemplo, maestras que están en su salón hogar, el guardia de seguridad en la escuela, el director. O sea, darle ese ser humano, ese adulto, que los va a proteger. O sea, ayudarlos a identificar a alguien”, abundó.

Asimismo, mencionó que se pueden presentar detalles que generen seguridad al menor e instó a que se realicen más simulacros de tiradores activos dentro de las escuelas para que los estudiantes estén preparados. “Hay que ser bien cautelosos con estos tipos de simulacros también, porque no queremos que se haga un simulacro que provoque crisis, sino para que conozcan dónde se deben dirigir, qué deben hacer”, dijo.

Agregó que, como parte de los ofrecimientos de la universidad y las clínicas correspondientes, hay estudiantes que acuden a las escuelas para brindar talleres. Los ciudadanos interesados pueden comunicarse a la universidad al (787) 725-6500 o acceder a la plataforma digital, donde pueden llenar un formulario y obtener mayor información sobre las clínicas.

Reclaman que el Senado apruebe medida

Por su parte, la senadora del Partido Nuevo Progresista (PNP), Keren Riquelme, urgió aprobar el Proyecto del Senado 645, el cual ordena el desarrollo e implementación de del Plan de Prevención, Acción y Mitigación de Tiradores Activos en todas las facilidades gubernamentales, incluyendo escuelas y hospitales.

“Este es un proyecto importante, que desde que se radicó la mayoría del Partido Popular Democrático no lo ha atendido con la urgencia que amerita. Los trágicos sucesos de ayer en una escuela elemental de Texas deben servir como catalítico para tomar mayores medidas de seguridad en nuestros planteles escolares y una de esas el plan de acción ante un tirador activo. Por eso pido que el Senado baje a votación esta medida de inmediato”, señaló.

La pieza legislativa ordena al Departamento de Estado, en conjunto con el Colegio Universitario de Justicia Criminal, el Negociado de la Policía de Puerto Rico, el Negociado de Bomberos, el Departamento de Justicia, Educación, el Departamento de la Familia, el Departamento de Salud, la Universidad de Puerto Rico (UPR) y otras agencias a desarrollar el mencionado plan.

El proyecto fue radicado el 14 de octubre de 2021, pasó a la Comisión de Seguridad Pública y Asuntos del Veterano, el cual rindió un informe positivo sobre el mismo el 18 de enero de este año. Desde entonces, la medida se encuentra en la Comisión de Reglas y Calendario esperando ser bajada para votación.

“Las situaciones de tiradores activos son impredecibles y evolucionan rápidamente. Los primeros minutos en este tipo de situaciones, son esencialmente importantes para preservar vidas. No obstante, los representantes del orden público pueden tardar en arribar a la escena. A menudo los incidentes se desarrollan durante 10 a 15 minutos, antes que los representantes del orden público y personal especializado se presente a la escena para detener el tiroteo y mitigar el daño a las víctimas”, añadió la legisladora.

Riquelme destacó, además, que el representante José ‘Memo’ González es el autor de la Resolución Conjunta 38-2019, la cual ordena al Departamento de Seguridad Pública en coordinación con el Departamento de Educación desarrollar protocolos para atender situaciones en las que hay un tirador activo en escuelas.

“Cónsono con la iniciativa del compañero, nuestro proyecto expande los lugares para que todas las agencias del gobierno, sea hospitales, departamentos como Hacienda, Familia y Transportación y Obras Públicas, donde frecuenta nuestra gente para buscar servicios, tengan protocolos al día para lidiar con un tirador activo”, sostuvo la senadora.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario