Puerto Rico 18 noviembre 2021

Expertos en política lamentan la pugna entre la Legislatura y el Ejecutivo por nombramientos

Analistas señalaron que la falta de acción sobre designaciones realizadas por el gobernador le hacen daño al país

Las disputas entre la Legislatura y La Fortaleza por más de una treintena de nombramientos para puestos claves en el Ejecutivo y en la rama Judicial pone en evidencia la falta de madurez política que existe en la administración gubernamental de Puerto Rico, coincidieron hoy varios analistas políticos.

“Ya pasó el primer año y todavía se está pajareando con nombramientos y con el proceso de confirmación. Este país solamente se gobierna dos años y medio porque el resto es politiquería, campaña política. El tiempo se va, y no se gobierna. Vamos para el segundo año (de este cuatrienio) y el país en crisis”, manifestó el analista político y exsenador Orlando Parga.

El exvicepresidente de Senado argumentó que el proceso de “consulta y consentimiento” que la Constitución otorga a la Cámara alta para evaluar la gran mayoría de las designaciones del primer ejecutivo no debe ejercerse para obstaculizar el funcionamiento del gobierno.

“El gobierno compartido precisamente es el modelo donde se prueba la madurez y la capacidad democrática de un pueblo, porque una Asamblea Legislativa donde hay legisladores de diferentes partidos, para aprobar una ley tienen que convencer al otro de que la ley es buena. Ese ejercicio demuestra madurez política. En las dos experiencias contemporáneas que hemos tenido, nos dicen que no sabemos usar las herramientas de la democracia, que no sabemos demostrar a un contendiente que una alternativa es buena para Puerto Rico”, expresó Parga.

El martes en la noche, en el último día de la sesión legislativa ordinaria, el gobernador Pedro Pierluisi retiró 36 nombramientos que había presentado desde julio, luego que el Senado no actuara para dar o no su consentimiento a estos. Esta mañana, el mandatario renominó a nueve de esos funcionarios a los mismos cargos y formalizó el nombramiento de Eliezer Ramos Parés como secretario de Educación en propiedad. Además, Pierluisi adelantó que se propone presentar, nuevamente, muchos de los nombramientos que retiró.

El analista político y abogado Ignacio Rivera, por su parte, lamentó que el Senado ni siquiera haya celebrado vistas públicas para discutir los nombramientos de funcionarios como el comisionado de Seguros, Mariano Mier, o el principal ejecutivo de Innovación e Información del Gobierno (Prits), Enrique Volckers Nin.

“Me pregunto si tenemos la capacidad de gobernarnos. Esto del Senado de mirar para el lado y no considerar los nombrados por el gobernador es un síntoma mucho más allá de la política chiquita, es un síntoma de un país que no ha logrado tener la madurez como nación”, sostuvo Rivera.

Tanto el presidente del Senado, José Luis Dalmau, como el portavoz de la mayoría, Javier Aponte Dalmau, han indicado que alertaron al gobernador que existen dudas en torno a varios nombramientos, es específico Volckers Nin y Mier. Dalmau reiteró hoy que fue el caucus del Partido Popular Democrático (PPD) el que decidió que no se atenderían la inmensa mayoría de las nominaciones del Ejecutivo que quedaban pendientes ayer a la 1:00 p.m.

“Si usted tiene información de nominados del gobernador, si tiene información que impiden su confirmación, pues dele la información al gobernador... Pero aquí, nunca dicen. La sospecha es... y no dicen. Es una extorsión política. Eso no es el proceso constitucional de consejo y consentimiento, tienen que darle la oportunidad a cada nominado para presentar sus credenciales y que se defiendan”, argumentó Parga.

Rivera coincidió en señalar que no dar espacio a los nominados a responder preguntas en vistas públicas es un asunto de “política chiquita”.

“Tiene derecho a aprobarlos (los nombramientos) o no aprobarlos, pero no dejarlos en la nube del espacio”, apuntó Rivera.

El analista indicó que lo que procedía era evaluar a los candidatos, derrotar los nombramientos —si existen cuestionamientos con los funcionarios— y el mandatario no atendía esos señalamientos.

Tanto Parga como Rivera lamentaron que se usen como balón político nombramientos de tal envergadura como el secretario de Educación y una decena de nombramientos judiciales. En el caso de Educación, Pierluisi nombró dos secretarias en propiedad que no fueron confirmadas en la pasada sesión legislativa. En esta sesión legislativa, que comenzó en agosto, se negó a realizar un nombramiento en propiedad debido a la cantidad de designaciones que la Cámara alta no había atendido.

Parga también tronó contra el interinato de Nino Correa como jefe del Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres, ya que legislación presentada el cuatrienio pasado impide que ocupe el cargo en propiedad debido a que no cumple con la preparación académica requerida.

“Lo más que me espanta es el trato que le han dado a Nino Correa. Aquí, en toda la historia de la humanidad, hay autodidactas que se han destacado, que han logrado éxitos extraordinarios. Él es uno”, sostuvo el exsenador del Partido Nuevo Progresista.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario