11 enero 2022

Faltan 408 empleados docentes en las escuelas del País

Educación está contratando maestros, consejeros y trabajadores sociales para el regreso a las clases presenciales

Para garantizar que los estudiantes puedan retomar las clases presenciales en este semestre escolar, el Departamento de Educación (DE) debe llenar 408 vacantes docentes, que incluyen las 213 solicitudes de retiro procesadas al 31 de diciembre.

La información fue confirmada a EL VOCERO por el secretario de Educación, Eliezer Ramos Parés, quien aseveró que “los procesos están corriendo” para llenar estas vacantes. Detalló que la meta es que para el próximo 18 de enero, cuando el personal docente inicia labores, todas las vacantes estén cubiertas.

Para Ramos Parés la cifra de vacantes son “un número manejable” y “no hay nada extraordinario”, por lo que auguró que no trastocará el inicio de clases preliminarmente pospuesto hasta el 24 de enero. Las vacantes incluyen maestros especializados, ocupacionales, educación Montessori, especial, elemental y superior.

También hay vacantes para trabajadores sociales y consejeros profesionales, ambos en la categoría de personal docente.

Ramos Parés informó que el pasado 31 de diciembre fueron procesadas 213 solicitudes de retiro de maestros.

Señaló que aunque se habían sometido “muchas más”, las solicitudes se retiraron porque no cumplían con los elementos o porque los docentes determinaron quedarse.

“Algunas de estas vacantes están en proceso de ocuparse porque ya pasaron procesos de convocatoria y están en el proceso con la región para poderse llenar, pero responden a estas mismas 213 plazas. Igualmente, otras plazas de personas que están por licencia, que están por destaque, que están en funciones administrativas o que renunciaron no por retiro, sino que optaron por estar en otro lugar trabajando”, detalló el funcionario a este medio.

Sobre las gestiones que está haciendo la agencia para llenar las vacantes antes del inicio de clases, Ramos Parés explicó que “se han estado publicando convocatorias directamente desde las regiones educativas y se ha estado revisando en términos de aquellas personas que les interesa entrar a trabajar al departamento, que van y entregan documentos y pasan por el proceso (de contratación)”.

De acuerdo al secretario, si la persona interesada cumple con los requisitos para la plaza a la que aspira, se le nombra de manera inmediata.

Cifra relevante

213

La cantidad de maestros que se acogieron al retiro al pasado 31 de diciembre.

“El número que hay no es un número fuera de la norma para esta época. Hubo muchas solicitudes de retiro, pero muchas se revirtieron y esto también pasa muchas veces. Los maestros típicamente tienen dos momentos en los que se pueden acoger al retiro, el 31 de diciembre y 30 de junio”, sostuvo.

Según el calendario escolar y los ajustes que se han hecho ante el aumento en los contagios con el covid-19, el personal docente del sistema de enseñanza pública comienza el 18 de enero, mientras que los estudiantes deben iniciar el 24 de enero.

La matrícula estimada para el segundo semestre es de 252,000 estudiantes.

En el aire puestos de difícil reclutamiento

Mercedes Martínez Padilla, presidenta de la Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR), advirtió en declaraciones a EL VOCERO que además de los puestos vacantes por motivo de renuncia, retiro, licencias o destaques, hay escuelas que nunca llenaron plazas.

“Tenemos por ejemplo, la Escuela Papa Juan XXIII, en Bayamón, que tenía nueve plazas vacantes para diciembre del año pasado, desde que inició el semestre. Se trata de categorías que son de difícil reclutamiento, que no se habían podido llenar”, informó la líder magisterial.

Algunas de esas plazas, expuso, son de docentes en materias de inglés —elemental e intermedia—, educación especial —salón recurso y a tiempo completo—, física, química, matemática secundaria y cursos vocacionales y ocupacionales.

Martínez aseguró que otro aspecto que perjudica el reclutamiento de docentes en el Departamento de Educación (DE) es el escaso salario de los educadores.

“Eso nos conlleva a hacerle un llamado a la Legislatura para que se apruebe finalmente el Proyecto 513 de la Cámara (PC513)”, expresó.

El proyecto de ley propone que el salario base de los maestros del sistema público comience en los $2,700 mensuales. Según el trámite legislativo, espera por acción de la Cámara de Representantes, luego de que el 6 de diciembre, el pleno lo devolviera a las comisiones de Hacienda y Educación.

“Si queremos retener maestros y que la gente estudie pedagogía en este País, pues los maestros tienen que estar bien remunerados. Si tenemos maestros mal remunerados, con ataques a sus pensiones, obviamente las categorías de difícil reclutamiento jamás se llenarán, porque no hay gente estudiando para ser educadores”, reclamó Padilla.

Hizo un llamado a la Legislatura a que lo bajen a votación y a que identifiquen fondos recurrentes para cubrir el pago.

“Como legisladores es su responsabilidad con el País, y que el gobernador (Pedro Pierluisi) lo firme y lo convierta en ley, para que así tengamos un aumento (de sueldo), que a su vez sirva de atractivo para que los estudiantes en las universidades quieran entrar a la facultad de Pedagogía”, manifestó.

Efecto sobre los estudiantes

El presidente de la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR), Víctor Bonilla, sostuvo que “con el solo hecho de que falte un maestro en una escuela, los estudiantes se afectan porque es una materia que el estudiante no la aprenderá”.

“Lamentablemente, siempre el DE ha tenido problemas a la hora de contratar maestros en las llamadas materias de difícil reclutamiento, como lo son por ejemplo, inglés y matemáticas. En estos momentos el sistema público de enseñanza pasa por su peor momento porque hay escasez de maestros certificados y otros no asisten a las convocatorias de empleo por las pésimas condiciones laborales”, sostuvo.

El líder sindical expresó que “todos los años se nos retiran maestros”, y puntualizó que con la determinación de la Junta de Control Fiscal (JCF) de congelar las pensiones, hay más maestros tomando la decisión de acogerse al retiro.

“Lo triste del asunto es que una vez se apruebe el Plan de Ajuste de la Deuda (PAD) habrá una avalancha de retirados que podrían llegar a los casi 4,000 mil y eso sí será un caos”, alertó.

Martínez y Bonilla coincidieron en que los maestros tienen mejores condiciones laborales y salariales en Estados Unidos, lo cual ha generado una “fuga de talentos”.

“Hemos sido bien vocales en nuestras ponencias en la Legislatura y apoyamos el Proyecto 513 de la Cámara, de la representante Deborah Soto, para aumentar el salario base del magisterio de $1,750 mensuales a $2,700, para evitar que nuestros maestros se nos vayan”, sostuvo Bonilla.

Deja tu comentario