Puerto Rico 29 julio 2022

Familia investigó en 2018 un referido por negligencia contra la madre de la menor víctima de agresión sexual

Titulares de la agencia confirmaron que recibieron una denuncia por -entre otras cosas- la higiene de la menor, pero no se pudo validar la alegada negligencia

Sin embargo, luego de que la agencia investigara el referido, no se validó la alegada negligencia por, entre otras cosas, la higiene de la menor, confirmaron hoy, la secretaria del Departamento de la Familia, Ana González, y la administradora de la Administración de Familias y Niños (Adfan), Glenda Gerena, en declaraciones a la prensa.

A preguntas de periodistas, tanto González como Gerena explicaron que el referido de ese entonces no fue por denuncias de patrón de agresión sexual, sino por negligencia. Las declaraciones de las titulares de Familia surgieron tras visitar a la menor, quien se encuentra recluida en el Hospital Pediátrico, en Río Piedras.

Una fuente de EL VOCERO aseguró ayer que una maestra de la escuela pública Margarita Rivera de Janer, en Gurabo, donde la menor estuvo matriculada entre 2018-2019 hizo referidos porque la estudiante llegaba “altamente medicada” y dormía muchas horas en el salón de clases.

Además, la fuente añadió que, en un momento dado, en la escuela se recogieron artículos personales para enviar a la casa de la menor porque se comentaba que había recibido la visita del Departamento de la Familia y la habían encontrado viviendo en condiciones infrahumanas. También manifestó que había señalamientos por falta de higiene.

“Hubo en el 2018 un referido que no se fundamentó. Así que no tenemos antecedentes activos de esta familia… Un referido sobre una negligencia y nada que ver con una situación de abuso sexual”, explicó Gerena. “No se validó la negligencia. Se discutió con peritos, pediatras y se llevó a cabo todo el procedimiento y no se validó”, abundó.

“Ese referido, se investigó, no se fundamentó porque no se pudieron establecer los criterios de maltrato. No hubo criterios de peligro presentes ni peligro inminente en ese momento y no hubo ninguna situación como la que estamos trabajando en este momento (por agresión sexual por parte del padrastro)”, dijo Gerena, cuestionada por una periodista.

En ese contexto, González, por su parte, añadió que “el referido no fue bajo el mismo núcleo familiar que estuvo ahora (la menor). Este padrastro no estaba en el panorama”. Al brindar más detalles del entonces referido, la titular de Familia planteó que "se hace la entrevista con la pediatra, la pediatra determina que no hay señales de maltrato, que la mamá acoge muy bien las recomendaciones y la escuela también trae que sí ha habido un cambio".

“La pediatra indica que hubo unas condiciones con la menor que tienen que ver con su condición porque está en el espectro de autismo y mamá sigue con todas esas recomendaciones. La niña sigue yendo bien a la escuela. Así que en el intercambio también con el Departamento de Educación (DE) se llega a la conclusión de que realmente la mamá está trabajando muy bien el caso con la menor y está siendo responsable”, abundó.

Versión de Educación

Mientras, el secretario deEducación, Eliezer Ramos Parés, confirmó a EL VOCERO que dialogó con la trabajadora social que hizo el referido. Indicó que la región educativa de Caguas había pedido un informe de investigación a la escuela.

“Ella (la trabajadora social) lo que me informa es que ese referido se origina por higiene, por vestimenta y por falta de atención médica, ya que ellos entendían que la niña debía ser tratada por un médico. Tenía estreñimiento severo, que le producía dolor y mamá lo estaba tratando con medicinas ‘over the counter’ y ahí es que se origina el referido”, expresó.

Agregó que el referido fue atendido por Familia, agencia que estuvo trabajando de la mano con la escuela, según le informó la trabajadora social. “Mamá corrige todas estas deficiencias de higiene, vestimenta, se le compran los uniformes a la niña y, adicional, trae evidencia médica de que la niña sí está siendo tratada”, abundó.

Ramos Parés no brindó una fecha de cuándo espera que esté listo el informe final sobre la investigación que realiza la agencia sobre este caso, pues explicó que va a depender de cómo transcurra la pesquisa. “Yo creo que hay mucha gente que amerita ser entrevistada en este caso”, abundó el titular de Educación.

“Son muchos los funcionarios que de alguna forma intervienen directa o indirectamente con esta menor. Hablamos de maestros -y no solamente de educación especial-, sino de (la jornada) lectiva y de la materia de inglés, de varios asistentes de servicios que estuvieron en los salones en los que esta niña estuvo, el psicólogo escolar, la oficial de seguridad, enfermeras, trabajador social y (se debe) llegar un poco más lejos: los terapistas que en algún momento tuvieron contacto con esa menor e hicieron ese trabajo”, dijo.

Asimismo, detalló que se busca con la investigación que ya se ha encaminado, que no se limita solo ha sido hubo negligencia o deficiencias en el protocolo. “No solamente estamos identificando negligencia, claro, si surge la negligencia de algún funcionario, en este caso, deberá responder conforme a las disposiciones reglamentarias”, mencionó.

“Estamos buscando si existieron deficiencias en el protocolo, herramientas que a lo mejor cada una de las escuelas necesite para el manejo de este asunto y, sobre todo, para asuntos que envuelven a la población de educación especial, que es la población vulnerable y que muchas veces obtener un testimonio se hace mucho más complejo”, abundó Ramos Parés.

Tanto la investigación del De como la del Departamento de la Familia está corriendo de manera paralela. “Nosotros estaremos haciendo una investigación sujeta a cuál fue el desempeño de cada uno de los funcionarios y obviamente el ejercicio de los protocolos en vigor”, explicó el jefe de la agencia.

Destacó que la información que tiene la agencia -por obligación- debe ser compartida con el Departamento de la Familia y, de ser necesario, con el Departamento de Justicia. “Todos los funcionarios de las escuelas ya están advertidos de proveer toda la información lo más pronto posible, una vez sea requerida por una de estas oficinas”, dijo Ramos Parés.

Están en buen estado de salud

De otro lado, el Departamento de la Familia confirmó que tanto la menor como la infante se encuentran en buen estado de salud. “Tenemos mucha esperanza y mucha ilusión porque la menor de 13 años está bien, está estable. Obviamente, están monitoreándolo todo, acaba de salir un alumbramiento y ustedes saben que tiene una corta edad”, mencionó González.

“¿Por qué se le practicó la cesárea? ¿La menor tuvo algún problema de salud?”, le preguntó una periodista, a lo que González respondió: “Esa determinación, obviamente, son las recomendaciones del médico o el doctor que la esté atendiendo en ese momento y nosotros obviamente acogemos esas recomendaciones”. La menor dio a luz con 32 semanas de gestación.

González mencionó que el norte de la agencia es garantizar el bienestar y la protección de ambas menores.

“Tenemos que evaluar quiénes son los recursos familiares, ya sea con un vínculo sanguíneo o no, que estén aptos para protegerlas y cuidarlas. Lo ideal sería mantenerlas juntas, pero hay que evaluar también las necesidades de ambas. Ambas van a tener quizás unas necesidades apremiantes”, dijo.

Pero, ¿usted considera que un familiar cercano de la niña está apto para cuidarla después de todo lo que pasó?, le insistió la periodista.

“Lo que pasa es que estamos en una investigación y llegar a esa conclusión y a ese hallazgo en este momento, no sería responsable”, mencionó González, al confirmar que la agencia ya comenzó el proceso de entrevistas no tan solo a la familia, sino también en el entorno escolar.

Detalles del plan de la agencia

Al responder cuál es el plan que tiene la agencia para la menor, Gerena sostuvo que “para efectos del procedimiento, tenemos 30 días para hacer ese proceso de evaluación. Todas las personas -recursos familiares y allegados como la madrina, que sabemos que también ha estado pendiente-, se va a evaluar si cumplen o no con las capacidades para poder tener a la menor en su núcleo familiar”.

Gerena explicó que, si no hubiera un recurso familiar que estuviera apto para el cuidado de las menores, pues entonces el Departamento de la Familia la estaría ubicando en un hogar sustituto. “Tenemos hogares para menores”, abundó.

Confirman aumento en referidos

De otro lado, la secretaria de la Familia confirmó que han aumentado los referidos por maltrato. “Han aumentado (los referidos durante la pandemia del covid-19). Obviamente, sabíamos que iba a pasar… porque han estado tanto tiempo recluidos en una casa tanto la víctima adulta como la menor", agregó.

Trasfondo del caso de la menor

Este caso de agresión sexual trascendió durante el fin de semana luego de que la niña fuera llevada a una institución hospitalaria con "dolor abdominal". Allí, el personal médico informó que estaba embarazada y, de inmediato, su padrastro, Carlos Soto Rivera, de 49 años, acudió a un cuartel de la Policía para informar que durante tres años abusó sexualmente de la menor.

Soto Rivera fue encarcelado a principios de esta semana, al igual que la madre de la víctima, Ana Castro Leduc, quien fue acusada el lunes con un cargo grave de negligencia, y también fue ingresada a prisión al no prestar la fianza.

Toda persona que tenga información sobre algún caso relacionado a negligencia o maltrato puede llamar de manera confidencial o anónima a la línea telefónica del Departamento de la Familia al 787-749-1333.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario