FBI 14 diciembre 2018

Federales irán de frente contra peleas de gallos

La fiscal Rosa Emilia Rodríguez afirma que pondrá en vigor la prohibición aunque resulte antipática

Los promotores de eventos de peleas de gallos, criadores y hasta los asistentes a estas actividades comenzarán a ser procesados criminalmente una vez el presidente estadounidense Donald Trump firme la ley que prohíbe este deporte y que impone penas de hasta cinco años de cárcel a sus infractores, anticipó ayer la fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez.

“Nuestro interés es hacer valer la ley federal en Puerto Rico... la vamos a poner en vigor aunque la ley sea una antipática. Nosotros, independientemente de nuestra opinión o interés personal, tenemos que hacer valer la ley”, dijo la funcionaria durante una mesa redonda con la prensa.

Entretanto, el subjefe de la Fiscalía federal, Timothy Henwood, señaló que el estatuto sobre los gallos sería similar al que prohíbe las peleas de perros. Rodríguez recordó que en noviembre pasado la Fiscalía logró la convicción de Ehbrin “Chino” Castro, acusado por entrenar perros para que participaran en peleas. Castro fue sentenciado a tres años de prisión.

No obstante, sectores que componen la industria de gallos han anticipado que continuarán con esta práctica en el clandestinaje.

Henwood mencionó que el grupo que trabajará estos casos estará compuesto por el Departamento de Agricultura federal, la Administración federal de Drogas y Alimentos (FDA), el Negociado Federal de Investigaciones (FBI), el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) y la Policía de Puerto Rico.

Mencionó que en 2014, en el estado de Kentucky, fueron acusadas personas que participaron como espectadores en una pelea de gallos.

Ofensiva antidrogas

De otra parte, Rodríguez adelantó que a partir de enero se comenzarán a radicar acusaciones contra decenas de integrantes de organizaciones de narcotráfico. Precisó que se llevarán casos en cuyos pliegos acusatorios figurarán entre 60 y 100 personas.

“Desde enero vienen varios casos contra gangas violentas”, apuntó la funcionaria. Estos casos están a cargo de la iniciativa de “Gangas”.

Mientras, Rodríguez admitió que la baja en el número de fiscales, así como de agentes en el FBI, la Agencia federal Antidrogas (DEA), del ICE y de la Policía estatal ha ocasionado un retraso y una baja en la radicación de los casos. Explicó que el éxodo de agentes fue ocasionado por el paso del huracán María.

La Fiscalía federal tuvo una pérdida de 17 empleados, entre los cuales había fiscales y personal de apoyo. Rodríguez manifestó que Justicia federal aprobó el reclutamiento de cinco fiscales adicionales para la Isla.

Sin embargo, la jefa de la Fiscalía federal mencionó que las iniciativas de Armas de Fuego, “Trigger Puller”, Crímenes Violentos y los “Strike Force” de Drogas, que impactan toda la Isla, continuarán operando. El propósito de estas iniciativas es sacar de la calle y de forma inmediata a personas que cometen estos delitos.

“El motivo es sacarlos de las calles y meterlos a la cárcel, sacarlos de circulación”, dijo. En estos proyectos participan agentes federales y estatales.

Destacó que Puerto Rico figura entre los primeros distritos federales en cuanto a casos de armas de fuego. Es por esto que enfatizó que los crímenes violentos y los casos de drogas continuarán siendo su prioridad para 2019.

“Aunque no podemos dejar afuera el contraterrorismo, que es lo que el Departamento de Justicia lo pone como prioridad, en Puerto Rico gracias a Dios no hemos tenido incidentes. Pero, obviamente, en Puerto Rico la prioridad son los delitos violentos y drogas y dependiendo de cómo se perfila el año, quizás surjan otras prioridades”, respondió Rodríguez a preguntas de EL VOCERO.

Atentos a casos de fraude

Ante cuestionamientos de este medio sobre cuáles otras prioridades podrían surgir, anticipó los potenciales casos de fraude por la asignación de miles de millones en fondos federales para la reconstrucción de la Isla tras la devastación causada por el huracán María.

“Ahí se nos va a ir una prioridad bastante grande, vamos a tener que meterle mano fuerte a eso. Pero, digo que no sé, porque como no han llegado los chavos... Dios quiera que me equivoque, pero creo que vamos a tener que acusar personas por esto. Por ley de vida, cuando nos pasó con (el huracán) Georges, surgieron muchas acusaciones hasta de figuras públicas”, expuso Rodríguez.

De otro lado, en cuanto a los asesinatos, afirmó que actualmente hay menos en comparación con 2017. De acuerdo con las estadísticas oficiales de la Policía, hasta el miércoles en la noche habían ocurrido 600 muertas violentas, 40 menos que el pasado año para la misma fecha.

Rodríguez sostuvo que los crímenes por asecho se pueden evitar. “Tenemos una red de inteligencia bastante grande y en muchos casos se pueden evitar. Estoy segura que no hay más asesinatos por los esfuerzos de la Policía con el plan 30-60-90 y por nuestras iniciativas en conjunto contra gangas y narcotráfico”, acotó.

En cuanto a la corrupción, la fiscal anticipó que para el año entrante se radicarán varios casos, aunque no precisó la cantidad. Afirmó que el caso de corrupción en el municipio de Toa Baja sigue abierto, pero declinó comentar sobre la pesquisa por presuntas irregularidades en las compras en el municipio de San Juan y sobre la investigación de la supuesta existencia de empleados fantasmas en el Capitolio.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario