FBI 16 julio 2020

Incrédulos ante el allanamiento

Líderes legislativos opinan sobre la intervención con la legisladora del PNP

El allanamiento del Negociado de Investigaciones Federales (FBI, por sus siglas en inglés) a la residencia de la presidenta de la Comisión de lo Jurídico de la Cámara de Representatnes, María Milagros Charbonier, tomó por sorpresa a los legisladores quienes intentaban descifrar el ángulo investigativo.

La legisladora novoprogresista, en cambio, optó por ofrecer pocos detalles sobre las indagaciones del FBI y las razones por las cuáles incautaron su teléfono celular y el de su esposo Orlando Montes. Señaló además, que no es el objeto de la investigación federal, y que los agentes buscaron conocer sobre ciertos “procesos legislativos”.

El presidente de la Cámara, Carlos “Johnny” Méndez, dijo en escuetas declaraciones escritas que advino en conocimiento sobre lo sucedido, pero no especificó si tomaría alguna acción en contra de la representante. Tampoco se expresó sobre la supuesta investigación federal en torno a “procesos” legislativos que siguió la Cámara, como alegó Charbonier.

“El proceso de investigación de las agencias federales es uno que respeto y al cual se le debe dar el espacio, para que al ser concluido, le brinde al pueblo puertorriqueño la certeza de qué se investiga. Como he dicho en ocasiones anteriores, la Cámara de Representantes cooperará con las agencias de ley y orden en sus procesos y aportará aquella información que nos sea requerida”, expuso.

EL VOCERO supo que tras bastidores y en el Capitolio se rumora que las autoridades federales podrían tener “evidencia de peso” como para allanar la residencia de Charbonier, ubicada en Río Grande, e incautar su teléfono celular. En la oficina de la representante novoprogresista había pocos empleados ayer, y los ánimos lucían cargados. De hecho, la también presidenta de la comisión cameral de Ética se mostró desairada y preocupada por el impacto que este allanamiento pueda tener sobre su candidatura política como representante por acumulación.

Pide cuentas claras

El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, exigió cuentas claras a Charbonier tras enfatizar que “nada más fuerte que una conciencia tranquila”. “La intervención y allanamiento del FBI en la casa de la compañera representante María Milagros Charbonier, exige unas expresiones que eviten interpretaciones incorrectas o infundadas a solo días de la primaria”, afirmó.

“La compañera es una persona cristiana, trabajadora y con un historial transparente y honesto en su trayectoria como abogada en la práctica privada así como también, en la Asamblea Legislativa. Confío que pueda dejar claro el alcance del allanamiento realizado hoy, deteniendo de esa forma, las especulaciones”, abundó.

Charbonier es representante por acumulación desde 2012 y aspira a revalidar al cargo en las elecciones de noviembre. Ha expresado públicamente su respaldo a Pedro Pierluisi como candidato a la gobernación por el Partido Nuevo Progresista (PNP), aunque en el verano de 2019 lo criticó por supuesta intromisión en investigaciones legislativas mientras era abogado de una firma contratada por la Junta Federal de Control Fiscal. Además, se le ha señalado en los últimos años por sus posturas conservadoras en temas de los derechos reproductivos de la mujer, terapias de conversión para niños y los derechos de las comunidades Lgbttq.

“Dudo que haya cometido delito”

El portavoz de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) en la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández, defendió a Charbonier de cualquier comisión de delito, pero apuntó hacia Pierluisi y la posibilidad de que exista una investigación federal en contra del ahora candidato a la gobernación. “Podré tener diferencias con Charbonier, pero dudo que esté cometiendo algún delito o violentando el debido procedimiento de ley. Ella está dando la cara y no es una persona que le falte a la ley”, dijo.

El pasado 7 de agosto, la delegación PPD envió una carta a la Fiscalía Federal en Puerto Rico solicitándole que investigaran a Pierluisi por supuestamente intervenir en una investigación sobre supuestas irregularidades en el proceso de contratación y otorgamiento de permisos para el proyecto de vivienda a bajo costo ViewPoint at Roosevelt.

“Lo único que se me ocurre es que —dentro del proceso de lo que haya pasado con ViewPoint— se esté buscando corroborar que Pierluisi le haya llamado a ella o enviado algún mensaje de texto relacionado o amenazando sobre el proceso investigativo. Es lo único que me llega a la mente”, expresó.

No obstante, Charbonier negó ayer a EL VOCERO que el FBI esté investigando a Pierluisi, como alegó Hernández.

“Que se llegue a las últimas consecuencias”

En tanto, el representante independentista Denis Márquez planteó que la comisión cameral de Ética puede sustituir a Charbonier (como presidenta) en caso de que surja alguna querella en su contra.

“Si hay una investigación relacionada con procesos en la Cámara que se investigue y se llegue a las últimas consecuencias. Particularmente, por señalamientos de actividades que se hacen en la Cámara que no me sorprenden nada. Quiero que se investigue y se adjudique lo que se tenga que investigar”, expresó.

Detalló que el Código de Ética de la Cámara establece los procedimientos para cuando uno de sus miembros es señalado.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario