Puerto Rico 28 marzo 2022

Gobierno se queja de lentitud de la Junta para aprobar ayuda para proyectos de reconstrucción

Mientras, el ente federal asegura que la información requerida no es entregada a tiempo, lo que dilata el proceso

El acceso de los municipios a un pote de $750 millones creado por el gobierno para asistirlos en el desarrollo de obra permanente tras el huracán María se ha visto restringido por la supuesta dilación de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) al evaluar las solicitudes, denunció el director de la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3, en inglés), Manuel Laboy.

Al momento, solo cinco municipios -Caguas, Las Piedras, Morovis, Yabucoa y Canóvanas- han tenido acceso al dinero del Fondo Rotatorio Estatal o Fondo de Obra de Reconstrucción para un total de 33 proyectos por un monto de $12.9 millones.

“En este momento, este fondo corre bajo un proceso altamente burocrático, y esa es la realidad”, afirmó Laboy en entrevista con El Nuevo Día.

El Fondo Rotatorio Estatal fue creado, en noviembre de 2020, mediante la Resolución Conjunta 85, con dinero del Fondo General para que municipios, agencias y corporaciones públicas recibiesen un adelanto de fondos estatales para poder comenzar obras permanentes de recuperación tras el paso del huracán María en 2017.

La ayuda se otorgaba como un préstamo que debía ser reembolsado con el dinero que recibieran de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés). “Ciertamente, quien tiene la mayor necesidad de liquidez son los municipios”, apuntó Laboy.

Según el director de COR3, como el dinero se otorgaba a manera de préstamo, hubo quejas de algunos alcaldes que optaban por no solicitarlo para no comprometer sus márgenes prestatarios. Como parte del proceso para dar paso al desembolso, se les pide a los ayuntamientos información fiscal, como los estados financieros y el presupuesto.

Cuando se solicita dinero del fondo -y de acuerdo con las guías acordadas por el gobierno central y la JSF- COR3 se encarga de certificar que el municipio tiene un proyecto en agenda, su costo y dinero asignado, mientras que la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf) envía la solicitud con todos los datos y documentos a la Junta, que se encarga de la aprobación final, explicó Laboy.

Tras el visto bueno de la JSF, corresponde a la Aafaf firmar un acuerdo con el municipio. El Departamento de Hacienda debe hacer el desembolso según las guías establecidas en carta circular. La solicitud se hace a través de un sistema digital provisto por COR3.

Las reservas de los alcaldes

Ante las reservas de los alcaldes en torno a que la ayuda fuese un préstamo, en diciembre fue aprobada la Ley 71 de 2021, que alteró la manera en que se concibió la ayuda. Con los cambios, no se impacta el margen prestatario, y se estableció que el dinero es un “adelanto” que debe ser pagado con fondos de FEMA, explicó Laboy.

Esa enmienda provocó que, en la actualidad, la Aafaf revise su acuerdo y que Hacienda haga lo propio con la carta circular, pero esto no impide que se sigan recibiendo y procesando solicitudes, aclaró Laboy. “La Junta, a pesar de no tratarlo ya como un préstamo, sino como un adelanto que se va a pagar con los fondos de FEMA, sigue exigiendo los mismos documentos, aunque no se afecta el margen prestatario”, sostuvo el funcionario.

Agregó que, en promedio, la JSF demora tres meses para aprobar el desembolso. A modo de ejemplo, dijo que el Municipio de Las Piedras solicitó la ayuda en agosto, y no fue hasta noviembre que le fue aprobada. El fondo comenzó a operar en junio.

“Tres meses para, luego que se aprueba, tiene que volver a Aafaf para que haga el acuerdo y lo firme entre las partes. Yo he levantado esa preocupación (del tiempo que toma el proceso). Resulta también que ahora la Junta, aunque ya no se impacta el margen prestatario y no es un préstamo técnicamente hablando, sigue pidiendo los mismos documentos como si fuese un préstamo. Y voy más lejos, la Junta ahora también está exigiendo al municipio que también provea la aprobación de la Asamblea Municipal”, destacó el jefe de COR3.

Ante esos señalamientos, la JSF rechazó que demore en la aprobación, y argumentó, en cambio, que la información requerida no es entregada a tiempo. Precisaron que el Fondo Rotatorio y la autorización para realizar adelantos de recuperación vence el 30 de junio de 2025.

“El Municipio de Yabucoa presentó todos los documentos a COR3 y Aafaf durante el mes de octubre de 2021, pero la Junta de Supervisión recibió por parte de Aafaf el paquete de solicitud el 4 de febrero de 2022. La Junta ha pedido a Aafaf que nos mantenga informados cuando la Junta de Aafaf apruebe y desembolse estos fondos a los municipios”, indicó el organismo fiscal por escrito.

“Al tratarse como una transacción de deuda, la Junta de Supervisión revisa y aprueba la transacción bajo la Sección 207 de Promesa”, agregó, en referencia a la disposición que prohíbe a las autoridades de la isla emitir deuda sin el aval del organismo.

Además, la JSF presentó datos sobre las fechas en las que aprobó los fondos para las obras en Caguas, Morovis, Las Piedras, Yabucoa y Canóvanas. “A la fecha, no hemos recibido confirmación de que estos fondos han sido desembolsados por Aafaf a los municipios”, planteó.

La JSF recordó, al igual que Laboy, que trabajaron en conjunto en la redacción de las guías.

Como parte de la reconstrucción de la isla tras el huracán María, un proyecto de obra permanente grande es aquel que sobrepasa de los $123,100, según los parámetros de FEMA.

Laboy dijo que, menor de $123,100, hay 3,874 (entre agencias, municipios y corporaciones públicas) para los que FEMA ha asignado $160 millones, y se pueden desembolsar una vez se asignan, es decir, no funcionan a base de reembolso.

Pero el problema de liquidez de los municipios incide sobre los proyectos de obra permanente grandes, que sobrepasan de $123,100, destacó Laboy. De esos proyectos, hay unos 3,700 (entre agencias, municipios y corporaciones públicas), que equivalen a alrededor de $20,500 millones asignados por FEMA.

“Ahí, es donde está el reto de algunos municipios, donde está el asunto de la liquidez porque esos son reembolsos”, apuntó, al recalcar que, para ese tipo de proyectos, es que va dirigido el Fondo Rotatorio.

Abundó que municipios como Bayamón, Ceiba, Vieques y Villalba, así como la Administración de Terrenos, aguardan por revisión o aprobación de fondos ante la JSF.

“Un compromiso de Aafaf y del gobernador es echar a correr este dinero estatal. Ver qué cosas faltan por hacer, no solo para que estos casos se desembolsen, sino que permita que otros municipios vean esto como una opción. Son muy pocos (los municipios aprobados). Queremos que otros municipios se beneficien”, puntualizó Laboy.

Fuente: elnuevodia.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario