Gobierno10 septiembre 2019

En el aire las nuevas tragamonedas

Fueron aprobadas como parte de la reforma contributiva con el fin de allegar fondos, entre otras áreas, para el retiro de los policías

La presidenta de la Comisión senatorial de Hacienda, Migdalia Padilla, dijo ayer que desconocía en qué quedó el reglamento para la legalización de las más de 20,000 máquinas tragamonedas, una de las movidas de política pública del exgobernador Ricardo Rosselló que objetó la Junta Federal de Control Fiscal.

La legalización de estas máquinas surgió con la aprobación de la nueva reforma contributiva hace casi un año. Según firmada la ley, el dinero que se generaría como parte de la regulación de estas máquinas se repartiría en un 45% para el retiro de los policías, 45% al Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM) para el pago de la partida del plan de salud del gobierno que corresponde a los municipios y un 10% al fondo general.

Sin embargo, se desconoce cuál será el próximo paso de la administración —ahora bajo el mando de la gobernadora Wanda Vázquez— para hacer valer esta parte de la reforma tributaria.

“Aquí enviaron un reglamento. En este caso fue la Compañía de Turismo, porque ellos tiene los auditores y la gente que trabaja en los casinos. Pero sinceramente —y por lo que escuché— pues el reglamento había que volver sobre él”, expresó la legisladora.

Preocupada la senadora Padilla

Padilla comentó que “yo trabajo esto” con el Departamento de Hacienda y que esta entidad “no me ha traído nada”. Mencionó que aparentemente el Senado tuvo discrepancias con el reglamento que presentó Turismo. “Ahora mismo, dentro de la nueva reforma contributiva y de lo que se aprobó, lo único que está fuera es esa sesión y esos artículos”, indicó.

La senadora no dijo categóricamente si la junta fiscal es la que ha detenido la implementación de este aspecto de la reforma contributiva. “Puedes enviar unos reglamentos, pero si la junta tiene aguantado totalmente esa sesión de la reforma contributiva pues cómo se va a aplicar”, sostuvo.

Opinó que el tema de las tragamonedas atrae otros intereses económicos y que esto pudo ocasionar el detente de esta iniciativa. “En un principio quería una serie de entretenimiento que aportaban al gobierno y que dan premios, que no sabes de cuánto son los premios. Eso creía yo que era esa iniciativa, que era poner gente a pagar, pero ahora mismo dicen que hay unas máquinas corriendo ilegales”, dijo.

“La tristeza que me da es que este tipo de negocios iba a generar ganancias dirigidas a la Policía y sus pensiones. Creo que se puede hacer y todo lo que se identifique para generar recaudos, pues es buena idea. Pero esto se tergiversó de una manera que no entiendo ahora mismo lo que es”, abundó.

Admitió que desconoce si existe algún tipo de negociación entre la Legislatura y el Ejecutivo para hacer cumplir con lo establecido en la reforma contributiva.

Turismo explica lo que pasó

Por su parte, la directora ejecutiva de la Compañía de Turismo, Carla Campos, sostuvo que “luego que la Asamblea Legislativa rechazó el Reglamento de Licencias de Máquinas de Juegos de Azar en Ruta, la Cámara de Representantes realizó el proyecto 2172 para enmendar la Ley 257 y relacionado a las Máquinas de Juegos de Azar en Ruta. Según la información que nos ha llegado, dicho proyecto de enmiendas no fue atendido en la pasada sesión ordinaria y el mismo sería posiblemente evaluado para esta sesión. Estamos preparados para que independiente se aprueben las enmiendas o no concurran con las mismas los cuerpos, una vez la Asamblea Legislativa nos dé un nuevo término para entrega del reglamento enmendado, haremos entrega del mismo dentro del término que nos indiquen”.

El reglamento inicial que presentó Turismo establecía las reglas del juego para estas máquinas. Entre estas reglas, prohibía que hubiesen más de 10 tragamonedas en un establecimiento, no podrían estar ubicadas en la parte de afuera del negocio y no pueden estar a menos de 1,000 metros de un hotel con casino.

El Senado aprobó en marzo una resolución concurrente, de la autoría del presidente Thomas Rivera Schatz, en rechazo al reglamento de Turismo para las máquinas. Esta medida no contenía mayores detalles sobre las razones que provocaron su rechazo.

Ayer en una vista pública de la Comisión de Hacienda trascendió también que todavía no están listos la mayoría de los reglamentos para la implementación del nuevo código de incentivos. El senador popular Cirilo Tirado atribuyó la ausencia de reglamentos —para este código y para las máquinas tragamonedas— al constante cambio de mando en el Departamento de Hacienda durante los últimos meses.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario