Gobierno09 octubre 2019

Proponen más beneficios marginales para empleados públicos

La medida enmendará además la Ley de Cumplimiento con el Plan Fiscal, con el propósito de atemperar las disposiciones de dichas leyes mencionadas y para que no riñan entre sí.

Los representantes José Enrique “Quiquito” Meléndez, Angel R. Peña Ramírez, María Milagros Charbonier, Manuel O. Claudio Rodríguez, y Jacqueline Rodríguez Hernández radicaron el Proyecto de la Cámara 2282 para enmendar la Ley para la Administración y Transformación de los Recursos Humanos en el Gobierno de Puerto Rico y la Ley de Municipios Autónomos de Puerto Rico, a los fines de otorgarle beneficios marginales adicionales a los empleados de las agencias e instrumentalidades del gobierno central, los municipios, y los empleados del Centro de Recaudación de Ingresos Municipales.

La medida enmendará además la Ley de Cumplimiento con el Plan Fiscal, con el propósito de atemperar las disposiciones de dichas leyes mencionadas y para que no riñan entre sí.

Según expresa la exposición de motivos de la medida, la actual crisis ha afectado adversamente a los empleados públicos, tanto estatales como municipales y a los del Centro de Recaudación de Ingresos Municipales, uno de los sectores más vulnerables de la sociedad puertorriqueña y ha provocado que cientos de estos abandonen sus trabajos y la Isla en aras de encontrar mejores oportunidades. De hecho, diversos estudios apuntan a que, aproximadamente, unas 400,000 personas han abandonado Puerto Rico desde el censo de 2000.

Añade que “las estrategias implantadas por el gobierno buscan lograr que el gasto operacional de las agencias y corporaciones públicas se realice de manera eficiente, responsable y prudente, con la finalidad de reducir gastos de manera permanente…”.

Asimismo, la Junta Federal de Control Fiscal certificó un plan fiscal que contempla realizar una reducción en las pensiones de los jubilados que, en promedio, rondara el 10%. Varios legisladores se han expresado en contra de esta reducción apuntando a que la misma afectará aún más a los retirados, a los de la tercera edad, y creará una reacción en cadena que acrecentará los problemas económicos, sociales y de salud en la Isla.

Algunos de los beneficios presentados en la legislación son: disponer que se les expidan a los servidores públicos estatales, municipales y a los de los Centro de Recaudación de Ingresos Municipales, libre de costo, toda copia certificada de un documento, record oficial o certificado que necesiten para usos oficiales o personales y para la reclamació¬n de cualquier derecho o privilegio; eximirlos del pago de toda clase de derechos, aranceles, contribuciones o impuestos de cualquier naturaleza prescritos por las leyes vigentes para la protocolización de documentos y la expedición de certificaciones en todos los centros del gobierno estatal, o para el otorgamiento de documentos públicos y privados y la autenticación de los mismos, y su inscripción en cualquier registro público de Puerto Rico, entre otros.

De igual modo, otorgarles un 50 por ciento de descuento del pago de toda tarifa individual a cobrarse cuando visiten balnearios, zoológicos, acuarios, centros vacacionales, áreas de acampar, así como cualquier otro lugar recreativo perteneciente al Estado; darles preferencia en todo reparto, venta, cesión, donación o arrendamiento de propiedad del gobierno de Puerto Rico, de sus agencias e instrumentalidades y municipios, incluyendo los proyectos residenciales bajo el Departamento de la Vivienda o en cualesquiera otros programas de vivienda de interés social, subsidio para la compra y adquisición de vivienda administrado por el Gobierno de Puerto Rico o sus dependencias; y otorgarles un descuento de un 15 por ciento del costo por concepto de matrícula, cuotas, libros y otros materiales necesarios para completar su grado académico dentro del sistema de la Universidad de Puerto Rico.

Meléndez expresó que “el gobierno de Puerto Rico enfrenta actualmente una crisis fiscal sin precedentes que ha impedido la debida implantación y fortalecimiento de la política pública. Esta crisis ha afectado adversamente a los empleados públicos, a los retirados, y ha provocado que cientos de estos abandonen sus trabajos y la Isla en aras de encontrar mejores oportunidades de empleo y una mejor calidad de vida. Ha llegado el momento de brindarles justicia, de extenderles las consideraciones y el respeto que se merecen. Y esta ley les ofrecerá un alivio para enfrentar la crisis económica y las políticas fiscales que nos han impuesto y que han causado la emigración de miles de puertorriqueños y seres queridos”.

Por su parte, Charbonier Laureano indicó que “los servidores públicos son el recurso más importante para el Estado. Son ellos el motor y la espina dorsal del funcionamiento del aparato gubernamental. Día a día, en mis visitas a los municipios, escucho el viacrucis que muchos de ellos, en especial los retirados, están viviendo actualmente. Con esta iniciativa establecemos nuestro firme compromiso de ayudarlos a sobrellevar la crisis actual, de mejorar sus condiciones de trabajo y darles la mano”.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario