Gobierno 03 junio 2021

Recorte mayor a las alcaldías: estos son los ajustes que tendrán que hacer

Los municipios enfrentarán el nuevo año fiscal con menos recursos económicos

Con la llegada del nuevo año fiscal en julio los municipios contarán con $44 millones menos en el bolsillo, lo que se traducirá en nuevos ajustes a la jornada de los empleados, la congelación de plazas que queden vacantes y otras medidas de austeridad que tendrán el efecto de reducir los servicios esenciales.

Sin embargo, expuso que ya no hay de dónde hacer más ajustes y en adelante las personas sentirán de alguna manera la reducción de fondos a los municipios.

“El gobernador (Pedro Pierluisi) ha hecho varias gestiones para consignar fondos en el presupuesto general, pero la junta fiscal dijo que la propuesta del gobierno chocaba con el plan fiscal”, añadió Paniagua.

Informó que hoy se reunirá la Junta de Gobierno del CRIM para discutir los nuevos números y el escenario del próximo año fiscal. “A mí me gustaría que la gente entendiera lo serio de esta situación”, puntualizó.

Los alcaldes han planteado que el área de transportación escolar costeada por los ayuntamientos, el gasto en seguridad y en servicios especializados —como el de ama de llaves para personas de edad avanzada o enfermos encamados— podrían registrar más reducciones.

Por su parte, el director de Asuntos Municipales de la junta fiscal, Germán Ojeda, recibió la preocupación de los alcaldes, pero destacó que los municipios han tenido el tiempo suficiente para hacer ajustes en los presupuestos, ya que se habla de los recortes en el Fondo de Equiparación desde 2017, cuando se pospuso debido al huracán María. Este se aplazó hasta 2019 y en 2020 se aguantó la eliminación de la transferencia debido a la pandemia de covid-19.

“Esta reducción paulatina o gradual es algo que se viene anunciando hace algún tiempo. Es parte del plan fiscal del gobierno central. Y la idea siempre ha sido que los alcaldes tengan tiempo para tomar las medidas que entiendan necesarias a través del tiempo, para manejar la situación y atemperar los gastos a los recaudos que generan por concepto de contribución sobre la propiedad y cualquier otro concepto como el Impuesto sobre Ventas y Uso (IVU), ingresos propios, fondos federales, etcétera”, explicó Ojeda.

Declaró que aunque los fondos federales que llegarán a los municipios para la recuperación post María y demás emergencias no son recurrentes, deben aprovechar esa inyección para atemperarse y hacer los ajustes necesarios de cara a la eliminación del Fondo de Equiparación en el año fiscal 2024.Unidos en su reclamo

Tanto la Asociación de Alcaldes, que agrupa a los elegidos por el Partido Popular Democrático (PPD), como la Federación de Alcaldes que representa a los del Partido Nuevo Progresista (PNP) rechazan los recortes. Sobre todo, aseguran que mientras se eliminan los fondos que llegaban del gobierno central, los municipios deben continuar con las aportaciones al gobierno.

El alcalde de Guaynabo y presidente de la federación, Ángel Pérez, explicó que el municipio ha tenido una reducción de alrededor de $10 millones desde 2017, debido a la disminución del dinero proveniente del Fondo de Equiparación.

Aunque en Guaynabo han tenido que reducir la nómina congelando plazas vacantes, Pérez expresó que los municipios pequeños y medianos son los más afectados.

“Los que más se van a afectar son los municipios pequeños y algunos de los medianos. Por eso es la lucha en la que nosotros estamos. Tú vas a tener municipios en estos momentos que —si se concreta la eliminación de la transferencia— le van a recortar posiblemente más de un 50% de su presupuesto”, expresó.

Para el presidente de los alcaldes asociados, Luis Javier Hernández, es un hecho que ya no tendrán de dónde recortar para ofrecer los servicios a la ciudadanía.

“Los municipios ya tuvimos que hacer los ajustes sustanciales. Aquí quien más y quien menos recibió un impacto de un 15, un 20 y un hasta un 25% en su presupuesto. Ese ajuste se hizo. Ya no hay tela para cortar. De ahora en adelante si se hace un recorte al Fondo de Equiparación lo que vas a eliminar es servicio y despedir gente. ¡Punto!”, enfatizó Hernández.

En Barceloneta, la alcaldesa popular Wanda Soler estimó que tendrá una reducción cercana a los $100,000 en ingresos para el año fiscal 2021-2022, y aunque observó que en otros pueblos el golpe es significativamente mayor, indicó que ha tenido que hacer ajustes.

“Con las personas que se han retirado, hemos congelado las plazas. Hemos buscado la manera de diversificar los servicios que ofrecen cada uno de nuestros empleados. Los contratos de servicios profesionales los hemos ido bajando cada vez más. Hemos buscado la manera de que nuestro personal asuma esas responsabilidades”, detalló Soler.

Aunque advirtió que no espera eliminar servicios esenciales, no descartó ajustarlos. Un ejemplo sería reducir una hora por beneficiario en el programa de ama de llaves, que impactaría a 50 envejecientes.

Los alcaldes del sur

Ayer, alcaldes de la región sur se reunieron en la alcaldía de Ponce para alertar sobre el golpe que representará al presupuesto la reducción en el Fondo de Equiparación. Participaron el alcalde de Ponce, Luis Irizarry Pabón; el de Villalba, Luis Javier Hernández; el de Juana Díaz, Ramón Hernández Torres y el de Guánica, Ismael ‘Titi’ Rodríguez.

“La ciudadanía debe saber que el Fondo de Equiparación es para brindar los servicios a las comunidades y a las familias, tanto en el manejo de desperdicios sólidos como en la reparación de vías municipales, promoción del deporte, la educación y la salud”, señaló Hernández.

“Este recorte se sumaría al manejo de la pandemia y a la reducción en los recaudos. Esto representa un golpe mortal a los municipios más pequeños”, advirtió.

En Villalba, la eliminación del fondo les representará $3 millones menos. “Nuestra ciudad tuvo un presupuesto de $14 millones, que fue reducido a $11 millones y con este caso del fondo, sería otro millón menos. En total, las reducciones nos dejan con la mitad del presupuesto y con las mismas obligaciones de nómina, servicios y pagos fijos”, declaró Hernández.

Mientras que Hernández Torres puntualizó que “el Fondo de Equiparación se creó para hacerle justicia a los municipios más pequeños, que tienen una base contributiva menor”. Entiende que la decisión de la junta fiscal cambia el propósito original de ese fondo.

En Juana Díaz, al eliminarse el fondo se quedan con $3.5 millones menos.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario