Gobierno 17 agosto 2021

Trabajadores denuncian escollos por orden de vacunación obligatoria contra el covid-19

La orden ejecutiva no brinda suficientes alternativas viables para el bolsillo de aquellas personas que por restricción médica no pueden recibir la inoculación.

La orden ejecutiva que entró en vigor ayer y que obliga a empleados públicos a tener al menos una dosis de la vacuna contra el covid-19 no brinda suficientes alternativas viables para el bolsillo de aquellas personas que por restricción médica no pueden recibir la inoculación, lamentaron ayer varios líderes sindicales.

Peligran los servicios

Solimar Hernández, presidenta de la local B del SPU, que agrupa a empleados del DF, recordó que esa agencia tiene escasez de funcionarios en todas las áreas y si se obliga a los que no se pueden vacunar a acogerse a una licencia, se van a afectar los servicios.

“Y a la larga también se va a ver un impacto porque para hacerte la prueba, ante la falta de centros gratuitos, vas a necesitar un referido, así que en un año es posible que aumenten las tarifas de plan médico. Por dondequiera sale afectado el empleado. No son muchos en esta situación, pero tiene que haber alternativas viables”, afirmó.

Por su parte, Mercedes Martínez, presidenta de la Federación de Maestros, expresó que de la misma forma que los padres y madres tienen derecho a preguntar sobre el personal docente y no docente vacunado, los maestros y maestras deberían tener información de los estudiantes que no se hayan inoculado contra el covid-19.

Otra medida que pidió Martínez para reducir los potenciales contagios es limitar el tamaño de los grupos para garantizar el distanciamiento. “Educación no está listo y no va a estar listo de aquí al miércoles”, sentenció.

Israel Marrero, vicepresidente del Sindicato Puertorriqueño de Trabajadores (SPT), que representa a empleados no docentes del Departamento de Educación, afirmó que la gran mayoría de los trabajadores públicos que representan están vacunados.

“Hay un grupo reducido que, después de ver lo que ha pasado en el País y de recibir unas presiones sociales, han iniciado el proceso para vacunarse”, indicó. “Hay un grupo menor que no quiere vacunarse y no es por razones religiosas ni por razón médica”.

Hernández dijo que se pidió información a cada agencia, por lo que entre hoy y mañana el gobierno debe tener las cifras de personas vacunadas por completo, las que tienen solo una dosis y las que faltan por vacunar.

Piden pruebas en el Fondo

De otra parte, Lizbeth Mercado Cordero, presidenta de la Unión de Empleados de la Corporación del Fondo del Seguro del Estado (CFSE), aseguró que visitó oficinas en las que corroboró que se estaba pidiendo prueba de vacunación a los empleados y a los pacientes.

“Yo estoy en la región de Arecibo para verificar cómo fue el proceso. Como todo, es el primer día y toma tiempo en lo que la gente se acostumbra a traer la tarjeta (de vacunación). Todos tienen que traerla: los lesionados, los empleados, los patronos. Todo ha transcurrido bastante bien”, afirmó.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario