Puerto Rico 10 enero 2019

Identifican a otros dos sospechosos por asesinato de Valerie Ann

La fiscalía radicará cargos hoy por el asesinato de la joven teatrera

La fiscalía radicará esta mañana cargos contra el grafitero Juan Luis Cornier Torres, conocido como Manwe Uno; Carlos Pacheco Santiago, alias Amarillo, de 49 años; y contra Loreinne Bonet Torres, de 25 años, quienes se presume ayudaron al artista a disponer del cadáver de la joven teatrera Valerie Ann Almodóvar y destruir evidencia en hechos ocurridos el pasado 17 de diciembre.

El fiscal Idelfonso Torres, de la Fiscalía de Ponce, y la fiscal de distrito Marjorie Gierbolini someterán cargos contra Cornier Torres, presunto autor del asesinato, por violaciones al Artículo 93 por Asesinato, al Artículo 505 por violación a la Ley de Armas y al Artículo 285 por Destrucción de Evidencia.

En el caso de Pacheco Santiago, quien se ha mencionado es un adicto a drogas, se presume que limpió la sangre de Valerie Ann luego de que la joven fuese mortalmente apuñalada en la casa que usaba el grafitero como taller en la avenida Roosevelt, en la barriada Baldorioty, en Ponce.

Por esto, a Pacheco Santiago se le radicarían cargos por violación al Artículo 280 por Destrucción de Prueba.

Por otra parte, en el caso de Bonet Torres, quien es amiga de Cornier Torres, se alega que ayudó a transportar el cadáver de Valerie Ann desde la casa del artista en una guagua Nissan Pathfinder-propiedad de la occisa- hasta a orillas de la carretera que conduce al lago Garzas, en Adjuntas.

Allí fue hallado por las autoridades, el 18 de diciembre, el cadáver de Valerie Ann, amortajado en un edredón y en bolsas plásticas negras, las cuales estaban salpicadas de pintura.

A Bonet Torres el Ministerio Público le radicaría cargos también por violaciones al Artículo 280 por Destrucción de Prueba y por el Artículo 285 por la Destrucción de Evidencia.

Este caso fue en un principio investigado por el Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Utuado, pero luego pasó al CIC de Ponce, donde se creó un grupo especial dirigido por el coronel Rafael Rosa Córdova, director del Negociado de Drogas, y experimentado investigador de asesinatos de gran notoriedad, y por el teniente Ángel Martínez, director de la División de Homicidios del CIC de Aibonito, para dirigir las labores.

Todavía los investigadores aguardan por varios análisis de evidencia ocupada, que están en los laboratorios del Negociado de Ciencias Forenses (NCF).

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario