Puerto Rico 27 abril 2022

Intentan apagar el fuego popular por la controversias internas en la colectividad

Presidente del PPD negó haber perdido el control de la colectividad

Intentando apagar el fuego en el Partido Popular Democrático (PPD), por controversias internas que en las últimas semanas se han hecho más que evidentes, el presidente de la Pava y del Senado, José Luis Dalmau, negó ayer haber perdido el control de la colectividad.

A su llegada a la sede del PPD, en Puerta de Tierra, para participar de una reunión de la conferencia legislativa, Dalmau afirmó que la “ropa sucia se debe lavar en la casa” y defendió la orden que emitió de cese y desista a los ataques políticos de índole personalista entre funcionarios electos del PPD.

Además, evitó hablar sobre el llamado ‘Pacto de Paz Popular’ anunciado por el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández, que es respaldado por 23 de los 26 representantes y con el cual se enmendaría el reglamento del partido para eliminar la presidencia y dos vicepresidencias.

Sin embargo, Hernández no fue tan condescendiente con su homólogo en el Senado y pareció “tirarle” a Dalmau a su llegada a la colectividad. En esa línea, hizo una distinción entre los cuerpos legislativos y señaló que “la Cámara sí trabaja, si se hacen las cosas como tienen que ser y organizadamente”.

Así las cosas, la reunión de la conferencia legislativa, compuesta por 38 legisladores, de los cuales 26 son representantes y 12 senadores, inició pasadas las 6:00 p.m., y a las 9:00 p.m., todavía no había culminado. Todo era expectativa, aunque previo al cónclave se anticipaba que sería uno candente por las molestias en cuanto al manejo de varios asuntos en el partido.

Dalmau emitió una orden de cese y desista a los ataques políticos y designó al expresidente de la Asociación de Alcaldes, Walter Torres, como mediador para que converse con todas las partes involucradas a fin de subsanar todas las desavenencias.

Advirtió que, si continúan los ataques entre compañeros del partido, después de emitida la orden, procederá a tomar medidas disciplinarias en todo su rigor. Por ello, dio un plazo de 10 días a Torres para rendir un informe y recomendaciones, e informar si se logra un acuerdo entre las partes.

“El diálogo tiene que prevalecer y la ropa sucia se debe lavar en casa. Hay los mecanismos dentro del partido. Yo los estoy activando. Una orden de cese y desista, eso es lo que quieren los populares”, expresó Dalmau a la prensa.

El secretario general del PPD, Ramón Luis Cruz Burgos, dijo que la orden de cese y desista es una “gestión necesaria provocada por los dimes y diretes que se han dado públicamente que en nada abonan a la unidad del partido ni a la imagen que debe tener todo servidor público”.

Por ello, Dalmau exhortó a los funcionarios del PPD a que detengan el intercambio personal y político. De esta manera, reaccionó a la controversia entre el representante Luis R. “Narmito” Ortiz Lugo, aspirante a la alcaldía de Guayama, y el alcalde de Arecibo, Carlos “Tito” Ramírez.

Por un lado, Ramírez acusó a Ortiz Lugo de tener una propiedad en la Reserva Nacional de Investigación Estuarina de Bahía de Jobos. Mientras, Ortiz Lugo indicó ayer en una entrevista radial, también sin evidencia, que ha escuchado que el alcalde de Arecibo es “bolitero”, que “vende droga” y “que lava dinero”.

“Cada uno tiene que evaluar la manera en que se comporta, la manera en que se dirige, pero yo tengo que velar por la institución del partido y aplicar el reglamento según corresponda”, aseveró Dalmau.

Más temprano, Hernández -en cambio- había amenazado con llevar a Ramírez a los tribunales si no acude a la vista pública de la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara, pautada para hoy, donde se retomará el asunto de la reserva. Hernández firmó una misiva dirigida a esos fines.

PPD no está en su peor momento

A pesar de toda la controversia, Dalmau aseguró que el PPD no está en su peor momento. “Cada vez que pasa un ciclo electoral surgen controversias y hay que atenderlas con mucha responsabilidad, con mucha seriedad y eso es lo que yo estoy haciendo”, respondió Dalmau.

En cuanto a las medidas legislativas, Dalmau indicó que cada una se atenderá como corresponde y sobre la redistribución electoral mencionó que es un proceso que se debe realizar por mandato constitucional. “Hay una junta constituida, no ha terminado de hacer la redistribución. Cuando finalice, pues esa redistribución se hará pública”, añadió.

En cuanto al proyecto que enmienda la reforma laboral, indicó que una vez la Comisión de Asuntos Laborales del Senado rinda su informe, se estará atendiendo. En cambio, sobre la resolución conjunta que ordena la cancelación del contrato de LUMA, precisó que fue recibida ayer en el Senado y se atenderá “como se atienden los procesos legislativos”.

“Hechos no palabras”

Hernández dijo en reiteradas ocasiones que deben haber “hechos, no palabras” y que hace tiempo se debió emitir la orden de cese y desista. “Nunca es tarde cuando la dicha es buena. Es algo que debió haber hecho el presidente y la institución hace meses atrás”, expresó. “Yo espero que esto sea el estándar, la nueva regla de que se atiendan las cosas con premura. Para que tengan una idea, la Cámara sí trabaja, sí hace las cosas como tienen que ser… organizadamente”, abundó.

Mientras, el presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara, Jesús Santa agregó que “el PPD siempre ha sido un partido que de alguna u otra manera -como la marea- ha tenido situaciones que ha tenido que llevar a la discusión. Creo que parte del problema quizás es que no ha habido el foro para poder atender estas discusiones”.

La senadora Marially González Huertas denunció que hay dilación en la Cámara en la atención de medidas. “De parte de esta servidora tengo proyectos que no se han trabajado, que los tengo aprobados desde la primera sesión legislativa y espero que se puedan atender”, señaló.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario