Puerto Rico 05 mayo 2022

Jenniffer González afirma sentir "rabia y decepción" ante cargos contra otros dos alcaldes penepés por corrupción

La comisionada se unió al reclamo del liderato del PNP para que renuncien los alcaldes de Humacao y Aguas Buenas, y dijo que lacera la imagen de la Puerto Rico en Washington

La comisionada residente en Washington, Jenniffer González, dijo hoy sentir “rabia y decepción” tras conocer los arrestos por corrupción en contra de los alcaldes de Humacao y Aguas Buenas, ambos electos por el Partido Nuevo Progresista (PNP).

Al mismo tiempo, expresó preocupación por el impacto de estos nuevos casos de corrupción en el acceso a fondos federales.

Los alcaldes de Humacao, Reinaldo “Rey” Vargas Rodríguez, y Aguas Buenas, Javier García Pérez, fueron detenidos esta madrugada por el FBI.

Por su parte, Cruz Rubio no confirmó ni negó la información, al tiempo en que rehusó comentar sobre el detalle de los arrestos y cargos criminales que se presentarán.

“Conozco de años a los alcaldes de Aguas Buenas y Humacao y me sorprende que mientras trabajábamos para avanzar con la reconstrucción de sus respectivos municipios, según las acusaciones, le estuvieran fallando a su pueblo a escondidas... Como comisionada residente esta noticia vuelve a lacerar los avances que tenemos en (Washington) D.C. con la aprobación y flujo de fondos federales”, dijo González.

La también vicepresidenta del PNP, reclamó que ambos alcaldes “se desliguen de sus puestos para darle espacio a la continuidad de los trabajos de reorganización y que ellos se enfoquen en su caso judicial”.

También elogió al FBI, por considerar que salvaguardan “la integridad del servicio público”.

“Como puertorriqueña hago un llamado a la sensatez de todo servidor público, no importa su afiliación partidista. Ambos alcaldes deben renunciar de manera inmediata a sus puestos, si no que la Unidad de Procesamiento Administrativo Disciplinario (UPAD) del Panel del Fiscal Especial Independiente proceda con la suspensión inmediata e inicie el proceso de destitución. El voto de confianza del pueblo no puede ser violado, nosotros tenemos un mandato de velar por los mejores intereses de la gente y es a la gente a quien nos debemos no al lucro personal, cada uno reevalúe su desempeño. Los puertorriqueños no toleramos la corrupción, venga de donde venga”, indicó.

Fuente: elnuevodia.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario