Puerto Rico 13 enero 2022

Johnny Méndez crea "task force" que desarrollaría legislación para lidiar con el cierre de vertederos

Al menos, siete de estos sistemas de disposición de basura cesarán operaciones en los próximos años

Ante el cese de operaciones de múltiples vertederos en la isla en los próximos años, el portavoz del Partido Nuevo Progresista (PNP) en la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, anunció hoy, jueves, la creación de un equipo de trabajo o “task force” para estudiar la posibilidad de presentar legislación que apoye las acciones del gobierno central en la administración de dichos cierres.

“No existe mucha controversia en torno a que enfrentamos una situación de salud pública derivada de la problemática asociada a la disposición final de los desperdicios sólidos en la isla y el cierre de operaciones de siete vertederos, así como revisión de otros cinco. Por eso, necesitamos tomar acción, junto con el Ejecutivo que ya inició un programa estratégico a esos fines en octubre pasado, para ver qué legislación necesitamos para apoyar dicha iniciativa y garantizar una transición ordenada a otras facilidades”, dijo en un comunicado de prensa.

Como miembros del equipo de trabajo, Méndez designó al expresidente cameral José Aponte, al representante por el Distrito #9, Yazzer Morales, y al representante por el Distrito #14, José “Memo” González.

“La misión de este ‘task force’ es evaluar la legislación existente y las condiciones reales en la calle para ver si se necesita medidas adicionales que viabilicen una transición de cierre ordenada y que garantice que no existe disloque en el flujo del manejo de los desperdicios sólidos. También, tendrá como objetivo estudiar legislación que apoye la iniciativa Estrategia de Emergencia para la Infraestructura de Desperdicios Sólidos, presentada por el gobernador (Pedro Pierluisi) a finales del año pasado”, agregó el portavoz del PNP y también expresidente cameral.

“El cierre de los vertederos sin alternativas de asistencia, particularmente en la zona norte –donde reside el grueso de nuestra población–, trae una serie de complicaciones que podría aumentar el costo del manejo de estos desperdicios, incluyendo la logística y el proceso de transportación de los mismos, hacia facilidades en el área sur y este de Puerto Rico. En adición al costo, este cambio operacional complicaría el tráfico y mantenimiento de los puentes y carreteras en Puerto Rico; sin decir nada de los riesgos de accidentes relacionados a este tipo de actividad de acarreo”, sostuvo.

Cónsono con la reglamentación vigente, la Agencia federal de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) ya ha emitido orden de cierre a los vertederos de Arecibo, Arroyo, Cayey, Guayama, Florida, Isabela y Toa Alta. Según datos de la EPA, de los 29 vertederos en Puerto Rico, apenas 10 se encuentran en cumplimiento: Carolina, Fajardo, Hormigueros, Juncos, Ponce, Salinas, Humacao, Yauco y dos en Peñuelas.

De acuerdo con múltiples estudios disponibles, cada persona en Puerto Rico genera 5.19 libras de desperdicios sólidos a diario, lo que representa 8,290 toneladas de basura. Méndez estimó que el 35% de ese total se puede reciclar o compostar, lo que aliviaría la carga sobre los vertederos y generaría empleos nuevos.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario