Puerto Rico 04 noviembre 2021

José Aponte Hernández reitera importancia de la vista del Supremo sobre el caso del SSI en Puerto Rico

El expresidente de la Cámara de Representantes recordó que la vista oral federal se llevará a cabo el próximo martes

El expresidente de la Cámara de Representantes, José Aponte Hernández, exhortó a todos los ciudadanos a estar atentos a la vista oral del Tribunal Supremo de los Estados Unidos sobre la elegibilidad de los puertorriqueños al programa del Seguro Social Suplementario (SSI, por sus siglas en inglés) pautada para este próximo martes.

El representante por el Partido Nuevo Progresista (PNP) reiteró su solicitud a la administración del presidente Joe Biden para que desista de su posición en contra de que los puertorriqueños reciban el SSI.

En esa dirección, una nueva legislación de la mayoría demócrata de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, redactada en coordinación con la Casa Blanca, permitiría que los residentes de Puerto Rico tengan acceso a partir de enero de 2024 a los beneficios del SSI como parte del plan de iniciativas sociales de Biden.

Aponte Hernández recalcó que la controversia es una de derechos civiles y que, de aprobarse extender el SSI a Puerto Rico, sería un gran reconocimiento de la igualdad que, según él, le corresponde al país.

“Esta es una de las vistas del Tribunal Supremo más importantes para Puerto Rico en décadas. Mi exhortación a todos los ciudadanos estadounidenses que vivimos en esta amada isla es a estar bien pendientes de cómo transcurren los trabajos y apoyar todas las gestiones a favor de la extensión de este programa a nuestra gente. El próximo martes es un día significativo para Puerto Rico”, señaló.

En el mes de marzo, el Tribunal Supremo de Estados Unidos decidió acoger una petición del gobierno federal que busca impugnar la elegibilidad de José Luis Vaello Madero, ciudadano estadounidense residente en Puerto Rico, a los beneficios del programa SSI.

La demanda fue presentada inicialmente por el gobierno federal en una acción de recobro contra Vaello Madero, quien vivió en Nueva York del 1985 al 2013, donde recibía el beneficio del SSI por incapacidad. Luego, el hombre se mudó a Puerto Rico en 2013, pero continuó recibiendo el depósito del SSI en su cuenta bancaria en Nueva York hasta 2016.

“Uno de los sectores más vulnerables son las personas con necesidades especiales. Este sector de la población, estimado en poco más de 950,000 personas, ha sufrido demasiado. El SSI proveería una línea de asistencia adicional a los más necesitados. Es algo justo que no se le puede negar a los ciudadanos estadounidenses por ser residentes del territorio de Puerto Rico”, reiteró Aponte Hernández.

Actualmente en la isla se reciben fondos federales a través del programa de Ayuda a Personas de Edad Avanzada, Ciegos e Incapacitados (AABD, por sus siglas en inglés), lo cual representa -en promedio- unos $81 mensuales por persona. En total, solo unas 33,000 personas cualifican para la ayuda de este programa.

Con el SSI, el universo aumentaría casi 10 veces y los beneficios incrementaría en sobre un 600%.

El SSI es un programa federal que provee beneficios adicionales al Seguro Social a personas ciegas, discapacitadas y personas de la tercera edad con bajos o ningún ingreso. También brinda servicios de hospitalización y otras ayudas de salud necesarias. El beneficiario promedio en los Estados recibe alrededor de unos $590 cada mes.

Puerto Rico podría recibir hasta $1,950 millones anuales, según un informe suscrito por la Oficina de Contraloría General (GAO), y publicado en el 2014. El GAO estimó que, si Puerto Rico fuera un estado, sobre 360,000 residentes en la isla calificarían para pagos de SSI.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario