Constante la comunicación con la junta, dice el gobernador

El primer ejecutivo espera por la certificación del plan fiscal enmendado

A cinco días de haber entregado el plan fiscal enmendado, el gobernador Ricardo Rosselló reconoció ayer que ha tenido comunicación con los miembros de la Junta Federal de Control Fiscal y que les ha reiterado que no hará cambios a su política pública de no realizar recortes a las pensiones ni a la jornada laboral.

“Yo espero que pueda surgir el buen juicio de darse cuenta de lo que son las áreas fiscales versus lo que son las áreas de política pública y que podamos confeccionar un plan fiscal que sea ejecutable de cara hacia el futuro”, dijo el mandatario en una conferencia de prensa.

Asimismo, Rosselló afirmó que los equipos técnicos del gobierno han estado en diálogo continuo con el ente federal porque “nuestra aspiración es tener un plan fiscal certificado, que sea consistente con la política pública del gobierno electo por el pueblo de Puerto Rico”.

El pasado 5 de abril, el gobierno entregó el plan fiscal a la junta, pero sin incluir varias propuestas del ente. Entre ellas, la revisión de la denominada “crudita” y el cambio de la política fiscal para exigir que todos los ingresos del Estado fluyan a través del Fondo General en lugar de los Fondos de Ingresos Especiales.

Enfocados en procesos de Título III

Una vez que se logre la aprobación del plan fiscal enmendado, según dijo, trabajarán con mayor fortaleza en el proceso del Título III de la ley federal Promesa, que es el mecanismo judicial mediante el cual se paralizan todos los procedimientos de cobros y reclamaciones contra el gobierno por los más de $70,000 millones en deuda pública.

“En ese objetivo debo presumir que tanto nosotros, el gobierno de Puerto Rico, como la Junta de Control Fiscal estamos alineados. Lo que sí es inaceptable y lo vuelvo a reiterar es que la Junta de Control Fiscal trate de implementar política pública que no es parte de la política pública que lleva a cabo el gobierno ”, abundó.

“Simplemente no tienen el poder en ley para llevarlo a cabo y meramente en cuestión de principios tampoco lo vamos a permitir. Así que en derecho y en principio estamos en el lado correcto de ese argumento y lo que esperamos es que, como ocurrió en marzo del año pasado, entendamos el momento en que estamos y veamos las oportunidades que podamos tener”, añadió.

Reiteró que el gobierno está haciendo recortes históricos para Puerto Rico y prácticamente para todas las jurisdicciones en los Estados Unidos.

“Estamos hablando de $800 millones en el modelo de salud... de eliminar o reducir lo que son los subsidios a distintas entidades y los municipios. Son unas cantidades enormes, sin precedentes y tratar de añadir más a eso simplemente no confecciona la visión de desarrollo económico”, dijo.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario