Vuelve la pelea por el bono

El ente federal recalcó al gobierno su propuesta de eliminar dicho pago a los empleados públicos

El gobierno y la Junta Federal de Control Fiscal retomaron la controversia por el bono de Navidad, un tema que evidenció ayer la tirantez que existe entre las partes y que nuevamente deja a los empleados públicos en la incertidumbre.

El ente federal convocó una vista pública para discutir la reorganización del Departamento de Seguridad Pública (DSP) y el cumplimiento de las siete agencias bajo esta sombrilla con los planes de reducir gastos y recortar personal.

El tema del bono de Navidad surgió entonces cuando tocó el turno al Cuerpo de Bomberos y quedó evidenciado que necesita fondos adicionales para poder operar y que tuvo problemas para pagar la nómina de 41 bomberos. David Skeel —uno de los miembros de la junta—, preguntó por qué se pagó el bono de Navidad si ya sabían que había problemas presupuestarios.

El secretario de Seguridad Pública, Héctor Pesquera, dijo que se quedaron sin dinero para pagar a los bomberos porque se acabó la asignación federal. Agregó que el bono estaba presupuestado.

Pero el tema no quedó ahí. El portavoz del gobierno ante la junta, Christian Sobrino, intervino entonces para decir que si se permite reasignar dinero de las partidas de la Policía —agencia que finalmente verá un sobrante de casi $40 millones en nómina— el Cuerpo de Bomberos no se quedaría sin fondos. Finalizó sus preguntas pidiendo disculpas a Pesquera “por ser intervenido en esta guerra contra la Navidad”.

“Espero que no sea el caso”

Al finalizar la vista, la prensa cuestionó a la directora ejecutiva de la junta, Natalie Jaresko, sobre la posibilidad de que este año se pague nuevamente el bono de Navidad, a lo que contestó: “Yo espero que ese no sea el caso. Va a ser una decisión difícil para el gobierno pagar el bono de Navidad en vez de mantener el personal, pero ya veremos”.

El presidente del ente federal, José Carrión, afirmó entonces que propuso al gobernador Ricardo Rosselló incluir el dinero del bono como parte del salario y alegó que “ellos escogieron no hacerlo”.

Sobrino, en su turno al bate con la prensa, dijo que Carrión nunca ha hecho tal propuesta. Defendió que el bono permanezca tal y como está porque lo contrario implicaría un cambio en la ley.

Insistió en que las reservas de la junta con este cheque es por el nombre y no descartó que el gobierno lo pague nuevamente.

“No vemos por qué no, considerando que el presupuesto que se ha sometido a la junta está dentro de la cantidad y hay espacio para pagar el bono de Navidad. La junta insiste en enviar un mensaje —no sé a quién— de que por fin lograron que no se pagara el bono de Navidad. Es una estupidez”, señaló.

No hicieron propuesta

La propuesta de incluir el bono en el salario nunca se hizo a Sobrino. “Yo, por lo menos en mis conversaciones con Carrión, eso no se me ha planteado. Creo que lo que sí refleja es que hay una obsesión de no pagar estos $60 millones a los empleados públicos, siempre y cuando se llame bono de Navidad. Y si ese es el caso, no entiendo por qué estamos cayendo en esta guerra a la Navidad”, expresó.

Mientras se desarrollaba ayer la vista en el Centro de Convenciones, el Wall Street Journal publicó que la Casa Blanca se prepara para pedir al Senado federal que confirme a los miembros actuales de la junta fiscal.

Sin comentario

Carrión rechazó contestar preguntas sobre este asunto. Específicamente, no precisó si está interesado en permanecer en la silla o si ha cabildeado para mantenerse en el puesto. “La contestación a esa pregunta es que no tenemos y no tengo ningún comentario”, dijo Carrión.

Sobrino indicó que los miembros de la junta tendrán que contestar muchas preguntas durante el proceso de confirmación.

“Si Casa Blanca decide nombrar a los miembros de la junta para confirmación del Senado, siempre se ha reconocido que es una posibilidad, igual que se nombran miembros nuevos”, manifestó. “El proceso de confirmación en el Senado, las preguntas que van a tener que contestar y el escrutinio al que se van a tener que someter, estaría bien interesante ver cómo se va a atender”, sostuvo.

En la audiencia surgió que el gobierno no tiene listos todos los planes de trabajo que solicitó la junta. Sobrino lo justificó cuestionando si la ley Promesa los obliga a presentar estos planes.

Pesquera, en tanto, dejó saber que solicitará $44 millones adicionales para el presupuesto de la Policía. Jaresko no comentó sobre la viabilidad de esta petición y se limitó a decir que evaluarán las peticiones presupuestarias que ya sometió el gobierno.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario