Puerto Rico 24 marzo 2022

La AEE tendrá que pagarle $167.3 millones a Whitefish

Así lo determinó la jueza Laura Taylor Swain. El contratista estaba a cargo de reconstruir parte de la red eléctrica de la isla luego del huracán María.

Mientras se aguarda por el giro definitivo que tomará la reestructuración de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), la jueza de distrito federal Laura Taylor Swain aprobó esta semana un acuerdo entre esa corporación pública y Whitefish Energy Holdings y que pondría fin a una reclamación de cobro radicada por el contratista por reconstruir parte de la red eléctrica de la isla luego del huracán María.

De acuerdo con la orden de Swain, la AEE pagará a Whitefish unos $133.4 millones por trabajos realizados, incluyendo cerca de $30 millones por concepto de adelantos para la movilización de equipos y recursos para los trabajos de reconstrucción y su posterior traslado fuera de la isla.

De igual forma, la AEE tendrá que pagar otros $33.9 millones en cargos de financiamiento a Whitefish. Si la AEE no completa los pagos establecidos en la orden en o antes del 31 de diciembre de 2023, entonces, tendrá que pagar otros $19 millones en intereses acumulados. Whitefish solicitaba en principio unos $52.9 millones por este concepto.

Por trabajos realizados, movilización de recursos y equipos y financiamiento la AEE pagará a Whitefish unos $167.3 millones como resultado de la reclamación autorizada por Swain. A esa suma, deben agregarse los pagos efectuados por la AEE antes de la disputa -unos $37 millones- para un total de $204.3 millones.

La mayor parte de la reclamación de Whitefish -sobre $100 millones- ya se ha desembolsado y fue cubierta esencialmente de los fondos ya autorizados por la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés).

Pero según la orden, la AEE, la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) y el gobierno tendrán que continuar un proceso apelativo de corte administrativo para recuperar la porción de reembolsos que fue rechazada por la agencia federal. A la fecha de la orden, FEMA todavía objetaba al menos $16 millones correspondientes a los adelantos de dinero que Whitefish habría solicitado a la AEE para asegurar el traslado de equipos y recursos en medio de la emergencia.

Si FEMA reconsidera su posición, entonces, Whitefish podría recibir otros $15 millones.

La decisión de Swain se produjo esta semana cuando la jueza que preside el proceso de reorganización financiera de Puerto Rico también indicó que aguardaba por las objeciones que tuvieran las partes interesadas en la reestructuración de la AEE y que por ello, “se mantuvieran atentos” a lo que será su decisión. Swain hizo sus expresiones durante la audiencia general de los Casos de Título III correspondiente al mes de marzo.

En el caso de Whitefish, según la orden de Swain, el pago de $133 millones corresponde a trabajos que fueron realizados por el contratista luego del huracán María. La cuantía monetaria pactada pondría fin a las disputas en torno a la facturación de Whitefish.

La saga de Whitefish

Whitefish pactó con la AEE el 26 de septiembre de 2017 para reparar los estragos causados por el huracán María en la red eléctrica de Puerto Rico luego de un confuso proceso de licitación por parte de la corporación pública y que en cuestión de días, fue cuestionado en medios estadounidenses y locales.

Esto, una vez se comprobó que la empresa con sede en Montana solo tenía unos dos empleados y que los recursos que se reclutarían para la reparación de la red eléctrica en la isla serían subcontratistas, encareciendo las obras a realizarse. También se comprobó que la AEE habría seleccionado a Whitefish, a pesar de que los cargos que cobraría por el traslado de trabajadores y equipos y los trabajos a realizarse eran más altos que otros licitadores como Cobra Energy.

Según la estipulación entre las partes e integrada en la orden de Swain, por razones que “no tenían que ver con el desempeño de Whitefish” según lo requerido en el contrato, el entonces gobernador Ricardo Rosselló Nevarescanceló el acuerdo con la empresa. El ex mandatario canceló el contrato de Whitefish el 31 de octubre de 2017 y la decisión cobró efectividad un mes más tarde.

Los trabajos que hizo Whitefish

Concretamente, reza el acuerdo, Whitefish reparó cinco segmentos de líneas de transmisión, limpió caminos y carreteras para dar acceso a la infraestructura de la AEE y habilitó áreas para el uso de helicópteros y transporte de equipos y personal a las áreas de reparación; reemplazó sobre 50 torres eléctricas; desmanteló un número singular de estos equipos y efectuó reparaciones o correctivas en unas 200 estructuras de transmisión.

Según el acuerdo, las acciones de Whitefish hicieron posible la restauración del servicio eléctrico en áreas de San Juan, Caguas, Manatí y Juncos, reparando y reemplazando “varios cientos de postes y líneas de distribución”.

Por todo ello, Whitefish habría facturado unos $144 millones. De esa cantidad, FEMA objetó unos $32 millones por falta de documentación suficiente. En diciembre del año pasado, la Oficina de Recuperación y Reconstrucción (COR3) radicó la apelación administrativa contra FEMA, que todavía sigue su curso.

Sin embargo, tras la cancelación del contrato, la AEE solo había pagado a Whitefish unos $37 millones en adelantos, movilización de equipos y recursos y por obras realizadas, dando pie a la abultada reclamación ahora autorizada por Swain.

La JSF recomendó llegar a un entendido con el contratista, pues de lo contrario, la AEE incurriría en los gastos relacionados a una disputa en corte mientras continúa en proceso la reestructuración financiera de la corporación pública. En ese sentido, lo pactado con Whitefish, reza la orden de Swain, no impide o restringe los derechos que otros acreedores de la AEE, sean bonistas o aseguradores municipales, puedan tener.

Al momento de la orden de Swain y del total de $133.8 millones, la AEE ya había desembolsado unos $100 millones, por lo cual, quedaba pendiente de pago la diferencia, así como la diferencia de los costos de movilización de equipos.

La orden establece que tanto la AEE, como la JSF y Whitefish tendrán que colaborar en el proceso apelativo ante FEMA. Si la apelación en FEMA no prospera, entonces Whitefish se expone a perder al menos $10 millones de lo que queda pendiente en facturas contra la AEE.

Fuente: elnuevodia.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario