Puerto Rico 15 julio 2022

La EPA ordena al Municipio de Moca a suspender el recibo y depósito de basura en el vertedero

La agencia federal encontró que el vertedero ya "excedió su capacidad de diseño"; el ayuntamiento, además, debe iniciar las "actividades conducentes a un cierre ordenado" conforme al plan presentado en 2016 y revisado en 2020

La Agencia federal de Protección Ambiental (EPA, en inglés) emitió una orden de cese y desista para descontinuar el recibo y depósito de basura en el vertedero de Moca a partir de este próximo lunes, 18 de julio, una decisión que fue celebrada por el alcalde Ángel “Beto” Pérez y tildada de “prematura” por el operador privado de la instalación.

En la orden, de la que El Nuevo Día obtuvo copia, la EPA estableció que el vertedero “excedió su capacidad de diseño” y, en consecuencia, tanto el Municipio de Moca (dueño) como la compañía Moca-Eco Park (operador) deben cesar las funciones cotidianas.

El ayuntamiento debe, además, iniciar las “actividades conducentes a un cierre ordenado” conforme al plan presentado en 2016 y revisado en 2020, en virtud de la orden por consentimiento firmada por las partes en 2014.

“El Municipio de Moca y Moca Eco-Park deberán cumplir con los términos de la orden por consentimiento. El recibo de basura en el vertedero después de que excedió su capacidad de diseño constituye una violación”, advirtió Leonard Voo, jefe de la División de Cumplimiento con la Ley federal de Conservación y Recuperación de Recursos (RCRA, en inglés) de la Región 2 de la EPA, en la orden de cese y desista, firmada el 7 de julio.

Voo añadió que el ayuntamiento y la empresa se exponen a sanciones y multas si incumplen con lo dispuesto.

Cuatro días después de emitida la orden de cese y desista, el 11 de julio, el alcalde envió una carta al presidente de Moca Eco-Park, Joseph Hernández, en la que aseveró que cumplirán con la EPA para evitar ser multados, “máxime cuando hemos tomado conocimiento personal del alcance y consecuencias de obrar contrario a lo dictado”.

Embed

Pérez invitó a Hernández a “acatar e implementar” la orden, así como a notificarles a sus clientes que ya no podrán descargar basura en el vertedero y deberán buscar alternativas. Moca y otros ocho pueblos de la región noroeste utilizan la instalación, que ubica en el sector Ferrer del barrio Centro.

“No es un capricho”

En entrevista con El Nuevo Día, el alcalde celebró la orden e indicó que, para cumplir con sus disposiciones, acordó el depósito de la basura de los mocanos en el vertedero de Mayagüez. Arguyó que la movida no representa un impacto económico significativo, porque “ya habíamos previsto esta situación”.

El cierre del vertedero no es un capricho de nosotros, sino que verdaderamente todos los estudios apuntan a que ya no aguanta más. Hay una posibilidad de que se pueda construir una nueva celda en el lugar, pero eso tardaría de uno a dos años y no es seguro todavía. Nos preparamos en el presupuesto municipal y con fondos ARPA (Ley federal de Rescate Americano) para acatar la orden”, dijo Pérez.

Recordó que, hace un año, declaró un estado de emergencia ambiental en Moca y mandató el cierre del vertedero por supuesto incumplimiento con las regulaciones federales y estatales aplicables por parte de Moca Eco-Park. Posteriormente, su decisión fue anulada por el Tribunal de Primera Instancia de Aguadilla y la instalación reabrió. Ahora, con la orden de cese y desista, Pérez siente que el tiempo le dio la razón.

“La orden se basa en todos los estudios periciales que hemos suministrado, incluyendo análisis de ingenieros de suelo y un agrimensor, que confirman que el vertedero está a máxima capacidad, así como en el sinnúmero de violaciones cometidas por los pasados seis a ocho años, algunas de las cuales empeoraron”, sostuvo el alcalde, quien le solicitó reuniones a la secretaria interina del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Anaís Rodríguez, y la secretaria de la Gobernación, Noelia García Bardales, para discutir “los pasos a seguir” con el vertedero.

Pérez estimó que el cierre del vertedero costaría $13 millones. Para comenzar los trabajos, dijo, espera concretar el memorando de entendimiento negociado con el exsecretario del DRNA Rafael Machargo. También, previó que la orden de cese y desista “agilizará la apertura” de la estación de transbordo de Aguadilla, una obra anunciada por el DRNA hace un año.

“Golpe económico significativo”

Por escrito, el presidente de Moca Eco-Park expresó que la orden de la EPA es “prematura”, y opinó que la determinación de la dependencia tomó como base “documentos antiguos que han sido actualizados” por la compañía.

Agregó que los nuevos documentos fueron presentados al DRNA, “como requiere el contrato con el municipio y la reglamentación estatal”, y siguen bajo evaluación en la agencia. Según Hernández, los documentos contienen información más reciente y con “enormes beneficios ambientales para la comunidad”.

“Esta postura de la EPA le impondrá un golpe económico significativo a los municipios que actualmente utilizan la facilidad para la disposición final de sus desperdicios sólidos, en donde estos incurrirán en gastos exorbitantes y no presupuestados, incluyendo al Municipio de Moca”, dijo.

“Moca y los demás municipios tendrán que redirigir sus desperdicios a instalaciones más distantes, añadiendo costos de transportación y una disminución en las rutas de servicios a los residentes de dichos municipios, porque los camiones viajarán distancias más largas”, advirtió.

Entretanto, Hernández acusó al alcalde de estar “empeñado en sacar” a Moca Eco-Park de la operación del vertedero, “en clara violación del contrato existente”. Argumentó que la compañía “ha sido la única parte” que ha invertido recursos para mejorar las condiciones de la instalación, y que la EPA “tiene conocimiento” de que el ayuntamiento y Pérez “no han cumplido con la inmensa mayoría de sus obligaciones” en la orden por consentimiento.

Contó que, además de los documentos actualizados, sometieron al DRNA una alternativa de cierre que es “menos costosa en ejecución, significativamente más beneficiosa para el ambiente y la comunidad, y que beneficia directamente los presupuestos del Municipio de Moca” y los aledaños. Hernández se expresó confiado en que, próximamente, podrá discutir estos y otros datos con el DRNA y la EPA.

Fuente: elnuevodia.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario