La Habana 07 julio 2020

El MININT confirma la muerte del cubano Yamisel Díaz a manos de un policía

Presenta al fallecido como un criminal que se encontraba en 'libertad condicional'.

El Ministerio del Interior (MININT) confirmó la muerte de Yamisel Díaz Hernández a manos de un policía cubano en San Cristóbal, Artemisa, en una nota oficial que coincide con la versión de los hechos ofrecida por un perfil anónimo de la Seguridad del Estado.

"En horas de la madrugada del domingo 5 de julio ante la denuncia de dos campesinos por el robo de ocho equinos de su propiedad, un oficial del MININT que investigaba el hecho, en compañía de una de las víctimas interceptaron en una zona rural del municipio San Cristóbal, provincia de Artemisa, a tres ciudadanos que se trasladaban con los animales sustraídos", dijo el comunicado replicado por la prensa oficial.

Según el MININT, "como parte de la investigación se conoció que cuando el militar, junto a uno de los campesinos, le daba seguimiento y en el momento en que trató de detenerlos, fue agredido con un machete de forma reiterada y a corta distancia por uno de los individuos".

Añadió que, "al ser atacado, el oficial realizó un disparo preventivo, y al continuar la agresión, estando en peligro su vida, respondió con otro que provocó la muerte al agresor".

El lunes el padre del fallecido a manos del policía dijo que su hijo "no tiene ningún tiro en el pecho, lo tiene debajo de la mano, por el costado".

"Ningún policía da un tiro por el costado si tú le vas pa'rriba. Y no me han dado razón ninguna", afirmó Federico Díaz García a Radio Televisión Martí. Según su testimonio, no sabía quiénes eran las otras dos personas que andaban con su hijo.

La nota del MININT señaló que el fallecido tenía "38 años de edad, natural de San Cristóbal, con múltiples antecedentes penales; exrecluso por robo con fuerza, hurto y atentado, quien se encontraba en libertad condicional".

image.png

Díaz García precisó que su hijo murió la noche del sábado último, en una zona próxima al central José Martí. Trabajaba en una cooperativa de la localidad Ramón López Peña, en San Cristóbal, y tiene tres hijas.

La funeraria de esa localidad confirmó a DIARIO DE CUBA que el cadáver de Díaz Hernández estuvo tendido allí el domingo y fue enterrado el lunes en la mañana.

El comunicado del MININT se ajusta a la versión oficiosa de lo sucedido, que divulgó antes el perfil de la Seguridad del Estado en redes sociales, Guerrero Cubano.

La voz de la policía política justificó la actuación de la Policía y señaló que los "cómplices" del fallecido "huyeron, están prófugos". En su nota, el MININT no precisó detalles al respecto.

La actuación de la Policía cubana está recibiendo duras críticas en las últimas semanas, debido a la cada vez mayor divulgación de denuncias sobre acciones violentas y uso excesivo de la fuerza.

Este fin de semana, el fotógrafo y realizador audiovisual Dario Dioses denunció las agresiones, maltratos y multas que sufrieron él y otro artista en la madrugada del sábado en La Habana y que el primero describió como "encontronazos detestables", en los que ambos resultaron heridos.

Recientemente, los artistas Luis Manuel Otero Alcántara y Maikel Castillo sufrieron heridas similares en una detención que más tarde provocó la presentación de una denuncia y más arrestos contra los activistas.

Asimismo, el periodista de DIARIO DE CUBA Jorge Enrique Rodríguez estuvo cinco días preso por grabar en su barrio la detención de dos jóvenes, en la que los agentes emplearon excesiva violencia.

A finales de junio, un policía disparó y causó la muerte en Guanabacoa al joven de 27 años Hansel Ernesto Hernández Galiano. El único testigo de ese hecho es el agente.

El fin de semana el régimen liberó bajo fianza y a la espera de juicio al joven de 20 años Camilo Guerra Ramos, golpeado con brutalidad por varios policías el sábado 27 de junio en una cola para comprar pollo en Guanabo, La Habana.

El caso había desatado indignación en las redes sociales por la violencia empleada por la Policía contra Guerra Ramos y otros cubanos que esperaban desde la madrugada en una tienda de Guanabo, en medio del grave desabastecimiento de alimentos agudizado por la pandemia de Covid-19.

Fuente: diariodecuba.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario