La Habana 16 junio 2020

Esposa de preso político en Cuba teme que se lo entreguen muerto

Gran temor tiene Lucinda González sobre la vida de Silverio Portal, su esposo y preso de conciencia en Cuba, quien desde su arresto hace dos años ha sufrido varias enfermedades crónicas: trombosis, isquemias e hipertensión arterial.

En la cárcel, Silverio, de 57 años, sufrió la pérdida de visión de un ojo por una golpiza policial.

Lo arrestaron en junio del 2018 cuando protestaba en el parque central de La Habana porque el régimen no hace nada para evitar las muertes por derrumbes.

Embed

Cumple una condena de cuatro años por supuestos delitos de desacato y desorden público.

También con un delicado estado de salud, pero en una prisión en Cienfuegos, está en huelga de hambre y sed desde hace unos 10 días la opositora Keilylli de la Mora Valle.

Según familiares, tiene deshidratación severa y fallo renal. La sentenciaron el pasado 7 de mayo por supuestos delitos de propagación de epidemias, desacato, atentado y desobediencia en medio de la pandemia del coronavirus.

El régimen no ha dejado de golpear, amenazar y arrestar a opositores ni con el azote del coronavirus.

Lo que sí no ha podido impedir es la escasez de productos y protestas como la de un centenar de residentes frente al Poder Popular en Moa, Holguín, porque la tienda La Moderna, de la cadena militar TRD, no vendería ese día, sino al siguiente los productos de aseo que tanto hoy escasean en la isla.

Fuente: Rolando Nápoles / Americateve.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario