Puerto Rico 21 febrero 2022

La Junta de Control Fiscal certifica hoy el presupuesto enmendado

Ante el tranque en el Senado por la Resolución Conjunta 278 de la Cámara

Ante el tranque en el Senado sobre la resolución conjunta que enmendaba el presupuesto vigente para cumplir con el pago a los bonistas dispuesto en el Plan de Ajuste de la Deuda (PAD), la Junta de Control Fiscal (JCF) impondrá hoy su versión presupuestaria para el año fiscal 2022, mientras continúa el choque entre el liderato legislativo y el Ejecutivo tras no aprobarse la medida la semana pasada.

En declaraciones a EL VOCERO, el gobernador Pedro Pierluisi indicó ayer que lo ideal hubiera sido que la Asamblea Legislativa aprobara la enmienda al presupuesto vigente, y señaló que el proceso se malogró porque el liderato de la legislatura incluyó en la medida un barril de $50 millones.

¿Crees que es necesario auditar la deuda aunque ya se aprobó el Plan de Ajuste de la Deuda?SíNoVote View Results

“Ahora, con el presupuesto enmendado aprobado por la junta, la rama ejecutiva procederá a emitir los bonos reestructurados conforme al Plan de Ajuste confirmado por la juez (Laura) Taylor Swain, dejando atrás la quiebra, y ello garantizará un futuro mejor para Puerto Rico”, expresó Pierluisi.

El primer ejecutivo del País añadió que el gobierno se ha mantenido en contacto con la junta y que es importante que el presupuesto incorpore el pago de la deuda acordado para que no quede duda de que el gobierno operó este año fiscal 2021-2022 bajo un presupuesto balanceado.

Según la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf), el 15 de marzo el gobierno debe formalizar los nuevos bonos del acuerdo con los bonistas, realizar el pago consignado en el Plan de Ajuste “y establecer las cuentas de aportación definida que en adelante, acumularán la aportación de los empleados públicos para su retiro”.

El director ejecutivo de la Aafaf, Omar Marrero, indicó a este medio que esperan que el ente fiscal certifique el presupuesto enmendado que sometió, el pasado 8 de febrero, ante la legislatura.

“El viernes, 18 de febrero de 2022, la Junta de Supervisión y Administración Financiera notificó al gobernador (Pierluisi) y a la Legislatura que según se estableció en el calendario previamente notificado, el 28 de enero de 2022, se espera que la junta certifique la enmienda al presupuesto en o antes del próximo lunes (hoy) 21 de febrero”, detalló Marrero.

Señaló que según establece la Sección 202 de la Ley Promesa, para la certificación del presupuesto y/o cualquier enmienda, es la junta la que tiene la última palabra. “De hecho, así se ha trabajado el proceso presupuestario desde que se aprobó la Ley Promesa en 2016 hasta el presente”, afirmó.

El viernes la directora ejecutiva de la junta fiscal, Natalie Jaresko, informó mediante carta al gobernador Pierluisi y a los presidentes del Senado y la Cámara de Representantes, José Luis Dalmau y Rafael “Tatito” Hernández, respectivamente, que no se cumplió con el calendario delineado y que hoy el organismo certificará y adoptará las modificaciones al presupuesto vigente.

La fecha límite para que la legislatura aprobara la Resolución Conjunta 278 de la Cámara era el 11 de febrero, según se detalla.

“Debido a que la Legislatura ha fallado en adoptar enmiendas propuestas al presupuesto del año fiscal 2022 para la fecha señalada, la junta deberá adoptar un presupuesto enmendado y presentarlo al gobernador y la Legislatura el 21 de febrero (hoy)”, expone Jaresko en la misiva de dos páginas.

En el fin de semana, Hernández publicó la notificación de incumplimiento presupuestario que envió la junta fiscal y la adjudicó a “la inacción de los funcionarios electos del Partido Nuevo Progresista (PNP), comenzando por el gobernador”.

“Como les anticipé, si fuera por el PNP la Junta de Control Fiscal nunca saldrá de la Isla”, señaló el presidente de la Cámara y destacó que hoy “la Junta de Control Fiscal impondrá su versión del presupuesto unilateralmente por las estrategias cobardes del PNP”.

El pasado 10 de febrero, la Cámara llevó a votación la medida que enmendaría el presupuesto vigente, pero se quedó a un voto de ser aprobada. Sin embargo, el pasado martes el cuerpo legislativo aprobó la medida con 26 votos a favor, pero al día siguiente en el Senado, no se lograron los votos para que la pieza legislativa fuera avalada. En el Senado se necesitaba un mínimo de 14 votos para lograr la aprobación.

La medida incluía —como parte del presupuesto general de gastos del gobierno para el año fiscal 2022— la asignación de $23,334 millones, con los pagos establecidos en el Plan de Ajuste, confirmado por el Tribunal de Título III, en cumplimiento con las disposiciones de la Ley para la Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (Promesa, por sus siglas en inglés).

La exposición de motivos de la medida establecía que los acuerdos en el Plan de Ajuste reducen la deuda pública del gobierno en aproximadamente el 50%, y que la deuda pública se reduciría de $70,000 millones a $34 mil millones.

Establecía también que la deuda de bonos de Obligaciones Generales y de la Autoridad de Edificios Públicos se reduciría de $18,800 millones a $7,400 millones, mientras que el pago anual de la deuda pública de Puerto Rico se reduciría de $2,500 millones a $1,150 millones, según la resolución.

La semana pasada, el presidente del Senado despotricó contra el gobernador y la delegación del PNP, y los llamó “hipócritas” por no respaldar la resolución debido a que se incluía el barril de $50 millones a ser repartido por los legisladores de distrito.

“El liderato del PNP decidió que sea la junta la que decida lo que hace con el presupuesto”, expresó entonces Dalmau.

El pasado 14 de febrero, el gobernador expresó que estaba en contra del “barrilito de tocino” porque los $50 millones debían tener propósitos específicos.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario