Puerto Rico 20 octubre 2021

La no comparecencia del último testigo de la fiscalía obliga a posponer el juicio contra Jensen Medina

Rafael Bernal Martínez, gerente de un dealer de autos, deberá comparecer al Tribunal de Fajardo este jueves

Fajardo - El juicio contra Jensen Medina Cardona, acusado de asesinar en una marina en Fajardo a Arellys Mercado Ríos, se reanudará mañana, jueves, con el testimonio de Rafael Bernal Martínez, el último testigo de fiscalía, luego de que este no se presentara este miércoles al Tribunal de Primera Instancia de Fajardo.

El proceso judicial, que entra a su etapa final, se lleva a cabo en la sala de la jueza Gema González, quien tendrá la responsabilidad de emitir el fallo de culpabilidad o no culpabilidad de Medina Cardona.

Bernal Martínez, es el gerente del concesionario Benítez Auto Group, en Humacao, el lugar donde presuntamente Medina Cardona compró una guagua Dodge Ram, color negra, el mismo vehículo que se relaciona a la persona que llegó y salió el 18 de agosto de 2019 de las inmediaciones de la Marina Boulevard en Fajardo, donde se cometió el crimen de Arellys. Por estos hechos, Medina Cardona está acusado de asesinato en primer grado y dos violaciones de la Ley de Armas

Desde el 15 de octubre el testigo quedó citado para acudir hoy, miércoles 20 de octubre, a las 9:00 de la mañana al tribunal. En cambio, cuando fue citado por el agente de Homicidios de Fajardo, José Quiñones Scott, el testigo dijo que no podia asistir porque tenía una cita médica a las 11:00 de la mañana en Gurabo.

Así las cosas la juez ordenó que Bernal Martínez recurriera al tribunal en horas de la tarde, por lo que el agente Quiñones Scott volvió ayer al trabajo del testigo, en Humacao, para citarlo hoy a las 2:30 de la tarde.

Sin embargo, el gerente del dealer volvió a decir que no podía acudir al tribunal porque a las 3:00 de la tarde debía estar en San Juan buscando a su hija, menor de edad, y llevarla a una práctica de soccer.

Aunque la jueza confirió 10 minutos a los fiscales para que llamaran al testigo y le pidieran que hiciera arreglos para que algún familiar se hiciera a cargo de la niña, este rechazó poder cumplir con la comparecencia ordenada por el tribunal.

La jueza rechazó el argumento esbozado por Bernal Martínez e insistió en que el testigo tuvo cinco días para hacer los arreglos pertinentes y ordenó su comparecencia so pena de desacato para hoy, a las 2:30 de la tarde, en el tribunal de Fajardo. Los miembros del Ministerio Público -Yamil Juarbe, Eduardo Beale, Diannette Aymat y Jaime Perea- se comprometieron en llevar la comunicación de mandato al testigo.

“Hemos perdido el día entero de hoy y el Ministerio Público no tiene testigo porque es uno lo que falta (Bernal) para someter el caso al Tribunal”, dijo enfática la jueza Gema González.

Con las incidencias que ocurran este miércoles se completarían 27 días de un juicio que comenzó en enero de 2020.

Con el testimonio de Bernal Martínez termina el desfile de prueba de fiscalía, quien presentó 24 testigos en sala. De estos, hay tres a disposición para ser presentados como testigos de la defensa.

De otra parte, esta mañana fueron llamados en sala los agentes Nitza Almodóvar y Antonio Rivera, quienes fueron puestos por fiscalía a disposición de la defensa, representados por los licenciados Jorge Gordon Menéndez, Orlando Cameron Gordon y Jorge Gordon Pujol. En cambio, los abogados de Medina Cardona rechazaron sentar en el banquillo de testigos a los agentes.

¿Se está acabando el juicio contra Jensen Medina Cardona?

Aunque el proceso está en etapa final hay que recordar que desde julio hay una controversia pendiente luego que la defensa presentara una moción solicitando un nuevo juicio alegando que fiscalía no les informó que tenían en su posesión un dispositivo (NVR) que guarda los vídeos originales de los días 18 y 19 de agosto de 2019 -fecha en qué ocurrió el crimen y proceso inicial de investigación- de las cámaras de seguridad de Villa Marina, en Fajardo.

Resulta que el Ministerio Público presentó como evidencia un pietaje de un DVR, o sistema de grabación digital, cuya calidad de imagen es menor a la de un NVR.

La defensa insiste en que no haber informado la existencia de ese vídeo original constituyó una violación al derecho de Jensen a un debido proceso de ley. Alegan, además, que privar al acusado de un vídeo de mejor calidad podría redundar en falta de posible evidencia exculpatoria.

Esta moción fue desestimada en Tribunal de Primera Instancia. La defensa acudió a Tribunal de Apelaciones, donde sufrieron otro revés. Entonces, los abogados buscaron auxilio en el Tribunal Supremo el pasado 6 de octubre, donde todavía no se ha resuelto la controversia.

El abogado Jorge Gordon catalogó como “un asunto novel” la denominada “moción extraordinaria de nuevo juicio por supresión u ocultación de evidencia exculpatoria por parte del Ministerio Público”.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario