Puerto Rico 26 octubre 2021

La Policía pide colaboración a quienes presenciaron el asesinato múltiple en el negocio Caldosos Bar & Rest en Naranjito

Pese a que en el lugar había decenas de personas, el Cuerpo de Investigación Criminal no tiene ninguna confidencia de los hechos

A 36 horas de la balacera que dejó tres personas muertas y tres heridas en el popular negocio Caldosos Bar & Rest en Naranjito, el Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Vega Baja aún no tiene pista de algún responsable del crimen.

Las circunstancias son objeto de sorpresa para el director de ese cuerpo criminal, Reynaldo Jiménez, quien no se explica cómo ningún ciudadano ha colaborado con la investigación, pese a que en el lugar había sobre 150 personas al momento de los hechos.

“Les pido encarecidamente a ustedes que lleven el mensaje a la gente para que sepan que se pueden comunicar, anónimamente, con nosotros al (787) 343-2020 o al 858-2666 o 2665. No tienen que dar el nombre, les cogemos la información y la trabajamos”, urgió el oficial en entrevista con El Nuevo Día.

“Allí habían más de 150 personas esa noche y alguien tuvo que haber visto algo, caramba”, añadió.

Embed

La Policía fue alertada sobre los disparos en el establecimiento a las 10:56 p.m. del pasado domingo, a través de una llamada al Sistema de Emergencias 9-1-1.

El negocio, que consta de tres plantas, queda en la llamada Ruta Gastronómica de Naranjito. El crimen, según la Uniformada, ocurrió en la planta de abajo, que se conoce como el “sótano” y donde los comensales pueden comer mientras hay música en vivo.

Según Jiménez, el crimen ocurrió en esa área, donde asesinaron a Jesús Manuel Nieves Rodríguez, de 35 años y residente de Toa Alta. La Policía catalogó al occiso como la tarjeta del crimen.

Nieves Rodríguez, conocido como “el gato de Toa Alta”, se encontraba bajo libertad por habeas corpus, pero en su contra pesaba un proceso criminal por cargos de asesinato y Ley de Armas. Incluso, fue tiroteado en diciembre de 2020 y una mujer que lo acompañaba en ese momento falleció.

Las otras dos personas asesinadas en el negocio fueron Rey Fernando Collazo Cabrera, de 32 años y residente de Naranjito, y Kevin J. Pérez Díaz, de 22 años. Ambos fueron catalogados por la Policía como “víctimas inocentes” del crimen.

Según Jiménez, Collazo Cabrera, quien era hijo del dueño de Caldoso, se encontraba trabajando al momento de la balacera e intervino con el presunto o los presuntos asesinos antes de que salieran del lugar. De acuerdo con la investigación, se presume que el o los delincuentes le dispararon para huir.

Collazo Cabrera tenía licencia de portación de armas.

La investigación de la Policía no descarta que haya sido más de una persona quien protagonizó el crimen.

“No descartamos nada, porque hasta el momento no tenemos a alguien que nos diga si fue una o dos personas o tres. Porque estas personas siempre andan en grupo”, señaló.

La balacera ocurrió frente a decenas de comensales, por lo que Jiménez insistió en que la población coopere con la investigación.

No obstante, en lo que reciben cualquier confidencia, el director del CIC indicó que hoy revisarán el pietaje de varias cámaras de seguridad que estaban en funciones tanto dentro del negocio como en los predios. Según Jiménez, el negocio Caldoso cuenta con más de 30 cámaras de seguridad.

“En la mañana de hoy vamos a estar verificando los vídeos de establecimiento y del mismo negocio a ver si podemos identificar a alguien”, acotó.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario