Puerto Rico 02 marzo 2022

La Universidad de Puerto Rico tendrá un innovador mapa con todos sus activos

Tendrá información detallada sobre cada uno de los recintos

La Universidad de Puerto Rico (UPR) trabaja en la creación de un innovador Mapa de Activos cuyo objetivo es que cualquier persona pueda encontrar de forma centralizada todo tipo de información, desde los programas y cursos, hasta quiénes son los docentes y los no docentes, los equipos y materiales disponibles, así como las patentes e investigaciones que se trabajan, el acervo de obras de arte, hasta las actividades que se realizan.

El mapa será interactivo y usará la herramienta de Geografical Information System (GIS), que es básicamente la misma plataforma digital que le permite a Google tener sus mapas de Google Earth disponibles. De esa misma manera, se podrá ver dónde están los recintos y la información pertinente sobre cada uno de ellos.

Así lo explicó Miriam Laracuente Cordero, directora del proyecto que es parte de una subvención del Economic Development Administration para el Programa de Coordinación de Recuperación en Desastres (Disaster Recovery Coordination).

La ingeniera reconoció que actualmente la información sobre la universidad está regada y hacer una búsqueda en internet no necesariamente conduce a tener los datos que se necesitan. La idea es crear bases de datos que le sirvan a toda persona que acceda el mapa.

621ed5e1ec144.webp
Miriam Laracuente Cordero detalló los beneficios del proyecto.

Miriam Laracuente Cordero detalló los beneficios del proyecto.

Este trabajo forma parte de las iniciativas para hacer la institución educativa una más resiliente, ya que en caso de un desastre se puede saber dónde están esos activos que se necesitan para responder y qué servicios hay disponibles para que las comunidades también puedan beneficiarse.

“Todos los días estamos enfrentando alguna nueva situación, desafortunadamente, y ya pronto comienza la temporada de huracanes. Es importante saber dónde están los equipos, los generadores, las herramientas que vamos a necesitar en caso de urgencia. Esto ha sido crítico en el caso de la pandemia, saber dónde vamos a refrigerar las vacunas que requieren unas temperaturas extremadamente bajas, son preguntas que tienen que ser contestadas. Si no es con colaboración e información no vamos a ser una universidad resiliente”, declaró Laracuente Cordero en entrevista con EL VOCERO.

Otros usos prácticos incluyen, por ejemplo, localizar el recinto de Cayey y no solo ver la lista de los programas académicos, sus requisitos y quién ofrece los cursos, sino también las colecciones del artista Antonio Martorell.

“El recinto de Cayey tiene un museo maravilloso que muy pocas personas conocen. Hay tesoros que necesitamos que el mundo los sepa y el mundo los disfrute… Queremos que se incluyan las publicaciones de cada programa, los estudiantes que trabajaron en esas publicaciones, las patentes que se puedan estar trabajando en el Edificio de Ciencias Moleculares… que todas estas cosas que se producen en la Universidad dejen de ser el secreto mejor guardado de algunos para que se convierta en el tesoro de todos”, manifestó.

De esa manera se puede impulsar que haya una mejor comunicación entre recintos, potenciar los recursos y que personas o empresas puedan obtener información útil y que eso a su vez dé paso a colaboraciones de todo tipo.

Aunque inicialmente la subvención para este proyecto fue de $1.1 millones para establecer un informe, la ingeniera junto a la planificadora Zaimara Vera Hernández y la especialista en desarrollo empresarial y comunitario Cristina Salazar Piñeiro se dieron a la tarea de crear un prototipo de lo que sería el mapa. Para ello eligieron el segundo piso del Centro de Ciencias Moleculares. En el mapa se puede ver la ubicación del edificio, su relación en términos de distancia con los recintos de Río Piedras y Ciencias Médicas, así como con la Administración Central. Además, se detalla cuántos investigadores trabajan en esa área, el perfil de cada uno, además de un acceso a los currículum vitae y cómo contactarlos. También hay una descripción de los proyectos que están desarrollando.

Actualmente se puede acceder al prototipo a través de la página www.upr.edu/mapa.

Aunque los fondos estaban disponibles hasta junio de este año, el equipo pedirá una extensión ya que los problemas asociados a la pandemia por covid-19 atrasaron el calendario de trabajo. Laracuente Cordero se mostró confiada de que conseguirán una extensión ya que el programa provee para ello. La expectativa es que para el otoño del próximo año se podrá ver una primera versión del mapa que debe ir ampliándose y actualizándose poco a poco. Además, se encuentran en conversaciones para obtener otras subvenciones que ayuden a seguir dándole forma al proyecto.

Dijo que una vez se tenga el primer mapa designarán personas que sean puntos de contacto en cada recinto que junto a las que ya están encargadas de trabajar en la resiliencia de cada unidad puedan eventualmente crear grupos de trabajo con estudiantes y de esa forma mantener el mapa vivo. También se proveerá para que cualquier persona someta información que entienda importante para la resiliencia. En vías de lograr esto Salazar Piñeiro indicó que están estableciendo relaciones con las comunidades aledañas para que haya un esfuerzo conjunto. Toda información se validará y luego entonces se incluirá en el mapa.

La ingeniera explicó que ya trabajan en la adaptación de formularios e informes de aquellos datos que de ordinario se levantan para las operaciones regulares de la institución para que esa información ingrese automáticamente al sistema y no haya que duplicar esfuerzos o depender de que alguien actualice todo lo que se requiere.

Explicó que actualmente agencias como el Registro de la Propiedad tiene sus catastros mediante geolocalizadores, al igual que la Junta de Planificación y el Centro de Recaudaciones de Ingresos Municipales (CRIM) están en ruta al desarrollo de esfuerzos similares. Eventualmente otras agencias del gobierno deben trabajar en plataformas y bases de datos como esta.

“Esto no es moda pasajera. Esto no es un capricho. El mundo se está moviendo a usar estas plataformas y hay muchos datos y casos de estudio que lo apoyan… La idea es que Puerto Rico tenga esa conectividad y que tengamos las bases de datos de toda nuestra Isla”, puntualizó.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario