Puerto Rico 03 marzo 2022

Lento el regreso de los trabajadores a la economía formal

Patronos continúan realizando ajustes en las ofertas para llenar los puestos vacantes

La expectativa de que los trabajadores regresarían a sus empleos una vez se agotaran las ayudas federales que llegaron a raíz de la pandemia de covid-19 no se ha cumplido. Los números que miden el empleo reflejan una mejoría que va a cuentagotas, al menos en la conocida economía formal.

El designado secretario del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), Gabriel Maldonado González, reconoció que todavía son muchos los puestos que siguen vacantes, aún cuando ya se cerró el grifo de las ayudas federales, como la Asistencia de Desempleo Pandémico (PUA, en inglés).

“Todo el mundo pensaba que cuando terminaran las ayudas de la pandemia, que culminaron en septiembre de 2021, ese retorno de las personas al mercado laboral formal iba a ser más rápido e iba a ser más evidente. En los pasados meses hemos visto que no ha sido así”, expresó el funcionario. “Esto ha sido así en Puerto Rico, en Estados Unidos y en muchos otros países, esa resistencia de muchos trabajadores de regresar al trabajo formal, a pesar de que hay miles de convocatorias y que hay trabajo. La gran interrogante es cómo uno alinea al trabajador para que se reinserte y busque el trabajo que está disponible”, añadió.

Para el titular del Trabajo, las ofertas de los patronos para lograr llenar estas plazas deberán acoplarse a la nueva realidad laboral forzada por la llegada del covid-19 y el trabajo a distancia o remoto.

¿Consideras necesario que se realicen cambios en la reforma laboral para aumentar beneficios a los trabajadores?SíNoVote View Results

“Esa oferta podría requerir unos ajustes. Hablamos de la compensación como el primer asunto, porque todos necesitamos dinero para pan y agua. Pero hay otros beneficios, como el trabajo remoto, el trabajo híbrido, el desarrollo profesional, el reconocimiento en el trabajo. Por motivo del covid-19, la tendencia va a tener que ser que revisen esos incentivos para poder captar el talento. Ya no estamos hablando ni de captar el mejor talento. Es captar talento y punto”, señaló.

Maldonado González no precisó cuántos puestos hay vacantes en el sector laboral. Los datos más recientes, de diciembre de 2021, apuntan a una tasa de desempleo de 7.5% -en comparación con 9.3% en el mismo mes de 2020- y una tasa de participación laboral de 44.2%. En noviembre pasado la participación laboral era de 43.4%, mientras que en diciembre de 2020 ascendía a 39.9%.

El DTRH coordina varias ferias de empleo al mes en distintos puntos de la Isla y, según el secretario, han logrado llenar las plazas disponibles.

“No tenemos el inventario completo de plazas disponibles, pero sabemos que son muchas. Son miles de plazas disponibles actualmente”, afirmó.

Además de los puestos disponibles, Puerto Rico necesita mano de obra en el sector de la construcción, particularmente con los proyectos de reconstrucción por los huracanes de 2017 y los terremotos de 2020 que están en planes y con fondos federales asignados. El gobierno no ha descartado reclutar mano de obra extranjera, pero Maldonado González mencionó que aun esto tiene sus cortapisas.

“Esas visas tienen un límite anual de 66,000 al nivel de Estados Unidos y sus territorios. Eso es algo que tenemos que tener en mente en cuanto a las gestiones que hagamos”, afirmó.

EL VOCERO solicitó datos sobre cuántas personas tienen aquí esta visa, pero al cierre de esta edición no estaba disponible la información.

“Son cosas que se están discutiendo a nivel federal para asegurar que, en caso que sea necesario, podamos utilizar esta herramienta que está disponible. Lo que queremos es que se concrete la reconstrucción”, sostuvo el secretario del DTRH.

El mes pasado el gobernador Pedro Pierluisi firmó una orden ejecutiva que aumenta el salario mínimo de los empleados diestros en construcción a $15 la hora y a $11 a los trabajadores no diestros que laboren en los proyectos de reconstrucción o recuperación pagados con fondos federales. El salario mínimo en la Isla ya aumentó a $8.50 por hora.

“Muchos patronos están ofreciendo por encima de eso y se les hace difícil reclutar empleados. El cambio es real y es algo que vamos a ver en los próximos meses, a ver cómo se va ajustando eso y la tendencia se va a revertir. Vamos a ver ese incremento de participación laboral más marcado”, aseguró Maldonado González.

¿En qué se basa la expectativa de que los trabajadores regresen al mercado laboral?, se le preguntó.

“Yo lo digo en el sentido de que el factor más profundo que ha provocado que no regresen son las ayudas federales que había durante este periodo de la pandemia. Ya eso no está. Tal vez todo el mundo pensaba que en septiembre iba a mejorar, pero no fue así”, contestó. “Pero la gente necesita generar ingresos. En algún momento esperamos que, más cercano que lejos, la gente va a tener que reinsertarse en la fuerza trabajadora. Esa debe ser la tendencia y sabemos que hay ofertas. Eso debería reflejarse en los números y es lo que esperamos que pase”, reiteró.

Sin razones para volver

Deepak Lamba Nieves, director de investigación del Centro para la Nueva Economía (CNE), expresó que las alzas observadas en los números de la fuerza laboral “pueden ser empleados que salieron brevemente de la fuerza laboral o personas que entraron a la fuerza laboral por primera vez. Las cifras no nos indican si son empleados que entraron y salieron o nuevos trabajadores”.

62201ff7a82a3.webp
Deepak Lamba Nieves, director de investigación del Centro para la Nueva Economía

Deepak Lamba Nieves, director de investigación del Centro para la Nueva Economía

“Los datos oficiales disponibles solo registran la actividad del mercado laboral a diciembre de 2021. Los datos de empleo no agrícola indican que muchos trabajadores se reintegraron a la fuerza laboral durante la segunda mitad del 2021. Al comparar las cifras mensuales del 2020 con 2021, vemos aumentos de sobre 30,000 empleados en algunos meses. Sin embargo, de octubre a diciembre de 2021 esa alza parece haberse estancado. En diciembre de 2021 se registraron 866,000 empleados en la fuerza laboral en empleos no agrícolas. Para la misma fecha en el 2020 había 837,000”, detalló.

El economista Argeo Quiñones, catedrático del Departamento de Economía de la Facultad de Ciencias Sociales en la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras, afirmó que muchos de los que se vieron forzados a dejar sus centros de trabajo a causa del covid-19 sí están trabajando, pero no necesariamente en la economía formal.

62201fc69776a.webp
El economista Argeo Quiñones dijo que un alto por ciento de los trabajadores que no regresan se debe a los niveles salariales y las condiciones de trabajo deprimentes

El economista Argeo Quiñones dijo que un alto por ciento de los trabajadores que no regresan se debe a los niveles salariales y las condiciones de trabajo deprimentes

“Un alto por ciento de los que no regresan es por los niveles salariales y condiciones de trabajo deprimentes. Con los fondos pandémicos probaron lo que es tener un nivel de ingreso mayor y, en vez de regresar a sus trabajos, se han replegado al autoempleo. Hay que mirar también las estadísticas de migración”, afirmó.

“En septiembre del año pasado, cuatro millones de norteamericanos renunciaron a sus trabajos por la paga limitada y las condiciones detrimentales de trabajo. Además, con la educación a distancia, especialmente las mujeres abandonaron los empleos para poder supervisar la educación de sus hijos. Pero, ¿por qué no aparece la gente para trabajar en un país que hay mucha mano de obra disponible? Hay que buscar cuáles son los incentivos que tienen para regresar a trabajar”, expresó.

Rubén Piñero, expresidente del Centro Unido de Detallistas (CUD), reconoció que “hay una gran cantidad de empleados que, por múltiples razones, no han regresado a trabajar. Una de las razones es la dificultad con el cuido de los hijos y, segundo, por los beneficios que están recibiendo”.

“Muchos beneficios terminaron, pero hay otros que siguen y muchas personas hacen la suma y la resta y deciden quedarse sin trabajar. Hay otra cantidad de personas que se han ido a trabajar por cuenta propia o en la economía subterránea y eso se está reflejando en el desempleo. Hay personas que dicen que no trabajan, pero hacen jardinería, carpintería y esos trabajos están pagando bien, mientras siguen cogiendo los beneficios”, sentenció.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario