Puerto Rico 14 julio 2022

Logran un acuerdo final sobre el proyecto de ley de status a presentarse en la Cámara baja

La medida bajaría en las próximas horas y puede ir a una sesión de votación en el Comité de Recursos Naturales la semana próxima

Washington D. C.– El liderato demócrata y legisladores federales boricuas alcanzaron, en la noche del miércoles, un acuerdo final sobre el proyecto de ley que se presentará en la Cámara de Representantes de Estados Unidos para proponer un plebiscito federal entre la estadidad, la libre asociación y la independencia.

La medida a ser radicada en las próximas horas aclara con más fuerza el acceso a la ciudadanía estadounidense bajo un primer pacto de libre asociación entre Puerto Rico y Estados Unidos.

El nuevo lenguaje reconoce la ciudadanía estadounidense por nacimiento en el caso de los hijos de dos padres ciudadanos estadounidenses durante un primer pacto de libre asociación. “Se propone un acceso automático por nacimiento para los hijos de dos padres estadounidenses”, dijo una de las fuentes.

Mientras, tras informaciones contradictorias de fuentes cercanas a las negociaciones, hay interpretaciones distintas de si la ciudadanía estadounidense podrá transmitirse bajo las leyes de inmigración de Estados Unidos en el caso de un padre estadounidense bajo el primer pacto de libre asociación.

Además ahora se hace referencia a la aplicación de las contribuciones federales bajo cualquier alternativa de status.

https://twitter.com/NydiaVelazquez/status/1547387677691236352

La intención ha sido reconocer el impacto de los impuestos federales bajo la estadidad y que aún bajo la soberanía política de Puerto Rico, los negocios y los ciudadanos estadounidenses siguen sujetos a las normas contributivas federales, agregó una fuente demócrata.

El acuerdo no añade ningún lenguaje sobre el tema del idioma y descarta, a su vez, la convocatoria a una audiencia pública sobre la medida.

https://twitter.com/Jenniffer/status/1547393370305302529

En el tema de la ciudadanía, la medida establecerá - como sucedía ya con la independencia en el borrador de legislación-, que la intención del Congreso es frenar la transmisión de la ciudadanía estadounidense luego de terminado el primer pacto de libre asociación.

Horas antes, el presidente del Comité de Recursos Naturales, el demócrata Raúl Grijalva (Arizona), había adelantado a El Nuevo Día que estaba listo para convocar a la sesión de votación para la semana próxima - lo que confirmó esta noche-, pero que se acababa el tiempo para llegar a un acuerdo.

“El status territorial de Puerto Rico ha sofocado el desarrollo y el potencial de prosperidad de la isla durante demasiado tiempo. El pueblo de Puerto Rico merece una resolución al limbo político en el que han estado durante tantos años”, indicaron, en una declaración conjunta, Grijalva, los congresistas demócratas boricuas Nydia Velázquez y Darren Soto, y la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, quien hace caucus con los republicanos.

Afirmaron que el proyecto de ley será radicado esta misma semana y que será publicado tanto en inglés como en español.

La congresista demócrata boricua Alexandria Ocasio Cortez había indicado que no respaldaría la legislación hasta que fuera publicada oficialmente en español. Pero, al mismo tiempo, Ocasio Cortez - contrario a Velázquez, Soto y González-, no es parte del Comité de Recursos Naturales.

“Esta legislación establece un camino hacia la descolonización de Puerto Rico al brindar a sus residentes la oportunidad de seleccionar entre tres opciones de status político no territoriales y totalmente autónomos: Estadidad, Independencia y Soberanía en Libre Asociación con los Estados Unidos. Esta propuesta histórica une a las partes interesadas de todos los lados del debate sobre el status para presentar un proceso democrático para resolver el estatus político de Puerto Rico que el Congreso patrocinará y respetará”, agregaron Grijalva, Velázquez, Soto y González en su declaración.

También agradecieron la colaboración y el peritaje del líder de la mayoría demócrata en la Cámara baja, Steny Hoyer (Maryland), quien esta semana tuvo nuevas conversaciones con los legisladores federales boricuas que han negociado el potencial proyecto de ley.

El proyecto de ley mantiene la idea de impulsar un plebiscito federal vinculante y autoejecutable en el que los electores de la isla puedan escoger el 5 de noviembre de 2023 entre la libre asociación, la independencia y la estadidad. De aprobarse en la Cámara baja, sería la primera vez que ese cuerpo legislativo propone un plebiscito federal que excluya el actual status territorial o colonial.

Ninguna de las tres medidas dirigidas a convocar a un plebiscito de alternativas de status que ha aprobado la Cámara baja - 1990, 1998 y 2010-, han avanzado en el Senado.

Esta vez, si la Cámara de Representantes aprueba el proyecto a presentarse en las próximas horas, la historia debe repetirse, pues el asunto no está en la agenda del Senado de Estados Unidos, donde el liderato ha descartado avanzar un proyecto a favor de la estadidad para Puerto Rico.

“Mi prioridad es el tiempo”, señaló Grijalva en horas de la tarde, cuando adelantó que estaba dispuesto a recibir críticas por no celebrar una audiencia pública sobre el proyecto de ley, con tal de avanzar la medida en su comité antes del receso de agosto, que inicia el 29 de julio y se extenderá hasta el 13 de septiembre.

Como ha dicho el líder Hoyer, Grijalva afirmó entonces que sin un consenso entre los legisladores boricuas que participaron de las negociaciones - los demócratas Velázquez, Ocasio Cortez, Soto y la comisionada González-, nada iba a pasar.

Pero, Grijalva ya estaba estaba esperanzado de lograr el acuerdo que le permitiera convocar a una sesión de votación la semana próxima. “Todo el mundo ha asumido posiciones serias sobre este asunto y se quieren mover hacia delante”, dijo Grijalva.

Por reglamento, Grijalva tiene que darle por lo menos dos días de antelación a la minoría para convocar a una sesión de votación. Pero, dijo que normalmente se les otorga un espacio de cinco días.

Si presenta el proyecto de ley jueves o viernes, Grijalva puede convocar la sesión de votación en su comité para el miércoles 20 de julio, que es el día en que normalmente se celebran. Había indicado que el 27 de julio ya está calendarizado para su legislación sobre justicia ambiental.

La congresista Velázquez indicó en Twitter que la medida incorpora reclamos hechos en Puerto Rico a principios de junio, cuando junto a Grijalva, González y Ocasio Cortez participó de un foro público y se reunió con los partidos políticos de la isla.

“Es un acuerdo histórico”, dijo, por su parte, la comisionada González, quien considera que se trata de un proyecto bipartidista. La comisionada González fue la única republicana en las negociaciones y el líder de la minoría en el Comité de Recursos Naturales, Bruce Westerman (Arkansas), ya había expresado a El Nuevo Día su oposición al borrador de legislación.

“(El proyecto) se queda básicamente igual”, sostuvo la comisionada González, en una transmisión por Facebook. González dijo que espera que la sesión de votación quede confirmada para el miércoles próximo, 20 de julio, y destacó que la medida representa un mensaje de que el Estado Libre Asociado “no es una opción descolonizadora”.

El congresista republicano Tom McClintock (California), quien se opone a la estadidad para Puerto Rico, dijo que ninguno de sus colegas en el Comité de Recursos Naturales le ha expresado respaldo al borrador de legislación anunciado hace casi dos meses.

Fuente: elnuevodia.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario