Puerto Rico 29 abril 2020

Malestar entre enfermeros por manejo de incentivo

Reclaman que se acelere la entrega de ayuda y objetan que el proceso esté en manos de administradores hospitalarios

A poco más de un mes de que la gobernadora Wanda Vázquez anunciara su paquete económico de $787 millones —que incluye incentivos para enfermeros del sector público y privado—, el desembolso del dinero para estos profesionales de primera línea de respuesta en la emergencia del Covid-19 ha sido lento y mantiene a ese sector con más dudas que respuestas sobre cómo se hará la distribución de los fondos.

De un lado, la presidenta del Colegio de Profesionales de la Enfermería, Ana Cristina García, manifestó que todos los enfermeros están frustrados por la lentitud en el proceso y que les preocupa la manera en que el gobierno ha optado por dejar en manos de las administraciones hospitalarias la distribución del incentivo.

Mientras, otro grupo de enfermeros —no convocados por el colegio— planifica protestar el 1ro de mayo, Día Internacional de los Trabajadores y las Trabajadoras— frente al Capitolio para reclamarle al gobierno que explique qué ha pasado con el dinero.

El incentivo de Vázquez, avalado por la Junta Federal de Control Fiscal, ordena el pago de $3,000 a enfermeros del sector privado, $4,000 a aquellos que trabajan en el sector público y en Salud Correccional, y $3,250 para enfermeros por servicios profesionales.

“Nosotros conocemos de dos hospitales de gobierno que han otorgado el incentivo, pero les ha llegado menos de lo establecido por el gobierno, que son $4,000”, dijo García, quien aclaró que luego de la orientación las instituciones se han comprometido con los enfermeros a completar el dinero adeudado.

Llamado a los hospitales

“Espero que los administradores del País respeten el incentivo que fue aprobado porque no fue pasado a través del colegio, sino que está yendo directamente a las administraciones de los hospitales”, afirmó la enfermera.

Explicó que su mayor preocupación es la tardanza en el otorgamiento de la ayuda. “Me preocupa la lentitud con que se están otorgando (los incentivos) y me preocupa que vayan directamente a los hospitales porque son ellos quienes tienen que someter el listado de enfermeros en cuidado directo a las agencias como el Departamento de Hacienda y la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP)”, sostuvo.

Detalló que, según su conocimiento, en el caso de los hospitales del gobierno la norma es que el dinero se transmite directamente desde la OGP.

“Sin embargo, no sé de qué forma. No sé si ellos envían una lista de los enfermeros que tienen o la OGP los envía porque quizás lo tienen identificado dentro del sistema. No conozco ese proceso, pero sé que les está llegando de alguna manera”, señaló García.

Ese tracto tampoco quedó claro ayer a pesar de que EL VOCERO intentó obtener la información a través de la oficial de prensa de Hacienda y de la OGP, Vilmar Trinta, quien no respondió a las llamadas ni a mensajes de este diario.

García se distanció de la manifestación convocada por otro grupo de enfermeros para este viernes frente al Capitolio. “Esa marcha no está auspiciada por nuestro colegio ni tampoco la presidenta ha dado el visto bueno para la misma. Cualquier convocatoria oficial tiene que salir del Colegio de Profesionales de la Enfermería. Si no, no es una convocatoria de acuerdo a las normas y reglamentos de nuestra organización”, señaló.

En Puerto Rico se estima que hay unos 38,600 enfermeros activos y con sus licencias. La última cifra de estos profesionales infectados por el Covid-19 ascendía a 50, aunque para García la estadística no está clara.

Elevan su reclamo

En tanto, Juan Carlos del Valle —enfermero a cargo de la manifestación del viernes— detalló que la protesta será una caravana. “No hemos tenido equipo de protección, hay enfermeras contagiándose por falta de equipo y siguen los despidos en los diferentes hospitales. Protegen a la Asociación de Hospitales, pero no a nosotros los enfermeros y tampoco se nos ha dado ningún tipo de orientación”, afirmó.

Señaló que —en comparación con los policías— el incentivo de los enfermeros ha quedado en la nada.

“Ningún enfermero ha recibido nada, y el lunes la presidenta del colegio envió una carta indicando que ella no tiene la responsabilidad y que el gobierno se lo repartió a Hacienda, Corrección y la OGP. Esas agencias están pendientes a otras cosas y se han olvidado de los enfermeros”, sostuvo.

Del Valle dijo que lo justo hubiese sido un incentivo de $4,000 para todos los enfermeros, aunque se hicieron cambios.

“Es injusto porque se debió considerar que todos pagamos para que el colegio luche por nuestros derechos de igualdad para todos los enfermeros”, añadió.

“Además del incentivo todos llevamos tiempo peleando por nuestros salarios porque no ha habido un aumento desde hace más de una década, pero como los legisladores son amigos de los hospitales, pues no pasa nada”, abundó.

De hecho, la Cámara mantiene vivo el proyecto 2144 del representante novoprogresista José “Quiquito” Meléndez para aumentarles el salario a los enfermeros. En una vista pública reciente, la Asociación de Hospitales se opuso a la medida y solicitó que se hiciera un estudio para conocer el impacto económico de la misma.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario