Movimiento San Isidro 29 noviembre 2020

Régimen convoca a Encargado de Negocios de EEUU por su apoyo al Movimiento San Isidro

"Cuba no acepta ese comportamiento, y que no le tolerará a él y su Embajada que se conduzcan en Cuba en desacato de la ley y las normas"

MIAMI, Estados Unidos.- El régimen cubano, a través de su Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (MINREX), llamó a una consulta este sábado al Encargado de Negocios de Estados Unidos, Timothy Zúñiga-Brown, por el apoyo que el diplomático ha mostrado al Movimiento San Isidro (MSI).

En una nota de prensa publicada por el MINREX, el director general a cargo de Estados Unidos en esa institución estatal, Carlos Fernández de Cossío, dijo a Zúñiga-Brown que “Cuba no permite a Estados Unidos, ni a estado alguno la injerencia en los asuntos internos del país, y que reiterara esa afirmación al Departamento de Estado”.

Según el texto, Fernández de Cossío “señaló al diplomático que haber acudido en varias oportunidades a San Isidro, donde su Embajada conocía que se desarrollaba un evento de provocación política y social, y prestarse a transportar personalmente y apoyar a quienes estaban violando las normas sanitarias de protección contra la pandemia de COVID-19 constituían graves violaciones de sus funciones como diplomático y como jefe de misión”.

El gobierno cubano culpa a Zúñiga-Brown, uno de los diplomáticos más activos en su apoyo al Movimiento San Isidro, de “una intromisión flagrante y desafiante en los asuntos políticos internos de Cuba y violaciones incontestables de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas”.

El Encargado de Negocios fue varias veces a la sede del MSI, pero nunca logró pasar el cerco policial ni entrevistarse con los huelguistas, no obstante, este sábado llevó en su vehículo a Anamely Ramos hasta el domicilio de Maykel Castillo, conocido como Maykel Osorbo, en huelga de hambre desde hace 10 días.

“Cuba no acepta ese comportamiento, y que no le tolerará a él y su Embajada que se conduzcan en Cuba en desacato de la ley y las normas, en violación de sus obligaciones como diplomático”, reza la nota de la Cancillería.

Y agrega que el régimen de la Isla “tiene pleno conocimiento del involucramiento del gobierno de los Estados Unidos en el financiamiento, la orientación y la incitación a grupos e individuos en Cuba para que desafíen la autoridad del gobierno, tanto por vías pacíficas como por vías violentas”, y “el esfuerzo insistente pero fracasado en tratar de sumar a esos propósitos a los sectores más representativos del arte, la cultura y la intelectualidad en el país”.

Fernández de Cossío dijo que su gobierno también tiene “conocimiento de la poderosa maquinaria que desde Estados Unidos maneja, manipula y acosa en las redes sociales, con un soporte tecnológico y financiero inigualable, en aras de difundir información falsa, incitar al odio, dividir a la población, fomentar el resentimiento y llamar a la ilegalidad”, y que en la Isla “no se le va a permitir”.

Fuente: cubanet.org

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario