Puerto Rico 10 enero 2022

Municipio de Comerío cierra operaciones por una semana ante alza en contagios de COVID-19

El alcalde Josian Santiago informó que la incidencia aumentó de cuatro casos activos a principios de diciembre a 762 positivos hasta el domingo

El alcalde de Comerío, Josian Santiago, ordenó un cierre de operaciones no esenciales en el gobierno municipal ante un “alza dramática” de contagios de COVID-19 en ese municipio del centro de la isla.

Santiago destacó que a principios de diciembre pasado tenían apenas cuatro casos positivos activos y ayer esa cantidad alcanzó los 762 casos.

“Es un alza dramática”, expresó Santiago a El Nuevo Día. “En pueblo pequeño, eso es una cantidad inmensa”.

Incluso, algunos de los integrantes de su equipo de trabajo inmediato no podrán estar de forma presencial en una reunión pautada para hoy porque arrojaron positivo al coronavirus.

Explicó que, precisamente, esa reunión forma parte del plan de trabajo relacionado cierre que dispone una orden ejecutiva que emitió ayer.

“Decretamos un receso o una suspensión de labores no esenciales, particularmente las administrativas. Van a seguir los servicios de recogido de basura, la seguridad de la Policía Municipal y Manejo de Emergencias”, indicó Santiago. “El personal administrativo se quedará en sus casas”.

Agregó que “habíamos estado en receso de Navidad para regresar hoy, 10 de enero, pero en ese receso se dio esta ola de contagios”.

“Decidimos tomar estos días para revisar todos los protocolos que tenemos en el municipio para las funciones y el personal”, abundó. “De esa manera, nos aseguramos de que tengamos todo el material suficiente de protección para cuando regresen, ya sea con turnos escalonados o reducción de personal presencial, para que se mantengan remoto los que se pueda. Todo eso lo vamos a revisar esta semana”.

Embed

Durante esta semana también harán un censo de los empleados que actualmente estén contagiados y que algún familiar haya arrojado positivo recientemente.

Detalló, además, que están haciendo un censo de a cuántos empleados le falta alguna dosis y cuántos han recibido la inyección de refuerzo contra el COVID-19.

“Establecimos que para volver a trabajar tengan la dosis de refuerzo como requisito”, puntualizó el alcalde.

Resalto que, por lo menos, del total de 762 contagiados, ha recibido información de que al menos dos personas están hospitalizadas y no han habido muertes asociadas al alza de positivos desde el mes pasado.

“Pero hay que tomar todas las medidas posibles para proteger a la población más vulnerable, que son los que tienen condiciones crónicas, los adultos mayores y a los menores que todavía no tienen edad para poderse vacunar”, afirmó.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario