Nacional 27 octubre 2017

La Reserva del Ejército crea comando geográfico tras el paso de María

Modifican la operación y la cadena de mando de ciertas unidades para agilizar la respuesta en una emergencia

La Reserva del Ejército de Estados Unidos realizó cambios permanentes a su operación en Puerto Rico a raíz del paso del huracán María.

La general Dustin Shultz, quien está a cargo del comando de la Reserva del Ejército en la isla, informó que se ha creado un “comando geográfico” para ajustar sus operaciones de manera más adecuada para futuras emergencias causadas por desastres naturales.

Shultz dijo ayer que la decisión fue tomada por los líderes de alto rango, encabezados por el general Jeffrey Buchanan.

“Ya ha decidido nombrarme a mí y a mi comando, como un Comando Geográfico, que apoya las necesidades de la Reserva. Para cuando esto pase de nuevo, tendremos unidad de comando, la capacidad de activar y movilizar a la gente como es necesario”, sostuvo Shultz.

Aunque ella está a cargo de la Reserva del Ejército en la isla, hay unidades que se reportan directo al Departamento de la Defensa en Washington D.C., lo que pudiera retrasar la movilidad de recursos necesarios en una emergencia.

“Antes, en agosto, no estaban bajo mi mando. Ellos (oficiales de alto rango) decidieron que todos los que están en la isla van a estar bajo mi mando y puedo manejar cómo emplearles en sus trabajos”, señaló Shultz.

La creación de este “comando geográfico” pudiera incluir, además, la asignación de mayor cantidad de personal asignado, que actualmente ronda los 4,500 soldados, y equipo.

“También me han preguntado qué funcionó, que no funcionó y qué arreglamos y lo que estaba roto. Eso es lo que quiero hacer… estar segura que tenemos el equipo necesario aquí, en la isla, protegido, porque (por ejemplo) mis camiones de combustible… cuando los quise usar dos días después (del huracán) no podía porque María había entrado adentro de cada camión”, dijo Shultz.

“Había agua adentro y no se puede combinar agua con combustible. Tenía que limpiarlo todo. Necesitamos una manera de proteger las cosas que vamos a necesitar”, apuntó Shultz.

Shultz es la oficial de más alto rango del Ejercito de Estados Unidos, permanentemente asignada a Puerto Rico y el Caribe, a nivel federal.

Desde el pasado 13 de septiembre está a cargo del “1st Mission Support Command” de la Reserva del Ejército, que dirige las unidades asignadas a esa rama de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y la administración del Fuerte Buchanan en Guaynabo.

La función principal de dicho comando es “asegurar la preparación de la unidad para ser despachada a guerra y ejecutar exitosamente sus misiones en tiempo de guerra”.

Según Shultz, durante el pasado mes, la Reserva ha participado en la repartición de “millones” de litros de agua y comidas, en la apertura de “cientos de kilómetros” de carreteras, purificado agua y atendido a miles de pacientes.

Asimismo señaló que, con cerca de 2,500 soldados en funciones, la Reserva del Ejército de Estados Unidos ha mantenido activo más de lo usual a sus soldados en la respuesta tras el huracán María.

“La Reserva, generalmente en una catástrofe, su ayuda y apoyo viene por 72 horas… eso es para asegurar que salvamos vidas”, dijo Shultz.

“No es normal que usen la Reserva por tanto tiempo”, abundó la general, al destacar que la decisión de continuar con la activación responde a que su personal, al ser local, entiende “la geografía, la lengua y las necesidades de la gente”.

Mientras, no pudo anticipar por cuánto tiempo adicional se extenderá su activación de asistencia a civiles, que a largo plazo suele ser el rol de la Guardia Nacional.

Shultz indicó que esa determinación se tomará en conjunto entre el gobierno de Puerto Rico con las autoridades federales.

“El gobierno tiene que decidir cuánto será el punto de la transición”, afirmó.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario