negocios 20 enero 2021

Denis Márquez presenta nuevamente un proyecto para prohibir los envases de "foam"

Una legislación idéntica que radicó el pasado cuatrienio recibió un informe negativo, mientras que otra medida similar de Joel Franqui y Manuel Natal murió en el Senado

El representante independentista Denis Márquez radicó nuevamente un proyecto con el que busca prohibir el uso de envases de “foam” (poliestireno expandido) en negocios de comida.

Este material, según la exposición de motivos del Proyecto de la Cámara 438, es dañino al medioambiente, libera sustancias químicas perjudiciales a la atmósfera y aumenta los gases de efecto invernadero. Además, tarda años en descomponerse y es difícil de reciclar.

Debido a esto, según Márquez, la ciudad de Washington D.C. ha prohibido la venta de comida y bebidas en este tipo de envase y una medida similar está bajo la consideración de la Asamblea Legislativa del estado de Nueva York.

Según el legislador, existen alternativas al uso de “foam” que sí son reciclables.

No es la primera vez que Márquez somete la medida, pero el pasado cuatrienio el proyecto recibió un informe negativo de la Comisión de Pequeños Negocios de la Cámara, entonces presidida por el representante Nelson Del Valle, ahora acusado por corrupción.

“Le dio un informe negativo, sin vistas públicas”, dijo Márquez al sostener que la Federación de Alcaldes se opuso al proyecto.

Luego, los representantes Joel Franqui Atiles y Manuel Natal Albelo sometieron una medida similar que, entre otras cosas, le daba a los comercios una ventana de 18 meses para prepararse para la entrada en vigor de la propuesta ley. Ese proyecto, que incluía también un periodo inicial de seis meses (transcurrido los primeros 18) en que los negocios que violaran la ley solo recibirían notificaciones, fue aprobado en la Cámara, pero engavetado en el Senado.

El proyecto de Márquez sí tiene una gran diferencia al comparar con la pieza legislativa de Franqui Atiles y de Natal Albelo. Su medida aplica exclusivamente a negocios de comida, mientras que la medida de Franqui Atiles y de Natal Albelo eximía a estos negocios de cumplir con la prohibición, pero se las aplicaba a supermercados, farmacias, tiendas por departamento, tiendas de ropa, joyerías, ferreterías, gasolineras, licorerías, bares, barras, pubs, vendedores ambulantes, lavanderías, camiones, mercados de agricultores, ferias y festivales, proveedores temporeros de mercancías y artesanos.

Sobre este asunto, Márquez reconoció que medidas como la suya y la de Franqui Atiles y Natal Albelo enfrenta seria resistencia de múltiples sectores.

El enfoque de mi proyecto es un primer paso, pero directo a quienes usan de forma intensa este material, que es fundamentalmente los lugares de comida. A ellos va dirigido en primera instancia”, dijo Márquez.

“Al final del camino se debe prohibir en todo”, insistió. “Cuando pensé esto por primera vez pensé en la cantidad de foam que se usa para servir comida. Es incalculable y durante la pandemia, con el “carry out”, ha sido brutal.

Márquez busca con su proyecto que la Autoridad de Desperdicios Sólidos y a los municipios implementar una campaña educativa e implantaría la prohibición 12 meses después del proyecto ser convertido en ley. Las notificaciones de faltas se presentarían entre el mes 12 y el 18.

En adelante, se aplicarían multas de no menor de $500 ni mayor de $1,000.

Fuente: elnuevodia.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario