Puerto Rico 27 julio 2022

No descartan que el cadáver hallado ayer en Guaynabo sea el de un adolescente involucrado en carjackings

Otros dos menores que, según las autoridades, formaban parte de una ganga de perpetradores de carjackings fueron asesinados el pasado 17 de julio

GUAYNABO – Las autoridades no descartan que el cadáver en avanzado estado de descomposición hallado en la tarde de ayer a orillas de la carretera PR-174, a la altura del kilómetro 51.2, en dirección de Guaynabo a Aguas Buenas, sea el de uno de dos menores desaparecidos el 17 de julio.

Según las autoridades, este era parte de una ganga de perpetradores de carjackings, de las cuales dos de sus integrantes de 16 y 17 años fueron asesinados entre los barrios Sumidero y Jagüeyes en la PR-173.

Los jóvenes asesinados en la noche del 17 de julio fueron identificados como Christian Serrano García, de 16 años, y Ángel Yunel Serrano Villegas, de 17, ambos vecinos de Caimito. Otros dos menores que los acompañaban están desaparecidos desde ese día y están siendo buscados por familiares y vecinos.

A raíz de los hallazgos de los cadáveres baleados, el comandante Gerardo Oliver, director interino de la rama investigativa de la Policía, dijo que los menores asesinados eran parte de una ganga de asaltantes que en lo transcurrido de mes han cometido alrededor de 30 carjackings. El último de esos casos ocurrió en la tarde del 17 de julio frente a una iglesia en el kilómetro 45.3 de la PR-1, en el barrio Beatriz, en Caguas, cuando encañonaron a una joven madre que estaba con su hijo de dos años en un Kia Forte. La mujer suplicó para que le dejaran sacar al infante del automóvil.

El automóvil de la víctima fue recuperado el pasado fin de semana en Caguas.

La Policía no contó en sus estadísticas ni en los informes de novedades del área de Bayamón el hallazgo del cadáver, por tratarse de una causa de muerte no determinada.

Fuentes policiales señalaron que todo apunta a que se trata del cuerpo de un joven de 16 años, también vecino de Caimito, que se presume fue ultimado a balazos el 17 de julio.

La fiscal Ailene González ordenó el traslado de los restos al Instituto de Ciencias Forenses (ICF) para determinar la causa de la muerte. Se espera que familiares de los desaparecidos lleguen al ICF para dar información que ayude a la identificación.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario