Puerto Rico 14 junio 2022

Polémica por el propuesto dragado en la Bahía de San Juan

Notifican al Cuerpo de Ingenieros sobre posible demanda

El propuesto dragado de la Bahía de San Juan, proyecto que lidera el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos (Usace, en inglés), presuntamente incumple con leyes federales que protegen a especies en peligro de extinción, lo que podría detener la obra antes de que comience.

Mediante una carta enviada ayer, las organizaciones ambientales El Puente, CORALations y el Center for Biological Diversityadvirtieron que la propuesta expansión en la profundidad de la bahía causaría daño a tortugas marinas, manatíes y especies aviarias en peligro de extinción, en violación de la sección 7 de la ley de Especies en Peligro de Extinción (ESA, en inglés).

En específico, la misiva advierte que debido a que el alcance del proyecto fue expandido en 2021, las evaluaciones de impacto ambiental iniciales quedan invalidadas, por lo que tienen que repetirse. La carta de las organizaciones ambientales se envió al amparo de la ley ESA, por lo que Usace tendrá un periodo de 60 días para tomar acciones correctivas o se expone a una demanda civil que podría paralizar el dragado.

¿Apoyas el dragado de la Bahía de San Juan para permitir la entrada de embarcaciones de mayor tamaño?SíNoVote View Results

“Bajo la ley aplicable del ESA, no se puede demandar a una agencia federal o a ninguna persona a menos que se dé una notificación 60 días antes. Entonces, se estudió cuidadosamente el expediente de este caso de Usace, también del Servicio de Pesca y Vida Silvestre (FWS, en inglés) y determinamos que hay violaciones de ley y enumeramos esas violaciones”, explicó el abogado ambientalista Pedro Saadé.

Al cabo de esos 60 días naturales, explicó Saadé, las organizaciones estarían en posición de presentar una demanda en la corte federal y de inmediato solicitar la paralización del proyecto, al menos hasta que las agencias federales cumplan con la producción de un estudio ambiental actualizado y completo.

“Pero nosotros confiamos que Usace estudie la carta y la considere. Vemos que sería buena idea que las partes conversen”, sostuvo Saadé.

Según la carta, Usace emprendió un análisis ambiental “inadecuado e ilegal” sobre le impacto que el dragado tendría sobre aquellas especies en peligro de extinción en la bahía, particularmente manatíes, corales y pájaros endémicos, como la mariquita de Puerto Rico. Dicho análisis ambiental, efectuado en 2018 por el Servicio Nacional de Pesca Marina (NMFS, en inglés) y avalado por FWS, había determinado que el dragado no afectaría a varias especies en peligro de extinción, pero no incluyó el alcance completo del proyecto ni especificó el impacto ambiental completo que tendría.

“Usace y NMFS violaron la sección 7 de ESA por no reiniciar consultas debido a que nueva información revela los efectos de acciones que podrían afectar especies en peligro o hábitats críticos de una manera o en un grado no considerado previamente”, reza la carta firmada por Catherine Kilduff, abogada del Center for Biological Diversity.

Por ley, esta nueva información, agrega Kilduff, debería desencadenar el deber de Usace y de NMFS de volver a realizar un estudio de impacto ambiental.

Alejan al País de energía renovable

Por otra parte, aunque no figura como el reclamo principal, la carta también alude a que el propósito del dragado -permitir la entrada de buques de mayor tamaño que cargan gas natural- es contraria a los objetivos de alcanzar mayor generación de energía por medios renovables. De hecho, la misiva concluye que la necesidad del dragado podría deshacerse si el Negociado de Energía de Puerto Rico (NEPR) o la Comisión Federal Reguladora de Energía (FERC, en inglés) deciden ponerle fin a la importación de gas natural por la Bahía de San Juan.

“Esto no es un dragado cualquiera. Es un dragado principal bien grande y que va dirigido, básicamente, a permitir traer buques de gran tamaño a la bahía con combustibles fósiles, principalmente gas fósil, llamado también gas natural. Así que es un dragado que, en vez de encaminarnos a energía renovable y a la protección de la gente que vive cerca de esas rutas, nos encamina a traer esos barcos de gran tamaño a la Bahía de San Juan”, señaló Saadé.

A partir del recibo de la carta, explicó Saadé, la Usace tendría que dejar el proyecto en suspenso hasta que culminen los estudios ambientales correspondientes. Según el calendario del proyecto establecido por Usace, para noviembre de este año anunciarían los licitadores que ganaron los contratos para el dragado, con la expectativa de que el proyecto tarde 18 meses en ser completado.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario