Puerto Rico 24 julio 2017

Policías confían en tener un retiro justo

Sin embargo, un grupo marchará hoy ante el rechazo de proyecto legislativo

A pesar del revés que sufrió el Proyecto del Senado 404, medida que habría aumentado los pagos de retiro a un grupo de policías, portavoces de organizaciones que representan a los agentes del orden público se mostraron confiados en que el gobernador Ricardo Rosselló le hará justicia a los uniformados.

Carlos Rosado, portavoz de Policías Unidos Luchando por un Retiro Digno, dijo estar dispuesto a establecer un diálogo con el Ejecutivo a los fines de establecer el número preciso de agentes que se impactarían con la medida y, por ende, el impacto económico de la misma. “Para que a la larga el Estado entienda que esto es un proyecto de ahorro y no de gasto”, expresó Rosado.

Una de las posibles soluciones para reducir el impacto fiscal de la medida, razón por la que el proyecto fue rechazado por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), es que el retiro de los policías sea escalonado, sugirió Diego Figueroa, presidente del Frente Unido de Policías Organizados (FUPO).

“Se debe redactar una nueva medida, en la que se plantee el retiro escalonado pero con la promesa real de que se va a cumplir con todo a lo que se tiene derecho”, señaló, al agregar que no le sorprendió el veto a la medida porque “estaba defectuosa”.

“Confío en que se pueda reformar y lograrse de manera inteligente”, agregó Figueroa.

Tras los cambios a la Ley de Retiro los policías reciben, al momento de retirarse, entre un 42% y 44% de su salario más alto.

José Taboada, del Frente Unido de Policías Organizados (FUPO), sugirió la inyección de recaudos adicionales para sustentar la medida a través de los juegos de azar o las máquinas tragamonedas.

“Tengo la convicción que es cuestión de hacer unos ajustes y convencer la Junta que le dé el visto bueno”, sostuvo Taboada.

Ismael Rivera, portavoz del Sindicato de Policías Puertorriqueños, no se mostró tan optimista. Aseguró que el rechazo de la medida por parte de la JSF está basado “en información errónea”.

Señaló que el número real de policías que se beneficiarían de la medida es cerca de 1,300 y no de 2,000 como se ha planteado. Alegó, además, que el impacto presupuestario, que fue calculado en $4.6 millones mensuales por la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP), está erróneo. “El policía se siente traicionado”, enfatizó.

El Sindicato convocó una manifestación para hoy a las 10:00 a.m. a la que no se unieron los demás gremios abordados por El Nuevo Día.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario