Puerto Rico 03 noviembre 2021

Presentan medida cameral sobre el cannabis medicinal en la Isla

Propone cambios a la actual Ley 42 para impulsar su desarrollo

El presidente de la Cámara de Representantes, Rafael “Tatito” Hernández, junto a los legisladores Orlando Aponte Rosario y Juan J. Santiago, presentaron ayer la medida que propone enmendar la Ley 42-2012 sobre Cannabis para implementar un nuevo método de identificación electrónica para los pacientes y acompañantes y la identificación ocupacional.

El Proyecto 1078 de la Cámara enmienda la Ley para Mejorar el Estudio, Desarrollo e Investigación del Cannabis para la Innovación, Normas Aplicables y Límites —Ley Medicinal— y extiende la validez de la recomendación médica y la vigencia de la identificación de los pacientes de cannabis medicinal y de los acompañantes a dos años.

También extendería la vigencia de la identificación ocupacional a tres años y se crearía un mecanismo para la emisión de la recomendación médica y la expedición de la identificación del paciente —que se asegura será más efectivo— y accesible, y se modifican los parámetros de concesión de licencias a los dispensarios, cultivos, manufacturas y laboratorios.

Mediante la legislación se incluiría la licencia de transporte sin el pago de aranceles adicionales a todo poseedor de licencia de cultivo, y se modificaría la facultad de la Junta Reglamentadora de Cannabis Medicinal para imponer multas, confirmaron los representantes en declaraciones a EL VOCERO.

“Aquí estamos uniendo el tema de desarrollo económico, fomentando a los empresarios de Puerto Rico, pero también el tema salubrista. La industria del cannabis medicinal ya lleva cuatro años en Puerto Rico. Nosotros hemos recibido en los últimos tres años muchas quejas de los obstáculos que tiene la industria para los pacientes, los médicos y la operación”, informó Hernández.

Afirmó que desde hace un mes se trabaja en el borrador de la medida, que asegura facilita el desarrollo de la industria. Indicó que uno de los asuntos que está sobre la mesa es la competencia desleal que generan los productos que son manufacturados fuera de Puerto Rico.

“No van con la intención de que se manufacturarán aquí, con manufactureros de aquí y agricultores de aquí. Son productos provenientes del cáñamo que están de una manera o de otra ocupando el mercado de venta de cigarrillos o producto final para asunto que hay una licencia en Puerto Rico, hay unos dispensarios y hay un costo operacional y lo están vendiendo hasta en las gasolineras”, subrayó.

Ssostuvo que con la nueva legislación se elimina la competencia desleal de productos no manufacturados en Puerto Rico, que reemplazan el producto final del cannabis. “Eso es lo primero que hace. Lo segundo que hace, es la intervención de la junta”, afirmó, y agregó que las licencias para los pacientes tardan y se establecerá un mecanismo para que sean digitales y se obtengan con más agilidad.

Hernández expuso que el costo que se le va a requerir al paciente será únicamente por el trámite de la licencia. “No puede haber un costo una vez al año. Estamos moviendo la fecha a dos años porque con este mecanismo vigente se está desmotivando al paciente. Todo esto es burocracia. Esto literalmente lo que está haciendo es romper la burocracia”, sostuvo.

“Esto ocurrirá también con los médicos. Como está el estado de derecho actual es que los médicos sí tienen que tener un adiestramiento. Aquí estamos flexibilizando que pueda ser cualquier médico en Puerto Rico, pero que tenga un adiestramiento; pero la licencia, en vez de pagar miles de dólares, pues lo que estamos estableciendo es que sea el costo de remitir el documento que lo certifica”, abundó.

Añadió que si un médico “hoy puede recetar productos que vienen provenientes de opioides o del mismo producto de codeína, ¿por qué no puede medicar proveniente del cannabis? Van a decir que para cada uno de esos fármacos tienen que tener un adiestramiento, pues eso mismo es lo que estamos pidiendo nosotros. Estamos atemperando, no estamos limitando al médico… pero no es que le van a cobrar”.

En el caso de los cambios a la junta adscrita al Departamento de Salud, la medida permite tal modificación.

De acuerdo con el documento en poder de EL VOCERO, se crearía la Junta Reglamentadora del Cannabis Medicinal, que estará compuesta de nueve miembros, de los cuales cinco serán exoficio: los secretarios de Salud, Agricultura, Desarrollo Económico y Comercio, Hacienda y Asuntos del Consumidor.

Con este cambio, se eliminó en la medida la representación del Negociado de la Policía, y se integran cuatro personas nombradas por el gobernador, que serán de reconocida integridad personal, moral y profesional, con competencia en el campo de la medicina, desarrollo económico o la academia.

También se dispone que la junta nombre a un director ejecutivo. Este funcuionario tendrá entre sus facultades la asignación de personal y recursos necesarios para garantizar que las solicitudes de identificación de los pacientes y acompañantes autorizados, sean evaluadas y el resultado sea notificado al solicitante en un término no mayor de 15 días.

“En el caso que la evaluación fuera favorable al solicitante, la identificación deberá emitirse en un término no mayor de 15 días a partir de la notificación”, establece la medida.

Aponte Rosario señaló que “nosotros hemos sido consistente con que se vaya cambiando el enfoque de un modelo jurídico penal con relación al cannabis medicinal y este tipo de sustancias, hacia un enfoque más salubrista y este tipo de medida que flexibiliza y permite que más médicos puedan recetar este tipo de medicamentos y que se les haga más flexible y menos costoso”.

Por su parte, Santiago Nieves expresó que la iniciativa que busca atender el asunto del cannabis, donde el mundo entero está avanzando y Puerto Rico no puede ser la excepción. “Esta pieza legislativa va a atender varias inquietudes tanto del área empresarial como del ciudadano”, sostuvo.

Con la medida se atempera la definición de cannabis medicinal para incluir todo derivado o compuesto con un contenido de THC mayor a 0.3%. De esta manera, aseguraron que se eliminaría el tráfico de compuestos de cannabis con cualidades psicoactivas, cuya venta no está regulada.

¿Qué otros cambios se incluyen en la medida?

La legislación extiende la validez de la recomendación médica para el término del uso del cannabis a pacientes. Se establece que será el médico el que establezca el término y no la Junta Reglamentadora. También se modifican los parámetros de concesión de licencias a dispensarios, cultivos, manufacturas y laboratorios debido al exceso de oferta.

Por tanto, se propone que “para mantener controles apropiados bajo esta ley, la junta deberá limitar la cantidad de licencias que podrán expedirse, tomando como base el numero de pacientes autorizados activos. Para propósitos, se deberá expedir un máximo de una licencia de dispensario por cada 1,500 pacientes autorizados activos, un máximo de una licencia de cultivo por cada 15,000 pacientes autorizados activos, un máximo de una licencia de manufactura por cada 15,000 pacientes autorizados activos, un máximo de una licencia de laboratorio por cada 35,000 pacientes autorizados activos”.

De igual manera, se establece que todo medico debidamente licenciado para ejercer la profesión de la medicina en Puerto Rico podrá recomendar el uso de cannabis medicinal, sujo a recibir la capacitación que sobre el tema apruebe la junta y mantenga al día los requisitos de educación continua que la junta mediante reglamento determine necesarios. “El médico asumirá costos por obtener la licencia de medico autorizado excepto aquellos relacionados a la emisión de la licencia misma y para cubrir la capacitación aprobada”, se agrega en la medida.

A esos fines, el médico autorizado será la única persona con capacidad para hacer recomendaciones médicas y aprobar el uso de cannabis. Por tanto, la junta proveerá una plataforma digital de forma gratuita para los pacientes para que toda persona con mayoría de edad, una vez obtenga la recomendación médica pueda subir su recomendación médica a dicha plataforma a fin de que pueda obtener la identificación de paciente de cannabis medicinal no más tarde de los próximos tres días luego de incorporada la recomendación médica.

Cambios en multas

De igual manera, se modifica la facultad de la junta a imponer multas y se reduce de $100 mil por violación a $10 mil por infracción grave. Se establece la categoría de infracción leve. “Cualquier infracción leve conllevará una notificación de deficiencia, dándole al establecimiento licenciado 30 días para subsanar dicha deficiencia. De no subsanarse dicha deficiencia durante dicho periodo, salvo justa causa, la junta podrá imponer multas administrativas de hasta $500 por cada infracción leve”, lee la medida.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario