Puerto Rico 07 enero 2021

Al tribunal contra la CEE

Por determinación del presidente que quita representatividad al MVC, el PIP y a Proyecto Dignidad

Una decisión del presidente de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), Francisco Rosado Colomer, que despoja al Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), al Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) y al Proyecto Dignidad de representatividad y de un comisionado electoral en propiedad generó disgusto en estas colectividades y será objetada en los tribunales.

La resolución de la CEE dicta que los cinco partidos políticos existentes en la Isla ­—el MVC, el PIP, el PD, el Partido Popular Democrático (PPD) y el Partido Nuevo Progresista (PNP)— quedaron inscritos tras las elecciones generales del 3 de noviembre. No obstante, la CEE autorizó que únicamente el PPD y el PNP tengan comisionados electorales en propiedad y representación plena en el ente electoral, excluyendo a los restantes tres partidos políticos.

Esta determinación, según la resolución de Rosado Colomer, se tomó conforme a disposiciones del Código Electoral de 2020, que se convirtió en ley pocos meses antes de los comicios generales.

El comisionado electoral de Proyecto Dignidad, Juan Manuel Frontera, anticipó que acudirá a los tribunales y tildó de discriminatoria la determinación de Rosado Colomer. “Proyecto Dignidad acudirá en revisión judicial de esta determinación y luchará hasta las últimas consecuencias por la igualdad representativa en la CEE”, expresó el también vicepresidente de la colectividad en declaraciones a EL VOCERO.

“Estamos convencidos de que la conclusión a la que llega el presidente de la CEE —en cuanto a la capacidad de un partido político luego de aprobar un Código Electoral con la intención de discriminar contra partidos políticos de minoría— es contraria a la Constitución y a la jurisprudencia del Tribunal Supremo de Puerto Rico”, abundó.

Frontera considera que el Código Electoral se aprobó con la intención de “crear un club político bipartita excluyendo a las minorías”.

“Ese estilo de actuación refleja la política que el pueblo de Puerto Rico rechazó en las urnas. Ese estilo que hoy el gobernador Pedro Pierluisi proclama que su administración va a abandonar y que rechaza. Con esta decisión del presidente de la CEE el gobernador tiene la oportunidad de hacer expresiones públicas claras en repudio del efecto antidemocrático del Código Electoral y a favor de la derogación del mismo”, añadió.

“Eso no puede ser”

Ana Irma Rivera Lassén, senadora y presidenta del MVC, confirmó que también acudirán al tribunal y que ayer se reuniría con sus abogados para discutir cuáles serían los argumentos en derecho para objetar la decisión de la CEE.

En la reunión también participó el comisionado electoral de la colectividad, Olvin Valentín, quien reiteró que el MVC favorece la igualdad de todos los partidos.

“Anticipamos que alguna cosa iba a hacer la CEE para tratar de quitarnos derechos al MVC y a los demás partidos. Ya nos estamos empezando a preparar y hoy (ayer), Día de Reyes y Reinas, nos vamos a reunir con nuestros abogados y abogadas para dilucidar cuál será el recurso legal a radicar. Así que vamos a ir obviamente a los tribunales y entendemos que la aplicación del Código Electoral de esa manera no se sostiene en derecho en términos de aplicar retroactivamente el quitarle derechos a los partidos que ya estamos en carrera cuando se aprobó ese Código Electoral”, afirmó Rivera Lassén.

Señaló que lo ocurrido era uno de los elementos que le preocupaba desde que se aprobó el Código Electoral. “Se reconoce la entrada de MVC y Proyecto Dignidad con unos requisitos que ahora nos están diciendo que cambian después de que se nos acepta. Así que eso no puede ser. Todo eso lo estaremos discutiendo en función ahora de un recurso legal”, afirmó.

Debido a que el PIP y Proyecto Dignidad también planifican acudir al tribunal, explicó que quedaría a discreción del juez si consolida los reclamos en uno solo o los atiende por separado.

“El pueblo de Puerto Rico votó por una pluralidad y no le dio mayoría a ningún partido. Sin embargo, tenemos una CEE que se aferra al bipartidismo tradicional. La posición nuestra es que eso va en contra incluso del mensaje que envió el pueblo, pero más que nada es una muestra de por qué ese Código Electoral nunca debió aprobarse de la manera en que se aprobó”, señaló Rivera Lassén.

Alegan ataque a las minorías

En tanto, el comisionado electoral del PIP, Roberto Iván Aponte, denunció que la decisión de la CEE cierra las puertas a las voces que brindan credibilidad y mayor confianza al proceso electoral. “Estaremos recurriendo a los tribunales para impugnar tal determinación y reivindicar los derechos de todos los partidos ante la intransigencia y empecinamiento antidemocrático del PNP. No podemos permitir que el PNP culmine su festinado proyecto de secuestrar la CEE”, afirmó.

Aponte también señaló que la determinación de la CEE es discriminatoria contra los tres partidos inscritos por petición y que lograron cómodamente su inscripción luego de la pasada contienda electoral.

“La postura del PIP desde el primer momento en cuanto a esta nueva ley es que es antidemocrática y que lacera los derechos de las minorías. Los derechos de los partidos por petición en cuanto a representación en la CEE se tienen que regir por la misma ley bajo la cual se inscribieron”, señaló.

La determinación de Rosado Colomer surgió a raíz de una carta que cursó el comisionado electoral del PIP, con fecha del 9 de noviembre, mediante la cual solicitó que se reconociera el derecho adquirido a representación en la CEE a todos los partidos que se habían inscrito bajo la ley anterior y que habían obtenido el número de votos requeridos bajo esa ley. El reclamo del PIP contó con el apoyo de cuatro partidos, menos del PNP.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario