Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a americateve. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
9 de mayo de 2022

Alto el pago por alquiler de vivienda para ejecutivos de LUMA Energy

En seis meses pagó $1.8 millones en renta de vivienda para sus ejecutivos

9 de mayo de 2022 - 12:07

En seis meses la empresa LUMA Energy, encargada del sistema de transmisión y distribución de energía, pagó $1.8 millones por el alquiler de vivienda para entre 48 y 55 de sus ejecutivos, según documentos a los que EL VOCERO tuvo acceso.

De los documentos se desprende que tan solo en el mes de junio de 2021 —cuando inició la operación oficial en Puerto Rico— LUMA gastó $240,893 en el alquiler de 52 propiedades.

En ese mes, el alquiler más económico en el listado fue de $2,905, para la persona a cargo de los Programas de Salud, Seguridad, Medio Ambiente y Calidad. Meses después, según se establece, LUMA aumentó el presupuesto de vivienda asignado a este ejecutivo a $4,000 mensuales.

Los datos de julio y diciembre de 2021 no fueron provistos por LUMA.

Según se establece en los documentos, a partir del mes de agosto el consorcio hace la distinción de que a cinco de los ejecutivos se les paga de la partida de $115 millones que el gobierno le otorgó a LUMA y que se conoce como “Fixed Fee”. El costo de alquiler para estos cinco ejecutivos totalizó $27,535 mensuales; esto representa apenas el 10% de todo lo que paga LUMA en costo de vivienda. El resto de los alquileres —el 90%— se paga del presupuesto destinado al manejo y operación de la red de transmisión y distribución de energía de Puerto Rico.

En total, LUMA pagó en agosto $286,548 por el alquiler de 48 residencias, indican los documentos, y el alquiler más económico fue de $2,955 para la gerente del Centro de Contactos y el más alto fue de $7,960 para el líder sénior de Operaciones de Transmisión.

En el mes de septiembre, se establece que LUMA pagó 55 alquileres por un total de $267,034 y la cantidad más baja y la más alta se mantuvo igual.

En octubre aparecen dos alquileres menos —suman 53— y la cantidad pagada bajó a $257,759. No obstante, se agregó el alquiler de un apartamento en Fajardo por $3,875 mensuales, que no está asignado a ningún ejecutivo en el documento. El renglón donde se debió detallar el presupuesto que se asignó para pagar el alquiler de esta propiedad está en blanco.

En noviembre, en el documento aparece un segundo apartamento en Fajardo por $2,000 mensuales, no se establece a quién está destinado este alquiler y tampoco tiene presupuesto asignado. Ese mes, el monto total que pagó LUMA en alquiler, fue de $257,911 para 52 propiedades.

En los documentos se establece, que aunque los apartamentos en Fajardo aparecen en la lista de pagos de octubre y noviembre, el alquiler se extiende por cuatro meses, desde agosto hasta noviembre.

Sobre estos pagos durante los primeros seis meses de operaciones, LUMA Energy no explicó por qué no informó estos alquileres desde agosto, tampoco por qué no tenían presupuesto y el nombre de la persona que ocuparía las propiedades, ni si se trataba de gastos adicionales a lo que tenían presupuestado para el pago de vivienda. Ya para enero de este año 2022, LUMA había pagado $249,184 por el alquiler de 52 propiedades.

En declaraciones escritas, la empresa comunicó que realizan un “estricto proceso de revisión de gastos” que incluye auditorías independientes y la aprobación por parte de terceros, quienes revisan los gastos y facturas.

Se indicó que el trabajo de reconstruir, reparar y transformar cada aspecto de la infraestructura energética de Puerto Rico es complejo, difícil y técnico y exige habilidades y formación altamente especializada que contratan dentro y fuera de la Isla.

“Toda la familia de LUMA está profundamente comprometida con el uso cuidadoso de los fondos públicos y de los clientes”, señaló el consorcio, y las otras preguntas realizadas por este diario no fueron contestadas.

El representante Luis Raúl Torres, quien investiga las labores de LUMA Energy a través de la Comisión de Desarrollo Económico, Planificación, Telecomunicaciones, Alianzas Público Privadas y Energía de la Cámara de Representantes, sostuvo que el dinero destinado al pago de alquileres evidencia que el contrato de LUMA no representa los ahorros que se prometieron.

“Lo hemos venido señalando desde que iniciamos el proceso de investigación: el contrato, en vez de representar ahorros para el pueblo de Puerto Rico, en el manejo del presupuesto de la Autoridad de Energía Eléctrica —que ahora lo maneja LUMA— lo que vemos es que tienen gastos exorbitantes. ¿A qué jefe que dirige una agencia aquí o en otro país o un bien público le pagan renta de propiedad o la hipoteca? A ninguno. Se habló de que vinieron a administrar una corporación en quiebra y que venían a generar ahorros que en dos años serían de aproximadamente $230 millones y esos ahorros no se están materializando”, afirmó.

Para el legislador, estos gastos en renta y los contratos de alquiler de habitaciones en hoteles que suman $2.4 millones, le da fuerza al reclamo de que se cancele el contrato de LUMA, incluido en la Resolución Conjunta 315 de la Cámara.

Por su parte, el ingeniero Tomás Torres Placa, representante del interés público ante la Junta de Gobierno de la AEE, expresó que —desde que se firmó el contrato con LUMA— advirtió que se trataba de un acuerdo caro tanto por lo que hay que pagarle anualmente al consorcio como por el gasto de operación, que ahora es 65% más costoso que cuando estaba en manos de la AEE.

“Lo hemos mencionado desde el principio: ese contrato necesita ser supervisado para evitar gastos excesivos y el aspecto de recursos humanos tiene que ser considerado. Tenemos cerca de 3,000 empleados de la Autoridad de Energía Eléctrica relocalizados en el gobierno haciendo tareas que no son para lo cual fueron entrenados y si se integran al sistema eléctrico no hay que traer tanta gente de afuera”, apuntó.

Según Torres Placa, es importante que los ejecutivos de LUMA que tienen experiencia y conocimiento en el manejo de sistemas eléctricos, transfieran ese conocimiento de los parámetros internacionales en la operación de una utilidad pública a gerentes puertorriqueños.

Fermín Fontanés, director ejecutivo de la Autoridad para las Alianzas Público Privadas de Puerto Rico (AAPP) —encargada de velar por el cumplimiento contractual de LUMA— aseguró que el consorcio actúa de conformidad con el presupuesto aprobado por el Negociado de Energía (NEPR).

“LUMA es responsable de mantenerse dentro de ese presupuesto y buscar las eficiencias dentro del mismo”, indicó el funcionario en declaraciones escritas, y aseguró que si hay sobregiro lo tiene que costear LUMA.

Fontanés informó que “la AAPP se encuentra evaluando los gastos de LUMA mediante auditorías. Una vez esas auditorías se culminen, la AAPP evaluará los resultados y tomará las medidas que estime necesarias, si alguna”.

El Negociado de Energía sostuvo que el presupuesto operacional anual de la AEE —incluyendo a LUMA— tiene que estar dentro de lo aprobado en el proceso tarifario.

“De lo contrario conllevaría un aumento tarifario, lo que no ha sido solicitado. En la medida en que los gastos estén dentro de las partidas operacionales y el presupuesto, el NEPR no entra en su revisión. Distinto es si el Negociado de Energía lleva a cabo un proceso adjudicativo de revisión de tarifas, en cuyo caso los gastos —aunque estén dentro de las partidas operacionales— para ser incluidos en la tarifa, tienen que ser prudentes”, comunicó la entidad.

Al cierre de esta edición no se recibieron las expresiones de la AEE sobre los gastos en alquiler de vivienda de LUMA Energy.

FUENTE: elvocero.com

9 de mayo de 2022 - 12:07

Deja tu comentario

¿Querés estar informada/o las 24hs?

Suscribite a nuestro Newsletter