Puerto Rico 14 agosto 2018

Asociación de Maestros denuncia comienzo de clases atropellado

Señala falta de educadores y atrasos en los arreglos de algunas escuelas públicas

El nuevo año escolar inició ayer en medio de reclamos por falta de maestros y personal administrativo, problemas de planta física en algunas escuelas y un sinnúmero de situaciones que enfrentaron los padres a la hora de visitar el lugar donde matricularon a sus hijos.

La directora del plantel riopedrense, Ivette López Román, emitió ayer precisamente una carta circular dirigida a los padres, que notificaba que estos no iban a ser atendidos por el personal y que tampoco podían estar dentro de la escuela. Los padres, que llegaban poco a poco a la escuela, fueron recibidos por un guardia de seguridad que les daba copia de la misiva.

Además, López Román impartió instrucciones al personal de seguridad para evitar el acceso de la prensa al plantel. Se informó que los únicos autorizados eran el subsecretario asociado de Educación, Eligio Hernández Pérez, y la presidenta de la AMPR, Aida Díaz.

Sin embargo, al transcurrir varios minutos la instrucción de la directora cambió para darle acceso a los medios noticiosos, pero no así a los padres.

Al salir de la escuela, Díaz denunció que la escuela no tenía conserje, secretaria y que faltaban por nombrar cerca de seis maestros. “La directora dice que se los van a nombrar, pero faltan todavía y los papás están allí que quieren hacer matrícula. Hay papás que están en lista. Ella (la directora) dice que hay una lista de estudiantes que no ha entrado al sistema. Por lo tanto, la matrícula va a subir”, dijo Díaz.

La matrícula en dicho plantel es de 639 estudiantes, ya que sirvió como receptora para los alumnos de las escuelas José Barbosa y Río Piedras High en San Juan, ambas fueron cerradas por el DE.

Sobre la carta emitida por López Román, el subsecretario asociado de Educación comentó que la directora estaba trabajando con los estudiantes que tienen matricula e identificando a qué grado se deben asignar los estudiantes. Aseguró que a dicho plantel llegaron muchos estudiantes que no habían hecho el debido proceso de matrícula.

Mudanza a última hora

Mientras que en la escuela Ángel Ramos en Country Club, plantel receptor de la Berwind Intermedia, el panorama era peor.

Una maestra de dicho plantel escolar, que no quiso identificarse por temor a represarías, indicó a EL VOCERO que fue el viernes pasado cuando el DE les informó que iban a ser ubicados en el plantel Ángel Ramos. Esta situación, según dijo, provocó que estos tuvieran que acondicionar la escuela entre el sábado, el lunes y el martes pasado.

“Estos maestros han sido movidos como ficha de ajedrez y en menos de un año han tenido tres a cuatro mudanzas”, reaccionó Díaz ante las quejas del magisterio en relación a dicha escuela.

Asimismo, Díaz mencionó que la escuela Ángel Ramos había sido cerrada porque supuestamente “no servía y no la iban a usar más”, pero entonces la abrieron nuevamente como escuela receptora con una matrícula de más de 400 estudiantes.

Ante estas denuncias, Educación confirmó que la semana pasada fue cuando la agencia le avisó al personal docente que tenía que moverse a dicha escuela. Además, la agencia detalló que la reubicación del plantel se hizo porque la escuela Berwind está en un plan de mitigación de remoción de asbesto.

Vacantes por doquier en las escuelas

De otro lado, en la escuela Padre Jorge Rosario del barrio Espino en San Lorenzo, -plantel receptor de la segunda unidad Isidro Vicens y la superior María Cruz Buitrago-, faltan por nombrar dos maestros de matemáticas de nivel secundario y dos de autismo elemental, según consta en una carta que le cursó la maestra Yoelia Rodríguez Ortiz a Keleher.

También en dicha misiva se especificó que se necesita un maestro de inglés secundario, salud, recursos de computadoras, educación especial, kinder y para cubrir una maternidad de cuarto a sexto grado. A su vez, dicha escuela tiene nueve maestros transitorios que están en la espera de que los llamen de la región para informarles que los resultados de las pruebas de dopaje -que realizaron el viernes 3 de agosto- llegaron y pueden pasar a llenar contratos.

Además, en la escuela Lutgarda Rivera Reyes de Naguabo faltaron ocho maestros y tuvieron que enviar los estudiantes a sus casas; y en el plantel José Lugo de Adjuntas faltan cinco plazas por cubrir de ciencias.

Dada las problemáticas que se reportaron en las diferentes escuelas públicas ayer, la AMPR abrió un portal para que las personas vinculadas a las escuelas públicas puedan reportar todos sus problemas: caosescolar.com

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario