Puerto Rico 25 julio 2018

Cuestionan uso de helicópteros

El rechazo de un piloto de FURA a que un ayudante civil del gobernador Rosselló subiera a la nave, ha provocado un debate sobre quiénes pueden abordar la misma

Desde su asignación a formar parte de las Fuerzas Unidas de Rápida Acción (FURA), el helicóptero Bell 429 que adquirió la administración de Alejandro García Padilla en 2016 para ser utilizado como ambulancia aérea, se ha convertido en la nave “maldita”.

El helicóptero no se utiliza desde que los pilotos se negaron a que fuera abordado por un ayudante del gobernador Ricardo Rosselló por este ser civil, lo que le costó al comandante Luis Kuilan su salida de esa dependencia y al inspector Glenn González, un experimentado piloto, que se le concediera un traslado al Área de Carolina.

De acuerdo con fuentes de EL VOCERO, Kuilan, como director de FURA fue el primero en caer después que autorizó que la nave, pintada con los colores negros oficiales de la unidad tras su traspaso al Departamento de Seguridad Pública (DSP), viajara a los predios de La Fortaleza a buscar a Rosselló. El piloto autorizó al gobernador a entrar a la nave, ya que como opera con permiso de función pública puede ser usada por el comandante en jefe de la Policía. El gobernador se disponía a visitar un municipio en la zona montañosa.

Sin embargo, el piloto no permitió que por su condición de civil, uno de los ayudantes del gobernador subiera a la nave. De esta manera inició un debate, con los pilotos que insisten en que ningún civil, incluyendo a la primera dama Beatriz Rosselló, puede viajar en el helicóptero.

Buscan una solución

Fuentes policiales aseguran que gerenciales del DSP se han reunido con los representantes de la agencia federal que regula la aviación, quienes cambiarán el permiso para uso general, una vez se le retire a la nave un sistema de cables para equipo médico que no era original de la compañía Bell. Se estima que estas modificaciones cuesten cerca de $300,000, que tendrán que ser aprobados por la empresa Bell y por la agencia federal.

Para Rosselló, quien había viajado en otros helicópteros de FURA, se trataba de la primera y única vez, que abordaba el nuevo helicóptero que el Departamento de Salud le compró por $7.7 millones a la empresa Ecolif, cuyo propietario Ernesto Di Gregorio fue acusado en el foro federal recientemente de fraude en esa transacción.

Aunque la nave estaba supuesta a pasar a la flota de FURA, no le ha sido asignada un número de serie como tal, ni tiene comunicación con las frecuencias de radio policiales. La misma se encuentra estacionada en el aeropuerto Juan Morel Campos (Merceditas), en Ponce, donde una vez en semana un piloto realiza un corto vuelo llamado “patrón”, por recomendación básica de mantenimiento de la empresa Bell. De los nueve helicópteros de FURA, solo cuatro están en condición de ser operados. Tres de las naves son viejas, una de ella fabricada en 1973. Tres de los cuatro helicópteros adquiridos por la pasada administración a Ecolif por un monto de alrededor de $40 millones, están fuera de servicio.

Después del incidente en el que se le prohibió el abordaje a su ayudante, el gobernador no ha vuelto a utilizar las naves de FURA. Hace varios días la Oficina de la Contralora continuó solicitando documentos sobre las adquisiciones de los helicópteros a Ecolif, principalmente del que sería utilizado como ambulancia aérea.

Intensa vigilancia desde el aire

Los planes de trabajo para el fin de semana, que para muchos inicia hoy 25 de julio, fecha en que la mayoría de los municipios populares celebra el surgimiento del Estado Libre Asociado, incluyen dos helicópteros en San Juan y dos en Ponce. Se espera que todas las playas estén abarrotadas.

En Ponce quedaba poca gasolina para las naves, y lo mismo en San Juan donde FURA perdió sus instalaciones en el Aeropuerto de Isla Grande. Los helicópteros en funciones podrían tener un consumo de unos 100 galones por hora. Sin embargo, para reabastecerse de combustible tienen que volar a Aguadilla, a unos 40 minutos aproximadamente desde Ponce y unos 30 minutos desde San Juan.

El comisionado del Negociado de la Policía, Henry Escalera Rivera, no respondió las llamadas que le hizo EL VOCERO para reaccionar a este tranque surgido con el uso oficial de los helicópteros.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario