Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a americateve. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
3 de noviembre de 2022
Justicia

El agente que investigó el caso de Kevin Fret busca asesoramiento legal

Así lo confirmó Jaime Morales, director ejecutivo de la Corporación Organizada de Policías y Seguridad

3 de noviembre de 2022 - 12:31

Tito Omar Rivera Hernández, el agente que tuvo a cargo la investigación del asesinato del trapero Kevin Fret, buscó ayer asesoramiento legal, confirmó Jaime Morales, director ejecutivo de la Corporación Organizada de Policías y Seguridad (COPS).

El agente que ahora enfrenta una investigación administrativa, además tiene una cita hoy en el Cuartel General del Negociado de la Policía, donde le entregaran la carta removiéndolo de la Oficina de Fuerzas Conjuntas.

Rivera Hernández trabajaba como efectivo de esa oficina y estaba asignado al “task force” de la agencia de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF, por sus siglas en inglés). Ahora, será trasladado como agente uniformado a Operaciones de Campo.

En entrevista con EL VOCERO, Morales indicó que a Rivera Hernández no se le había notificado hasta ayer de investigación administrativa alguna.

El 22 de febrero de 2019, el cantante conocido como Ozuna, fue citado en calidad de testigo por el asesinato de Kevin Fret, ocurrido en la madrugada del jueves, 10 de enero del 2019 en Villa Palmeras.

EL VOCERO reseñó 23 de marzo del 2019, que días después de que Rivera Hernández subiera el "selfie" a las redes sociales, la entonces fiscal de Distrito de San Juan, licenciada Melissa Vázquez, quien supervisaba a la fiscal Betzaida Quiñones, suscribió sus preocupaciones en una carta enviada a los superiores del agente Rivera Hernández, al considerarse que el tomarse la fotografía fue un acto de imprudencia.

Para esa fecha, el teniente José Cruz Montañez, quien era director de la División de Homicidios, se entrevistó con el agente Rivera Hernández y redactó un informe que entregó a la comandante Mayra Ortiz, entonces directora del CIC de San Juan.

La querella fue referida a la comandante Margarita George, asignada para esa fecha, a la superintendencia auxiliar en Integridad Pública. Posteriormente, Rivera Hernández fue amonestado por escrito, lo que convertiría en cosa juzgada una nueva querella sobre el incidente del "selfie".

No se tomó ninguna acción alguna en el 2019, en torno a la presunta imprudencia del agente, más allá de la reprimenda, y siguió a cargo del caso, pese a que fuentes policiacas aseguran que la fiscal Quiñones pidió en varias ocasiones que lo removieran, aunque en sus recientes denuncias dice que trabajó muy bien con él.

Al estallar las denuncias de la fiscal Quiñones de presiones que presuntamente recibió en el 2019 de sus superiores, la jefa de fiscales, Olga Castellón, y la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, para supuestamente paralizara la pesquisa, coincidió por poco tiempo con eventos ocurridos el pasado agosto.

El agente Rivera Hernández fue emplazado hace dos meses para que entregara el expediente al agente Ángel Maysonet, de la Oficina de Crímenes Mayores. En el expediente faltaban documentos, como informes del Instituto de Ciencias Forenses (ICF), pertinentes al asesinato de Fret. Los mismos fueron procurados por Maysonet.

Faltan notas y faltaba el pendrive de las películas pornográficas en la que aparece Ozuna, por las cuales el artista había denunciado que era víctima de una extorsión por parte de Fret. Ozuna había retirado las denuncias contra Fret, que hizo en las fotos estatal y federal.

El coronel Roberto Rivera, responsable de la rama investigativa de la Policía, por instrucciones del comisionado Antonio López Figueroa, había trasladado a Rivera Hernández a la agencia ATF, cuando una supervisora de esa agencia federal que está casada con un teniente que fue superior al agente, así lo pidió. El traslado se canceló y Rivera Hernández regresará hoy a la Policía, donde se anticipaba, disfrutará de licencias mientras se conduce la investigación, que aparentemente no cubrirá el incidente del "selfie", pero sí las alegadas insuficiencias en la pesquisa.

En septiembre del 2019 trascendió en medio de las investigaciones que tanto Ozuna como Fret estaban siendo investigados por el Servicio de Rentas Internas federal, por sus siglas en inglés IRS, por no haber llenado la hoja de transacciones de depósitos en efectivo mayores de $10 mil, conocida como Currency Transaction Report (CTR).

Fret presuntamente le había comunicado a Ozuna en una llamada telefónica, que por la intervención del IRS, estaba teniendo problemas para retirar dinero de su cuenta bancaria en Florida.

Según los hallazgos de la pesquisa, Fret se quejó diciéndole a Ozuna que el dinero que le estaba depositando en sumas mayores de $10 mil en efectivo, requería que llenara el formulario para poder usar el dinero.

Supuestamente, a raíz de esa comunicación fue que Ozuna acudió al FBI y después al CIC de San Juan para querellarse de una presunta extorsión por parte de Fret, quien supuestamente lo amenazaba con hacer públicos unos vídeos pornográficos en los que el famoso rapero habría participado en Nueva York hace unos años.

La investigación del IRS en torno al no haberse llenado los CTR, fue una administrativa y no criminal.

Tanto Rivera Hernández como la fiscal Quiñones estaban supuestos a realizar una evaluación de las cuentas para conocer detalles de los depósitos de cuantiosas sumas que le permitían a Fret vivir en un lujoso apartamento en Miami y gastar dinero a manos llenas, aunque su carrera como intérprete de trap estaba en sus comienzos y no generaba lo suficiente para mantener su estilo de vida.

Los hallazgos de la investigación apuntan que el presunto gatillero que le arrebató la vida a Kevin Fret fue Christian Joshua Castro González, a quien apodaban Pu, quien ejecutado en la madrugada del 21 de julio del 2019 de múltiples balazos en la cabeza en el residencial Las Margaritas, en Santurce.

Pu, quien tenía 29 años, era buscado para ser entrevistado como persona de interés en el asesinato de Fret. Días antes, Pu estaba con individuo que fue asesinado frente al Hotel La Concha, en el Condado, que llevaba costosas prendas valoradas en cerca de $200 mil, entre ellas un reloj Patek Philippe encamado en brillantes con un valor estimado en $125 mil.

A Pu se le vincula con el narcotraficante Vladimir Natera Abreu, jefe del narco organización las FARC, quien está en una cárcel en Estados Unidos en custodia federal.

3 de noviembre de 2022 - 12:31

Deja tu comentario

¿Querés estar informada/o las 24hs?

Suscribite a nuestro Newsletter