Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a americateve. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
9 de noviembre de 2022
Policía

El NIE investiga supuesto incidente de violencia doméstica que involucra a un coronel de la Policía

Los hechos ocurrieron el pasado 21 de octubre en medio de una fiesta

9 de noviembre de 2022 - 12:25

Agentes del Negociado de Investigaciones Especiales (NIE), adscritos al Departamento de Seguridad Pública (DSP), iniciaron esta semana una investigación criminal ante aparentes irregularidades por parte de oficiales de la Uniformada en el manejo del caso del teniente coronel Roberto Salvá, comandante del área policíaca de Ponce, por un supuesto incidente de violencia doméstica.

Los hechos ocurrieron el viernes, 21 de octubre, en medio de una fiesta en Guayanilla, para despedir a un grupo de uniformados del estado de Nueva Jersey, quienes viajaron a Puerto Rico en apoyo policial tras paso del huracán Fiona.

Varios oficiales han sido entrevistados por los agentes que procuran determinar si hubo omisión en el cumplimiento del deber, al no seguirse los protocolos establecidos para los casos de violencia doméstica, que disponían el arresto de teniente coronel y su desarme, entre otras medidas.

El incidente de Salvá ocurrió en una semana en la que tres mujeres fueron asesinadas, en la que se comprobó el aumento en los feminicidios en lo transcurrido del año y en la que Policía no tuvo la información requerida por la Legislatura en cuanto a las acciones tomadas contra agentes querellados por violencia doméstica.

Los eventos supuestamente ocurrieron mientras algunas de las agentes de Nueva Jersey se pusieron a bailar al ritmo del reguetón y aparentemente Salvá estaba en la pista de baile de la fraternidad en el barrio Tuna, en la que se celebraba la fiesta de despedida, en la que había licor y cervezas en abundancia.

En medio del baile ocurrieron las supuestas diferencias entre Salvá y su esposa, quienes salieron al estacionamiento.

El coronel Carlos Cruz Burgos, superintendente auxiliar en Operaciones Especiales, que estaba en el área de los gazebos, fue informado de un supuesto incidente de violencia de género.

Cruz Burgos, según hizo constar en un informe redactado el sábado, 22 de octubre, vio a Salvá en el estacionamiento hablando con unas personas y a la esposa de este cuando arrancaba conduciendo una guagua Dodge Durango, propiedad de la Policía y asignada al teniente coronel.

Cruz Burgos indicó en su escrito que Salvá salió corriendo y cayó de bruces. La esposa de Salvá detuvo la guagua oficial y ayudó a su esposo a abordarla, saliendo aceleradamente del lugar.

Las gestiones de Cruz Burgos con otros oficiales, procuraban que Salvá fuera detenido y desarmado. Los agentes de Violencia Doméstica estaban supuestos a entrevistar a la esposa, quien ha negado que hubiese ocurrido incidente alguno, y presentar los hallazgos ante un fiscal, para que determinara si procedía o no una radicación de cargos.

A las 10:28 de la noche del 22 de octubre, un día después, se creó una querella con el número 2022-03-031-2468, con un título de otro servicio, en la que el teniente Juan Arce, quien labora en la División de Violencia Doméstica del Cuerpo de Investigaciones Criminales de Arecibo, hace constar una entrevista a la esposa de Salvá.

Según la querella “informa la Sra. González que estuvo compartiendo con su esposo – al que no se menciona por nombre – en el lugar antes indicado _Fraternidad Phi Chi Psi en Guayanilla - a eso de las 10:00 de la noche cuando se disponen a macharse de camino a su vehículo su esposo resbala y cae al suelo, resultando con laceraciones en el brazo izquierdo; ella lo ayuda a levantarse y se mancha la blusa con la sangre de su esposo y se marchan del lugar sin ningún tipo de incidente entre ellos”.

No surge de la querella que el teniente Arce hubiese entrevistado a testigos ni al coronel Cruz Burgos, quien ya para el 22 de octubre había redactado un informe sobre lo que observó. Otro informe fue redactado por un teniente. La investigación procura conocer los motivos de una comandante que estaba en la fiesta, y que no redactó informe alguno, cuando en su presencia supuestamente ocurrió el incidente.

Según la información bajo investigación, un teniente recibió la orden de tratar de detenerlos y no lo logró. Cruz Burgos habría hecho gestiones con otros altos oficiales para que llegaran hasta la casa de Salvá en el área de Arecibo, para detenerlo, como establecen los protocolos, y entrevistar a la esposa, para en última instancia consultar el caso con un fiscal. El procedimiento es el que se utiliza cuando un agente es sospechoso de una conducta que podría interpretarse como violencia de género.

Salvá fue enviado a agotar horas acumuladas y desarmado el pasado miércoles, 26 de octubre después que Alexis Torres, secretario del DSP, cuestionara al comisionado de la Policía, Antonio López Figueroa, sobre el incidente. Ese día, Torres lo instruyó a que enviara a Salvá de vacaciones mientras se conduce una investigación.

López Figueroa le confirmó a EL VOCERO que había ordenado una investigación a raíz de las denuncias.

FUENTE: elvocero.com

9 de noviembre de 2022 - 12:25

Deja tu comentario

¿Querés estar informada/o las 24hs?

Suscribite a nuestro Newsletter