Puerto Rico 11 julio 2018

FBI pone el ojo en Corrección

El secretario Erik Rolón sostiene que la Junta de Subastas evaluó las credenciales de la compañía Global Tel Link (GTL), envuelta en un escándalo en Mississippi

El Negociado Federal de Investigaciones (FBI), examina los procesos de adjudicación de subastas en el Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR), por presuntas irregularidades, informaron fuentes de EL VOCERO.

Este diario supo que empleados de la agencia están cooperando con la pesquisa y que se han entrevistado a varias personas sobre este asunto.

Según las fuentes, los agentes indagan, además, una legislación que dio lugar a una enmienda a la Ley 15-2011 que requiere al secretario del DCR establecer un sistema de acceso controlado, conocido como Managed Access, para impedir comunicaciones no autorizadas y darle paso a llamadas de celulares legítimas y de emergencia dentro de las instituciones, sus predios y perímetro; disponer plazos para tomar esos pasos y la presentación de un plan de trabajo y una propuesta presupuestaria para su implementación.

Hace unas semanas, el secretario del DCR, Erik Rolón, dijo que la agencia había iniciado el proceso de subasta para el sistema Managed Access y para el “Inmate Phone Services”. Este último permite que los confinados efectúen llamadas telefónicas legales. El DCR cobra el 1% del producto de las ventas. El DCR adjudicó la subasta a Global Tel Link (GTL), confirmó la portavoz de prensa de la agencia, Lourdes Portalatín.

Sin embargo, GTL se vio involucrada en un esquema de corrupción en el estado de Mississippi luego de que el consultor de esa compañía, Sam Waggoner, se declaró culpable por sobornar al Comisionado del Departamento de Corrección de ese estado.

El caso fue denominado “Operation Mississippi Hustle”, y se trató de una pesquisa iniciada por el FBI en 2014 en el distrito sur de ese estado que involucró a 10 personas y a 12 compañías.

Por su parte, Luis Cruz, presidente de la Junta de Subastas del DCR, señaló a EL VOCERO que “al momento no tenemos conocimiento (de la investigación). Estamos disponibles para aclarar cualquier información”.

Mientras, el portavoz de prensa del FBI, Carlos Osorio, dijo a EL VOCERO que no puede confirmar ni negar la existencia de una pesquisa sobre el asunto.

Soborno y sentencia

De acuerdo al portal, “Prision Legal News”, y a un comunicado de prensa de la fiscalía federal del distrito sur de Mississippi, Waggoner fue acusado por sobornar al comisionado Christopher Epps, quien fue sentenciado a unos 20 años de prisión.

Estos sobornos fueron pagados en dos ocasiones durante 2014 y fueron realizados, según la acusación, con dinero que provenía de los pagos que realizaba GTL al consultor. Waggoner fue sentenciado a cinco años de cárcel.

El secretario de Justicia del referido estado, Jim Hood, radicó una demanda contra GTL, Epps y Waggoner, entre otros, en la que solicitaba la devolución de sobre $800 millones de las compañías que estuvieron involucradas en el esquema de sobornos en la contratación pública con el Departamento de Corrección de ese estado.

De acuerdo a un reportaje del portal “Mississippi Today”, GTL acordó pagar $2.5 millones al Departamento de Justicia de ese estado como parte del litigio.

Habla Erik Rolón

El pasado 28 de junio, Rolón dijo a EL VOCERO que su agencia tuvo conocimiento del caso criminal de Waggoner y de la demanda contra GTL. Afirmó que la Junta de Subastas evaluó estos casos.

“La ley 438 prohíbe a una agencia, municipio o instrumentalidad del estado que contrate con una persona natural o jurídica que haya sido declarada o sentenciada a un delito. La información que tenemos es que la figura con la que se relacionaba esa compañía no era ni director, ni presidente, ni miembro de la junta de directores a GTL que es lo que hubiese dado base a una revisión automática”, afirmó Rolón.

“La información cuando la recibimos, se canalizó y se evaluó. Como secretario no formo parte de la Junta de Subastas. En el caso mío en particular, cuando me llega la noticia se refirió y se le solicitó a la compañía que explicara por escrito qué había pasado en cuanto a ello y esa información ha sido evaluada por la Junta de Subastas”, agregó.

El DCR suministró a este diario copia de una carta de GTL al DCR con fecha del 6 de abril en la que indica que la compañía no fue acusada por las autoridades federales de Mississippi, que cooperó con la pesquisa del FBI y que el consultor que resultó convicto, testificó en corte abierta que GTL no incurrió en conducta criminal.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario