Puerto Rico 29 marzo 2018

Hallan causa para juicio contra exrectores de UPR

El caso del programa Crece 21 llegaría a su fase final a finales del próximo mes

La jueza Yazdel Ramos Colón, del Tribunal de Primera Instancia de San Juan, determinó ayer causa para juicio contra tres exrectores de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y la excoordinadora del programa Crece 21 por un alegado esquema de malversación de fondos públicos.

Entre los señalados se encuentran el exrector del recinto de Arecibo, Juan Ramírez; el exrector de Cayey, Juan Varona Echeandía; la exrectora de Utuado y exdirectora de Crece 21, Yanaira Vázquez, y la excordinadora del proyecto Crece 21, Ada Liz López Vázquez.

Asimismo, la jueza determinó no causa para juicio en todos los cargos presentados contra Jonathan Ramírez Pérez, hijo del exrector Ramírez Silva.

A Varona Echeandía se le imputan tres cargos, uno de ellos por violaciones a la Ley de Ética Gubernamental y aprovechamiento ilícito. No le halló causa en el cargo por apropiación ilegal. La lectura de cargos contra el exrector de Cayey fue pautada para el próximo 11 de abril y se espera que el juicio inicie el 25 de abril.

Su representante legal, Eladio Malavé, expresó al salir del tribunal que confía “en que definitivamente para el juicio (los cargos) no van a prevalecer”. “La realidad es que no podemos especular cuál fue el proceso de pensamiento de la jueza. Yo creo que eso se lo debemos dejar a ella”, respondió a preguntas de EL VOCERO.

De otro lado, a Vázquez Cruz, exrectora del recinto utuadeño, la jueza dictaminó causa por dos violaciones a la Ley de Ética Gubernamental, tres cagos por faltas al código penal y ocho cargos adiciónales. La lectura y el juicio fueron señalados también para el próximo mes.

A Ramírez Silva le hallaron causa por faltas a la ley de ética y dos cargos por violaciones al código penal. Al exrector de la UPR de Arecibo se le señaló lectura de cargos para el 4 de abril y el juicio para el 25 de abril.

Mientras que la excordinadora de Crece 21, un programa que se estableció en el 2011 como un acuerdo colaborativo entre la UPR y el Departamento de Educación para ofrecer talleres a maestros del sistema público, enfrentará juicio por 17 cargos. La lectura de cargos fue pautada para el 16 de abril.

El esquema consistió en defraudar al programa mediante una serie de compras que realizaban los imputados para su uso personal, haciendo creer mediante falsificación de documentos y la ayuda de empleados de un hotel, que los gastos eran relacionados al ofrecimiento de los adiestramientos al magisterio. Entre los gastos se encontraban servicios de spa, comidas, barras, pago de habitaciones, compra de ropa de marca, zapatos, fiestas, productos de cabello y productos de piel, entre otros.

Justicia estimó que un total de $73,000 fue malversado como parte de los hechos ocurridos entre junio de 2011 y noviembre de 2012.

Reaccionan los estudiantes al caso

El representante estudiantil ante la Junta de Síndicos que denunció el esquema, Christopher Torres Lugo, dijo ayer a EL VOCERO que “el caso de corrupción en Crece 21 se suma al caso de corrupción por las becas presidenciales, que también se está dilucidando en los tribunales. Es decir, las pasadas administraciones universitarias de ambos partidos solo han usado a la UPR para su beneficio y el de sus allegados”.

Contó que las dos situaciones fueron denunciadas por la comunidad universitaria. “Es imperativo que se le brinden los mecanismos a la comunidad universitaria para que pueda destituir a los administradores que no tienen los mejores intereses de la UPR en sus prioridades”, sostuvo.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario